2021 · 06 · 18

Jerusalén ocupada: 9 palestinos heridos en choques con policía en la Explanada de las Mezquitas

Los palestinos de Jerusalén ocupada tenían la intención de marchar hacia la Puerta de Damasco -que da entrada principal de la Ciudad Vieja de Jerusalén- para protestar por la celebración el pasado martes del "Desfile de las Banderas", una marcha ultranacionalista israelí que pasó por calles del Jerusalén Este ocupado. No obstante, los colonos, ajenos a la ciudad pudieron marchar y los palestinos habitantes históricos de Jerusalén fueron impedidos.

Nueve palestinos resultaron heridos en Jerusalén tras enfrentamientos con la policía israelí en la Explanada de las Mezquitas, donde se encuentra la mezquita Al Aqsa -tercer lugar más sagrado del islam- al finalizar la oración del viernes.

Tres heridos tuvieron que ser trasladados al hospital, mientras que los otros seis fueron atendidos sobre el terreno por personal de la Media Luna Roja palestina por el impacto de golpes y bolas de goma, informó esta organización.

Tras el rezo del viernes en Al Aqsa, se había anunciado en redes sociales la intención de los fieles de marchar hacia la Puerta de Damasco -que da entrada al barrio musulmán de la Ciudad Vieja de Jerusalén- para protestar por la celebración el pasado martes del "Desfile de las Banderas", una marcha ultranacionalista israelí que pasó por calles del Jerusalén Este ocupado.

Los choques se produjeron al irrumpir la policía en la Explanada de las Mezquitas, cuando varios manifestantes les lanzaron piedras, por lo que 14 personas han sido detenidas.

La mezquita de Al Aqsa no solo es el tercer lugar más sagrado del islam, sino un símbolo político palestino, musulmán y cristiano, y para los judíos es el Monte del Templo, igualmente sagrado para ellos.

Las protestas y cargas policiales en el entorno de Al Aqsa han sido muy frecuentes en las últimas semanas, en las que la tensión entre palestinos e israelíes ha ido en aumento, hasta el punto que derivó el mes pasado en una escalda bélica en la Franja de Gaza de once días, la peor en 2014, que se cobró la vida de 255 personas en el enclave y 13 en Israel.

Aunque una frágil tregua mediada por Egipto puso fin a la conflagración, la celebración de la marcha ultranacionalista el pasado martes encendió los ánimos, ya que con ese desfile los israelíes celebran lo que consideran la reunificación de la urbe en 1967, que para los palestinos supuso el inicio de la ocupación.

Activistas palestinos y simpatizantes del movimiento islamista Hamás comenzaron ese día el lanzamiento de globos incendiarios hacia la frontera con Israel, provocando varios incendios menores, a lo que el Ejército israelí ha respondido con bombardeos a instalaciones militares de ese grupo, considerado terrorista por Israel.

Fuente: Swiss Info