2021 · 06 · 11

Sangrienta represión militar israelí deja a un niño palestino muerto y 12 heridos en Beita en Cisjordania ocupada.

Nuevamente, los militares israelíes utilizan balas reales de guerra para dispersar a los manifestantes palestinos que protestan por las confiscaciones y apropiaciones de sus tierras por parte de la ocupación israelí para la construcciones de asentamientos ilegales en territorios ocupados.

Muhammad Hamayel de 16 años, asesinado por militares israelíes. Foto agencia Maan

Esta noche, el niño Muhammad Hamayel de 16 años fue asesinado por militares israelíes durante los enfrentamientos de los pobladores de la zona de Yabal Sabih en Beita, al sur de Nablus con las tropas de ocupación.

El niño fue alcanzado por una bala de guerra en el pecho donde fue trasladado de inmediato al hospital de Rafidia para recibir tratamiento, donde falleció a los pocos minutos de su llegada al recinto.

Otros 12 palestinos resultaron heridos con balas reales, 3 de ellos en estado crítico, durante la sangrienta represión militar israelí hacia los manifestantes de la localidad de Beita que hace meses se encuentran alarmados por los inminentes desalojos de los agricultores de sus tierras y las confiscaciones que Israel llevará a cabo para la construcción de nuevos asentamientos en el cerro de Yabal Sabih en Beita.

Fuente: Corresponsal de PalestinaLibre.org en Jerusalén ocupada