2021 · 04 · 22

Israel preocupado por los soldados traumatizados, pero no por las víctimas. ¿Alguna vez has oído hablar de un palestino traumatizado?

Israel siembra el terror en las tierras ocupadas de forma rutinaria. Cada mañana, nuevos palestinos se despiertan y están aterrorizados, entre ellos niños. Soldados israelíes y sus perros asaltan sus casas por la noche y siembran destrucción, miedo y terror… Israel niega la responsabilidad de los palestinos que ha convertido en personas discapacitadas

Por Gideon Levy – Haaretz

“El caso de Itzik Saidian, es exsoldado israelí, -que intentó inmolarse- y quedó traumatizado por la batalla en Gaza – donde 2500 palestinos fueron asesinados entre ellos más de 500 niños- y se quemó a sí mismo, es difícil e impactante en todos los aspectos. Pero la tormenta que se desató a raíz de su trabajo fue una mezcla comprensible y justa conmoción con un grado de exageración flagrante, hipocresía, adulación y doble rasero. Esta tormenta pintó varias características básicas de la sociedad en Israel: victimización, complacencia, pequeña protesta demasiado tardía, y ceguera moral para no ver el sufrimiento del otro. Saidian fue una víctima del terrible encierro mental. La protesta que estalló a raíz de su acto no fue menos ambigua. Israel protesta por la equivocación en el momento equivocado.

La protesta contra el abandono de los discapacitados en el ejército israelí debería escucharse antes de la próxima guerra, no después, pero no será así. La próxima vez que Israel vaya a otro ataque brutal contra la impotente Gaza, o encienda una guerra contra Irán o bombardee el Líbano, entonces, precisamente, la protesta de los traumatizados por la batalla debe levantarse ... los discapacitados y sus familias, que conocen la verdad del terrible precio que se pagará. Pero cuando el ejército vaya a la guerra, Israel no hará más que aplaudir como un solo hombre. Entonces nadie habla de los traumatizados que regresarán de la batalla.

"Todos somos Itzik Saidian", gritaba el sínico titular de "Yedioth Ahronoth". "Todos seremos Itzik Saidian", es lo que debería ser este titular principal frente a las provocaciones irrazonables de Israel contra Irán, el continuo bloqueo criminal de Gaza y la ocupación permanente de Cisjordania. Estas cosas pueden conducir a la próxima guerra.

El término "discapacitados en el ejército israelí" debería ser desacreditado. La gran mayoría no se vio afectada por las actividades operativas, varios de ellos intentaron engañar al sistema y algunos no fueron tratados como se merecían. Son pocos los países en los que tratan a los discapacitados con tanta sinceridad, distinguiendo entre un soldado que resultó herido en un accidente de tránsito y un ciudadano que resultó herido en el mismo accidente. Los traumatizados en la batalla y los discapacitados en la guerra merecen todo el cuidado y la atención. Fueron a la guerra que no iniciaron y pagaron un precio personal terrible. Pero todos ellos son las únicas víctimas de la guerra, esas guerras libradas por Israel, todas las cuales son guerras innecesarias.

¿Alguna vez has oído hablar de un palestino traumatizado en las batallas? ¿Para aquellos que sufrieron estrés postraumático en Jenin? ¿Sobre las personas que estaban aterrorizadas en Gaza? ¿Es posible que las víctimas de los enfrentamientos violentos entre nosotros y ellos sean tan débiles que nunca hemos oído hablar del trastorno de estrés postraumático -Posttraumatic stress disorder PTSD-, ni han sido víctimas de él? ¿Tienen los palestinos un departamento de recuperación en su Ministerio de Defensa? ¿Hay alguien que se preocupe por ellos?

Israel siembra el terror en las tierras ocupadas de forma rutinaria. Cada mañana, nuevos palestinos se despiertan y están aterrorizados y traumatizados, entre ellos niños. Soldados israelíes y sus perros asaltan sus casas por las noches y siembran destrucción, miedo y terror. Obreros que intentan encontrar trabajo en Israel son cazados como animales. Jóvenes que intentan cruzar el Muro y el ejército les dispara. O los viajeros que llegan a los puestos militares de control y les disparan sin motivo alguno. Todos tienen trastorno de estrés postraumático. Lo más probable es que ellos también queden discapacitados y paralizados de por vida por el actuar represivo del ejército israelí. ¿Israel tiene alguna responsabilidad por sus destinos?

Pero a nadie en Israel le importa protestar por este asunto. Todos somos Itzik Saidian, porque esto es emocionante y desgarrador. Pero tal vez, si por un momento, se pudiera decir: “Todos somos Asaad Sharaha, el trabajador palestino de 18 años que ahora yace traumatizado en su casa sin poder levantarse, después de los militares israelíes le dispararon, lo atacaron con sus perros y lo dejaron tirado y herido en el piso del puesto militar durante todo un día, hasta que lo arrojaron al puesto de control militar -Checkpoint- por la noche, ¡y todo esto sucedió en día del recuerdo del holocausto!

Primero, los pobres de nuestra ciudad, también los discapacitados y los traumatizados. Pero cuando hay un bloqueo del corazón a un grado tan aterrador hacia las víctimas de Israel, se vuelve difícil sorprenderse por la poca atención para un soldado que resultó herido en un accidente de tránsito o incluso por el trauma de una batalla para aquellos que fueron a Gaza para matar a inocentes.

 

Traducción y edición de PalestinaLibre.org