2021 · 07 · 17

Bloqueo israelí impide reparar tuberías de agua en Gaza, intencionalmente destruidas por bombardeos

Israel, intencionalmente ataca hospitales, escuelas, edificios residenciales y la infraestructura vital de Gaza. Ha destruido carreteras, instalaciones eléctricas, plantas de purificación y redes de agua, redes de aguas negras, etc. ¡Para reparar estos daños, solo Israel puede autorizar los trabajos y permitir el ingreso de insumos y equipos!

Las restricciones israelíes impiden reparar el sistema de tuberías para transportar agua en la franja de Gaza, dañado por los ataques de las fuerzas armadas de Tel Aviv en mayo último, reveló hoy el diario Haaretz.

Según el periódico israelí, las aguas residuales se acumulan en charcos cerca de las zonas residenciales y penetran en las cañerías que transportan líquido potable.

El matutino recuerda que el ministro de Defensa Benny Gantz prohibió el ingreso de materias primas y materiales de construcción a ese enclave, donde viven poco más de dos millones de palestinos.

La mayor parte de los daños a la infraestructura de agua y alcantarillado causados por la guerra de mayo no ha sido reparado, subraya.

En la actualidad, agrega, es imposible realizar actividades de mantenimiento regulares y cruciales en la zona.

Las instalaciones de desalación y depuración de agua operan solo de forma parcial después de varios años de grandes esfuerzos para mejorar la infraestructura, denuncia.

Hace una semana, la cancillería palestina acusó a Israel de reforzar su bloqueo a la franja de Gaza y de entorpecer el proceso de reconstrucción del enclave.

Esa política punitiva, que dura 14 años, provoca una disminución sustancial de los servicios básicos en esa área, donde gran parte de la población vive en la pobreza, subrayó.

En similar sentido se pronunció horas antes Unicef al reclamar a Israel permitir la entrega inmediata sin obstáculos de asistencia humanitaria.

'Gaza tiene un millón de niños (…) muchos necesitan salud, agua y educación urgentes', advirtió en su página de Twitter el departamento para palestina del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

También la coordinadora humanitaria de la ONU para los territorios palestinos ocupados, Lynn Hastings, exigió días atrás el cese del bloqueo.

La ONU estima que unas 250 mil personas carecen allí de acceso regular al agua corriente y que otras 185 mil dependen de fuentes inseguras o pagan precios más altos por el líquido embotellado.

El Banco Mundial cifró en 570 millones de dólares el valor de las pérdidas en la franja de Gaza como consecuencia de la agresión israelí en mayo último, que causó más de 250 muertos.

Fuente: Prensa Latina