2021 · 11 · 13

Organización israelí Paz Ahora denuncia que los ataques de los colonos y terroristas israelíes son parte de una estrategia oficial para anexar y apoderarse de Cisjordania

Paz Ahora y B'Tselem concluyeron que la violencia y el terrorismo de los colonos no es algo "excepcional", sino que es parte de una actividad estratégica que Israel permite, en la que participa, financia, apoya y se beneficia.

El movimiento israelí "Paz ahora" pidió al ministro del ejército israelí de ocupación, Benny Gantz, que levantara la protección a los colonos y terroristas y que detuviera sus crímenes y violaciones contra los palestinos indefensos, sus tierras y hogares.

El informe de Paz Ahora se señala que "No es necesario operar un sofisticado sistema de recopilación de inteligencia para saber que el día sábado será testigo de la violencia de los grupos armados de los asentamientos".

Añadió: "El martes pasado, los colonos armados lanzaron nuevamente su ataque contra los palestinos al sur de las montañas de Hebrón, y está claro que esto es solo un avance para el próximo fin de semana, que se repetirá todos los sábados".

El movimiento explicó que estos ataques se están llevando a cabo con la protección del ejército de ocupación, como la masacre perpetrada por colonos en una aldea disuelta en Simchat Tora, y la violenta incursión en el parque infantil de Susya el pasado sábado.

Añadió: "Como se conoce hoy (sábado), habrá violencia por parte de los colonos que atacarán al segmento débil de los palestinos en aldeas y campos, mientras cultivan sus tierras o recogen aceitunas".

El informe indica que el ministro Gantz "ha anunciado que mantendrá una discusión privada sobre este asunto, pero los terroristas de los puestos de avanzada no están trabajando según el horario del ministro. En este momento la zona está desierta. No hay ejército ni policía para proteger a los ciudadanos palestinos indefensos en sus tierras y montañas ". Todo está preparado para permitir -incitar- los ataques.

Destacó que "la violencia de los colonos en los últimos meses ha batido récords y ha cruzado las líneas rojas. Ayer, varias organizaciones llamamos a Gantz, para recordarle que la responsabilidad de prevenir más víctimas el próximo sábado recae en él".

El movimiento Paz Ahora llamó a todos a detener esta violencia y enfatizó que es posible detener la violencia de los colonos. Más bien, debe detenerse.

A su vez, Paz Ahora se refirió a un informe elaborado por la organización israelí de derechos humanos B'Tselem, que muestra que la violencia de los colonos (y a veces la violencia de los israelíes en general) contra los palestinos durante mucho tiempo se ha convertido en una parte integral de la rutina de ocupación en Cisjordania, que incluye una amplia gama de prácticas.

Estas prácticas van desde bloquear carreteras y arrojar piedras a automóviles y hogares, hasta asaltar pueblos y tierras, quemar campos de olivos y cultivos y destruir y dañar propiedades, además de ataques físicos y, a veces, cócteles molotov, quemar familias y tiroteos.

B'Tselem afirmó que la violencia de los colonos puede ser detenida por una decisión de Gantz, y dijo, "Israel tiene el deber de proteger a los palestinos en Cisjordania de tal violencia, pero las fuerzas de seguridad y las agencias de aplicación de la ley no cumplen con su deber, incluso en los casos en que se pueda prever que tal violencia ocurrirá”.

Miles de testimonios, videos, informes y seguimiento a largo plazo realizado por B'Tselem y otras instituciones sobre este tema, indican que las fuerzas de ocupación "permiten habitualmente a los colonos atacar y dañar a los palestinos, e incluso acompañar a los colonos cuando llevan a cabo sus ataques, apoyarlos y brindarles protección, y en ocasiones incluso unirse a sus filas "como agresores".

B'Tselem aclaró que anualmente en esos días, hay repetidos ataques de colonos contra agricultores palestinos durante la temporada de cosecha de aceitunas, y el ejército impide que los agricultores lleguen a sus tierras adyacentes a los asentamientos, en lugar de brindarles protección y aplicación de la ley contra los agresores.

Hizo hincapié que Israel no investiga las agresiones de los colonos a pesar de contar con documentos, videos y material para hacer justicia e impedir el terrorismo de los colonos.

Cabe señalar que B'Tselem ayudó a las víctimas palestinas a acceder a las comisarías de la policía israelí, presentar denuncias y dar seguimiento a las investigaciones, incluida la presentación de objeciones al cierre de archivos que es la rutina israelí para cerrar los casos sin responsables. A pesar de estos esfuerzos, casi nunca se logra justicia.

Señaló que luego de perseverar en esta labor por más de 25 años, es inevitable concluir que la actuación de las autoridades de ocupación no prevé la aplicación de la ley y hacer justicia, salvo en algunos muy pocos casos excepcionales. Estas autoridades no están interesadas en investigar los ataques de los colonos contra los palestinos.

Reiteró que los asentamientos son ilegales y contrarios al derecho internacional, y que el fenómeno de los puestos de avanzada se estableció en violación de la ley israelí, pero con apoyo, protección y financiación del gobierno.

Señaló que, desde la década de los noventa del siglo pasado, se han establecido alrededor de 128 puestos de avanzada en muchos lugares de Cisjordania, y que estos puestos de avanzada amplían el área de control de los asentamientos y multiplican muchas veces las áreas de las tierras palestinas usurpadas y saqueadas.

Paz Ahora y B'Tselem concluyeron que la violencia de los colonos no es "excepciones", sino que son parte de una actividad estratégica que Israel permite, en la que participa y se beneficia.

Explicaron que el resultado a largo plazo de estas acciones es el robo de más y más tierras a los palestinos en Cisjordania, lo que facilita que Israel controle Cisjordania y sus recursos.

Fuentes: Organizaciones israelíes Paz Ahora y B´Tselem
Traducción y edición: PalestinaLibre.org