2022 · 05 · 17

Perversa lógica para justificar los robos: Israel expande aún más asentamientos como respuesta de la resistencia a la ocupación

Israel utiliza todo tipo de artimañas para justificar la ocupación militar y el robo de las propiedades y tierras palestinas. Es violencia y terrorismo resistir esta prolongada y criminal ocupación militar. Israel espera que los palestinos no reacciones frente a las atrocidades de lo contrario son castigados por este atrevimiento con más atrocidades, crímenes y desalojos.

El primer ministro israelí, Naftali Benet, apostó hoy por la expansión de las colonias judías en Cisjordania ocupada como solución a la actual ola de violencia con los palestinos, en su primera visita a un asentamiento como jefe de Gobierno.

Benet, ex líder colono, visitó hoy el asentamiento de Elkana, en la conmemoración de los 45 años de su fundación en el oeste de Cisjordania, territorio militarmente ocupado por Israel desde la guerra de los seis días en 1967.

“Frente a la violencia enemiga, la respuesta sionista siempre ha sido asentamientos, seguridad e inmigración judía”, afirmó Benet. quien celebró que la semana pasada se diera luz verde a la construcción de 4.000 nuevas viviendas en estas colonias judías.

Sin embargo, tanto los palestinos como la comunidad internacional ven la construcción de asentamientos como el principal obstáculo para la solución de paz de los dos Estados, aunque Israel ha construido unos 140 -inclusive en el Jerusalén este anexionado- donde viven más de 600.000 colonos judíos entre 3,2 millones de palestinos.

"Como primer ministro, no quiero que ningún grupo en el país viva con miedo", indicó Benet sobre la reciente ola de seis ataques desde finales de marzo en Israel, algunos de ellos en asentamientos, en los que han muerto 18 personas; mientras que más de treinta palestinos han muerto en "operativos de contraterrorismo" del Ejército israelí en Cisjordania.

Sin embargo, en el último año también se han intensificado los ataques de colonos contra la población palestina, registrando el año pasado más de 330 asaltos contra propiedades palestinas y unos 120 contra residentes que resultaron heridos, cifras que superan con creces las de 2020.

Según la policía israelí, la violencia colona se incrementó en un 50 % en 2021, aunque Benet ha infravalorado el impacto de estos ataques, a diferencia de otros socios de Gobierno.

Desde que Benet asumió la jefatura del nuevo Gobierno, hace casi un año, se han aprobado dos tandas de ampliación con nuevas viviendas, medidas muy criticadas por la Unión Europea y por la administración estadounidense de Joe Biden, quien previsiblemente viajará a Jerusalén el mes que viene para reunirse con israelíes y palestinos.

Benet se opone a la creación de un Estado palestino y apuesta por la expansión de más asentamientos en los territorios ocupados, posturas que no comparten muchos de los partidos incluidos en la actual coalición de Gobierno, que ha optado por dejar de lado temas delicados como las conversaciones de paz con los palestinos, estancadas desde hace una década, para evitar rupturas dentro de la misma.

Fuente: Swiss Info