2022 · 06 · 17

15 años de bloqueo y 4 brutales ofensivas, los números del desastre en Gaza

“Lamentablemente aquí el futuro es muy incierto. Tratamos de darles seguridad a los niños, es lo que más necesitan, pero de eso no hay en Gaza”

Por Amjad Shabat - Gaza

Gaza está al borde del colapso. Durante la última ofensiva militar israelí fueron asesinadas más de 200 personas palestinas, 67 eran niños y niñas. Cientos de hogares resultaron dañados o destruidos. A la herencia de cuatro ofensivas brutales, se le suman los 15 años de bloqueo que se acaba de cumplir en enclave. Un bloqueo ejercido por Israel por tierra, mar y aire y que impide el intercambio de productos, servicios y la libertad para salir o entrar a Gaza, incluso para recibir tratamiento médico esencial. 

“Como persona estoy encarcelada, no disfruto del mínimo derecho humano de libertad. No podemos viajar, deseo viajar. Pueden ver lo difícil que es esto para un artista. Ya que viajar es esencial para el intercambio cultural y de experiencias”, comenta la artista refugiada de Palestina Abir Jibril. 

En la 1,4 millones de personas refugiadas de Palestina bajo una economía colapsada y un sistema sanitario muy debilitado. El 59% vive en la pobreza y más del 50% no tienen empleo. El paro juvenil está disparado y alcanza el 71%, una población que vive sin perspectivas de futuro. “Lamentablemente aquí el futuro es muy incierto. Tratamos de darles seguridad a los niños, es lo que más necesitan, pero de eso no hay en Gaza”, afirma Abir.  

El bloqueo también ha sacudido un sistema sanitario público que carece de los recursos, herramientas y capacidad necesarias para hacer frente al tratamiento de muchas enfermedades, como el cáncer. Los pacientes se ven obligados a ser tratados en Egipto o Cisjordania a través de un permiso israelí que, en muchas ocasiones, no es concedido. En el último mes, el 35% de las solicitudes de permiso para el tratamiento médico fuera de Gaza no fueron aprobadas a tiempo.  

En Gaza, la vida bajo bloqueo que se han llevado por delante a cientos de personas y menores. El trauma sacude a una población que sobrevive en constante incertidumbre preguntándose cuándo recibirán el siguiente ataque.  

Sueños truncados 

Haneen Abu Hamda y Mona Murad, hija y madre, llevaban tiempo viviendo en una casa con el resto de los miembros de su numerosa familia. El sueño de Haneen era conseguir un apartamento para su madre donde viviera de forma independiente tras el proceso de divorcio con su padre y su enfermedad, el cáncer: “Después de años de sufrimiento, quería hacer feliz a mi madre, especialmente porque ella había luchado contra el cáncer durante cinco años y así tendría su propio apartamento por primera vez”. El sueño duró 40 días. La ofensiva de mayo del año pasado se lo arrebató. 

Al cuarto día de bombardeos, los aviones de combate israelíes impactaron contra el apartamento de Haneen y su madre. Un misil israelí explotó en medio de la casa, dejándola en ruinas e inhabitable. “Cuando volvimos al día siguiente para comprobar las condiciones del apartamento, se me cayó el corazón al suelo del horror de lo que vi”, comenta Mona visiblemente entristecida. 

Haneen había trabajado muy duro para hacer habitable ese apartamento, pero las bombas llegaron y todo se esfumó: “El Ministerio de Reconstrucción prometió terminar el trabajo de reconstrucción lo antes posible, pero todavía estamos esperando”. La reconstrucción de casas y edificios demolidos lleva mucho tiempo porque el bloqueo de Israel niega la entrada regular de materiales de construcción en Gaza. El enclave espera fondos para terminar de reconstruir lo que se llevó la guerra. 

En la Agencia de Naciones Unidas para la Población Refugiada de Palestina, UNRWA, apoyamos con ayuda humanitaria a refugiados y refugiadas de Palestina en Gaza. Personas que ya viven en una situación vulnerable y que tienen que hacer frente a las consecuencias de la ocupación, de los conflictos y, en los 15 últimos años, del bloqueo. Con tu ayuda podremos seguir ayudándoles a vivir una vida digna y con futuro.

 

Fuente: www.eldiario.es