2022 · 02 · 09

Carlo D'Ursi, un nominado al Goya contra los ‘Killer Robots’: ‘Hay vips españoles que se están uniendo a la causa, y espero que sean cada vez más’

El director compite en los premios Goya con su cortometraje Yalla, un alegato contra la guerra inspirado en el ataque por parte Israel que acabó con la vida de cuatro niños en una playa de Gaza.

Durante 10 minutos, apenas unos segundos de color y una sola palabra: Yalla. En árabe significa ‘vamos’, y la pronuncian varias veces los protagonistas del cortometraje homónimo con el que el cineasta italiano Carlo d'Ursi compite este sábado en los premios Goya, en la categoría de Mejor Cortometraje de Ficción. En él se relata una escena cotidiana –un grupo de niños jugando con una pelota–, interrumpida de forma trágica. La historia está inspirada en el ataque por parte Israel que acabó con la vida de cuatro menores en una playa de Gaza en 2014. Según las investigaciones, los jóvenes murieron por el impacto de dos misiles disparados desde un avión no tripulado armado. Carlo d'Ursi, asentado en España desde hace varios años, se hizo con el premio Forqué por el corto el año pasado. ¿Le veremos repetir hazaña en el escenario de los Goya? Hablaos con el director sobre su viaje hasta aquí.

¿Cuál es el principal mensaje que quiere transmitir con 'Yalla'?
YALLA es un alegato claro a favor de los derechos de la infancia y en contra de los Robot Killer, que matan según un algoritmo de inteligencia artificial.  

¿Por qué la elección de ‘Yalla’ como la palabra que vertebra toda la historia?
Porque ante una historia tan dramática, poner diálogos entre personaje podía resultar redundante. Además, esa autoimposición convirtió el rodaje en un reto artístico mucho mayor.  

¿Cómo fue el proceso de casting?
Fue muy complejo, porque necesitábamos personajes reales, pero al mismo tiempo buscaba actores. Gracias a las directoras de casting Paula Cámara y Sofia Siveroni conseguimos un dream team

¿Por qué el blanco y el negro? Desde el dron se ve el color, pero en la tierra desaparece. ¿Qué representa ese contraste? ¿Es más fácil distinguir el bien y el mal desde un lugar determinado?
El mundo de los niños que viven en situaciones de conflicto armado no tiene matices, hay vida o muerte, blanco o negro. Para los que vivimos en el mal llamado primer mundo, la vida tiene muchos colores.

¿Cuál es el significado de la mujer que baila? ¿Por qué su acompañante trata con agresividad al protagonista?
Justo antes de perder la vida, el protagonista vive de una manera muy embrionaria el paso de la infancia a la edad adulta. Cuando del yo se pasa al otro. He querido regalar a este personaje un momento de felicidad pura antes de ser ejecutado por un dron militar. El acompañante es el hermano, el padre, el hombre controlador que castra el intento de ella y el de descubrir y descubrirse. 

¿Ha contado con la participación de algún miembro de la comunidad palestina? ¿Le han brindado algún consejo o guía a la hora de abordar esta historia?
Para la documentación del cortometraje he contado con fuentes palestinas como israelí. En estos proyectos, es muy importante entender los matices, siendo rigurosos con los principios, pero sin ser absolutista. 

¿Cuáles son los retos de un cortometraje respecto a su difusión?
Un cortometraje tiene un circuito de difusión especial, pero no por eso tenemos que considerarlo un circuito menor. YALLA ha sido distribuido en cines en España en 2021, ha sido visto por millares de personas en festivales de los cinco continentes, está disponible en Filmin, Movistar, Televisión de Castilla-La Mancha, Flixolé… y lo que queda.

En los créditos se mencionan, pero, ¿podría hablarnos de los principales apoyos que ha recibido para la realización y promoción de 'Yalla'?
Yalla es una producción de mi productora Potenza Producciones, en coproducción con Vaca Films, y el apoyo de ICAA, Amnistía Internacional/Abycine, Comunidad de Madrid, Programa Media, Televisión de Castilla-La Mancha, Rc Service, Ad Hoc Estudio y No Problem Sonido.

¿Qué reacciones está obteniendo Yalla?
Estoy profundamente honrado por el debate que ha generado el cortometraje, y la acogida que ha tenido, que lo ha llevado a ganar el Forqué el año pasado y conseguir la nominación al Goya este año. 

¿Cómo ha afectado la pandemia a las campañas de sensibilización sobre este tipo de temas? ¿Cree que la sociedad está más receptiva?
No tengo una opinión al respeto. Lo que puedo decir es que la respuesta con YALLA ha sido muy destacable. 

¿Cuál es el estado actualmente de la petición Stop Killer Robots? ¿Tiene algún apoyo de figuras políticas en España?
Stop Killer Robots tiene el apoyo de más de un centenar de organizaciones en todo el mundo, entre ellas Amnistía Internacional y Human Righs Watch. Puedes consultar la lista completa aquí. En España hay vips que se están uniendo a la causa, y espero que sean cada vez más. 

 

 

¿Cuáles son sus próximos proyectos?
Empiezo a rodar en breve La revolución de las musas, un documental muy gamberro dirigido por tres directores sobre la importancia de las musas en la historia del arte, sus derechos y su profesión de trabajadoras sexuales, que tanto está ahora en el punto de mira.

Empezó a trabajar como actor a los 11 años. ¿Podría hablarnos de su infancia y de su familia? 
Era hijo único, de padres divorciados, así que quería hablar mucho porque me sentía algo solo. Mi madre pensó que la mejor manera de sacar todos esos pensamientos era apuntarme a teatro… y de allí vino todo. 

Vino a España para hacer cine. ¿Qué le atrajo de este país?
Error: vine a España por amor. Amor propio, porque España era y sigue siendo uno de los mejores países del mundo para vivir. 

Hizo prácticas con Almodóvar en El Deseo. ¿Cómo recuerda esa experiencia? ¿Podría compartir algún momento vivido con el cineasta?
Tengo un enorme respeto por la privacidad de Pedro Almodóvar, por lo que no puedo compartir nada de aquella experiencia que, vista con la perspectiva de los años, no deja de ser un inicio. Lo que sí puedo decir que es que todavía lo pienso y me emociono. 

Recientemente ha sido padre. ¿Le ha aportado ese hecho alguna nueva perspectiva respecto a la defensa de los derechos de los niños?
Voy a versionar una frase que he leído recientemente “Pido perdón a todos los padres que juzgué antes de serlo”. Ser padre no ha hecho más que reafirmar mi compromiso con la infancia.

 

Fuente: www.revistavanityfair.es