2021 · 08 · 27

Israel utiliza los mismos modelos de exterminio de Adolph Eichmann bajo el falso pretexto de la 'Justicia Histórica'

En apenas 24 horas las tropas israelíes han realizado acciones contra el pueblo palestino que van desde arrasar las tierras de los agricultores hasta derribar casas o atacar contra manifestantes pacíficos con gases asfixiantes

Por José Antonio Gómez

Adolph Eichmann fue uno de los principales responsables del Holocausto nazi contra el pueblo judío. Al parecer, el Estado de Israel aprendió mucho de un ser absolutamente deleznable. Hay defensores de Israel que defienden la actitud contra el pueblo palestino en base a lo que denominan como «Justicia Histórica» que no es otra cosa que justificar las atrocidades contra los verdaderos dueños de Palestina a los que se pretende exterminar del mismo modo en que Eichmann, Göring, Bormann, Mengele, Hans Frank o Kaltenbrunner sometieron a los judíos europeos durante el Holocausto.

Todos los que mostramos la verdadera cara del Estado de Israel somos acusados de antisemitas o antisionistas. La excusa fácil de quien no tiene argumentos más allá del insulto, de la injuria o de ponderar ese invento de la «Justicia Histórica» para defender lo indefendible: que Israel es culpable de crímenes contra la humanidad porque está aplicando contra el pueblo palestino las mismas estrategias que los nazis en el Holocausto. 

En las últimas 24 horas Israel ha dado muestra de esta política de exterminio que puede aplicar porque la Comunidad Internacional se ha creído la añagaza de la «Justicia Histórica».

El día 25 de agosto de 2021 comenzó con el anuncio de la muerte de un palestino, Osama Khaled D’aig, quien fue acribillado el pasado sábado por el ejército israelí mientras participaba en las protestas contra la ocupación de Israel de Gaza.

También se supo que durante la madrugada del martes al miércoles, las fuerzas israelíes realizaron rafias que terminaron con la detención de varios palestinos en distintas localidades de Cisjordania.

En concreto, el ejército israelí asaltó las casas de dos exprisioneros en   la ciudad de Beit Fajjar, al sur de la ciudad de Belén, en el sur de Cisjordania, dos en el área de Ebayyat, uno en Husan.  

También detuvieron a un adolescente al que los soldados israelíes hirieron a tiros después de irrumpir en la casa de su familia en el campo de refugiados de al – Arroub.

En Jerusalén Este, una redada militar en el barrio de Abu Dis, terminó con la detención de otras dos personas.

En el centro de Cisjordania, las fuerzas israelíes irrumpieron en el barrio de al- Masyoun en Ramallah por segundo día consecutivo, donde irrumpieron en la casa de un prisionero y la derribaron.

En el norte de Cisjordania, soldados israelíes tendieron una emboscada cerca de Jabal Sbeih cerca de la ciudad de Beita, al sur de Nablus, lo que provocó la detención de un manifestante.

Las fuerzas israelíes asaltan con frecuencia casas palestinas casi a diario en Cisjordania con el pretexto de buscar palestinos, lo que desencadena enfrentamientos con los residentes.

Estas redadas, que tienen lugar también en zonas bajo el control total de la Autoridad Palestina, se llevan a cabo sin necesidad de una orden de registro, cuando y donde el ejército elija de acuerdo con sus amplios poderes arbitrarios.

Según la ley militar israelí, los comandantes del ejército tienen plena autoridad ejecutiva, legislativa y judicial sobre más de 3 millones de palestinos que viven en Cisjordania. Los palestinos no tienen voz en cómo se ejerce esta autoridad. ¿Qué diferencia hay, por tanto, entre un comandante de Israel y un Hauptsturmführer alemán? Ninguna. Y, sí, sigan llamándome antisemita o antisionista.

Por otro lado, bulldozers israelíes demolieron sin autorización y sin causa alguna una casa en Jerusalén Este, en concreto, en el barrio de Silwan. la policía israelí y los equipos municipales irrumpieron en el área de Ash-Shayyah, ubicada cerca de la sección del muro del apartheid de Israel, la acordonaron antes de que una excavadora derribara la casa, reduciéndola a escombros. La demolición de la casa de 90 metros cuadrados, que pertenecía a la familia Zaghal, se llevó a cabo con el pretexto de construcción sin licencia, un argumento que Israel utiliza para restringir la expansión palestina en Jerusalén Este.

Al mismo tiempo, las autoridades municipales de la capital del Estado de Palestina y el gobierno construyen decenas de miles de unidades de vivienda en asentamientos ilegales en Jerusalén Este sólo para judíos con el objetivo de compensar el equilibrio demográfico a favor de los colonos.

Aunque los palestinos en Jerusalén Este, una parte del Territorio Palestino reconocido internacionalmente que ha estado sujeto a la ocupación militar israelí desde 1967, se les niegan sus derechos de ciudadanía y, en cambio, se los clasifica solo como «residentes» cuyos permisos pueden ser revocados si se alejan de la ciudad durante más de unos años.

Los palestinos también son discriminados en todos los aspectos de la vida, incluidos la vivienda, el empleo y los servicios, y no pueden acceder a los servicios en Cisjordania debido a la construcción del muro del apartheid de Israel. Esta situación retrotrae a lo ocurrido en Varsovia y en Cracovia tras la ocupación nazi de Polonia.

Por otro lado, según un informe del grupo israelí de derechos humanos B’Tselem, el Tribunal Supremo de Israel podría ser responsable de crímenes de guerra por sus políticas que llevaron al despojo de palestinos de sus propiedades en el Área C de Cisjordania.

El informe demuestra que el apoyo del tribunal a la política de planificación israelí equivale a apoyar el despojo y el traslado forzoso de palestinos, un crimen de guerra según el derecho internacional.

____________________________________________________________________________________________

Sobre el Autor: José Antonio GómezEscritor y analista político. Autor de los ensayos políticos "Gobernar es repartir dolor", "Regeneración", "El líder que marchitó a la Rosa" y de las novelas "Josaphat" y "El futuro nos espera".

 

 

Fuente: https://diario16.com