2021 · 05 · 16

Ex oficiales del Shin Bet y del ejército de ocupación y analistas: hemos destruida Gaza y masacrado a su gente, pero 'hemos sido derrotados'

Declaraciones de ex funcionarios de las fuerzas militares y de los servicios de seguridad de la ocupación sobre un importante fracaso de la campaña militar en la Franja de Gaza. "Nuevamente hemos destruido Gaza y masacrado a su gente, pero no la hemos derrotado".

Gonen Ben Yitzhak, un ex oficial de la inteligencia israelí "Shin Bet", admitió amargamente en una entrevista con Hebrew Channel 13 que el estado de ocupación había fracasado en el enfrentamiento actual con la resistencia palestina, y dijo: "Hagamos lo que hagamos, esta vez no habrá victoria, hemos sido derrotados”.

En el mismo contexto, el comandante del sector oriental en el sur del Líbano durante el período de ocupación, Kobi Marom, afirmó que el ejército de ocupación "no tiene la capacidad de derrotar a Hamas, y no puede hacerlo desde el aire".

Netanyahu comete masacres para potenciar su imagen

El exministro de guerra del gobierno de ocupación, Avigdor Lieberman, consideró que el objetivo estratégico del ataque a Gaza era "mejorar la imagen de Netanyahu frente al público".

Lieberman confirmó las opiniones de analistas y ex oficiales de que "la resistencia saldrá victoriosa" y aclaró: "Netanyahu está manipulando al ejército manipulando el tema seguridad, todo este proceso es absolutamente innecesario y Hamas saldrá victorioso".

El canal hebreo 13 reveló ayer que los ministros de seguridad del gabinete quieren poner fin a la guerra, y consideraron que el "banco de blancos se acabó".

La prensa israelí también habla de “derrota”

En otro contexto informativo, el analista político del periódico israelí Yediot Aharonot "Shimon Scheffer", escribió:

Para aquellos que buscan una "imagen de victoria" que permita a nuestros legisladores poner fin a la actual ronda de luchas contra el gobierno de Hamas en Gaza, podemos ofrecerles la propuesta que el senador estadounidense George Aiken le hizo al presidente Lyndon Johnson en el apogeo de la guerra de Vietnam, en una de las terribles etapas de la guerra: "Anunciaremos que hemos triunfado y nos retiramos", dijo, con un profundo conocimiento y consciencia, que no había oportunidad de subyugar al Viet Cong. En otras palabras: hay guerras que no tienen una "imagen de victoria".

En nuestro caso, señaló el analista, también, se debe decir la verdad: incluso después de que la Fuerza Aérea destruyó toda Gaza, pero fallamos para derrocar al régimen de Hamas. Incluso después de que se anuncie el alto el fuego, los cohetes continuarán disparando hasta por una hora. Como en el pasado, es posible que ganemos algunos momentos de tranquilidad hasta la próxima ronda de combates.

Esta guerra ha unido y reforzado la identidad palestina, la narrativa de que todos somos palestinos. Ayer, los palestinos masivamente revivieron La Nakba, la del año 1948. Se logró incendiar ciudades mixtas y empujar a los partidos extremistas del lado judío a "reiniciar la guerra" contra los árabes. El resultado de esta fricción fue la quema de templos y los intentos de matar árabes y judíos. No importa si nos preguntamos si son simétricos o no, el resultado será una profundización de la desconfianza y el odio entre las dos sociedades. En resumen: Israel está en llamas.

Mahmoud Darwish, el poeta nacional palestino, escribió su poema "Documento de Identidad” que expresa sus sentimientos como refugiado:

Escribe

en el comienzo de la primera página

que no aborrezco a nadie,

ni a nadie robo nada.

Mas, que si tengo hambre,

devoraré la carne de quien a mí me robe.

¡Cuidado, pues!…

¡Cuidado con mi hambre,

Finalizó su análisis Shimon Scheffer en el periódico israelí Yediot Aharonot.

Fuente: Medios israelíes, edición: PalestinaLibre.org / oficina Santiago de Chile