2021 · 02 · 17

Operativos de Israel contra palestinos 'califican como crímenes de guerra'

Las denuncias por crímenes de lesa humanidad realizadas por Palestina en contra de Israel podrán ser juzgadas por la Corte Penal Internacional (CPI), que aceptó la jurisdicción sobre todos los territorios palestinos. Más de 300 militares podrían verse involucrados en la pesquisa y recibir pedidos de captura internacional.

Parecería que hay una intención clara de los mandos medios y altos de Israel de aumentar exponencialmente el daño a la población civil palestina. Y eso califica perfectamente como un crimen de guerra", sentenció el docente de Derecho Internacional Público en la Facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica.

"En 2010 se conoció un cable de WikiLeaks que decía que, en una reunión entre diplomáticos israelíes y norteamericanos, el propio jefe del Departamento de Derecho Internacional del Ejército de Israel hizo ver que para ellos la principal amenaza es la CPI", ilustró.

 

 

El 5 de febrero la Sala de lo Preliminar de la Corte Penal Internacional (CPI) decidió que el organismo tiene plena jurisdicción para juzgar los presuntos crímenes de guerra de Israel.

Comenzará el trabajo de investigación, que podría derivar en la confección de una nómina con los funcionarios militares vinculados a diferentes episodios ocurridos desde 2014 a la fecha, incluyendo las ocupaciones.

Ese año Israel comenzó una ofensiva militar para frenar el lanzamiento de misiles palestinos desde la Franja de Gaza. El saldo fue de más de 2.500 palestinos asesinados, entre ellos al menos 550 niños, algunos de los cuales murieron por bombardeos mientras estaban en sus escuelas.

Del lado israelí murieron tres civiles y 67 uniformados, lo cual habla de la "desproporcionalidad" de las acciones contra una población mayoritariamente civil y desarmada, tal como lo señaló a Sputnik el experto Nicolás Boeglin.

 

Ha lugar

"La sala de la CPI, que era la encargada de verificar si tenía competencia y si se extendía a todos los territorios palestinos, decidió y confirmó en todos sus extremos la petición hecha por la fiscal Fatou Bensouda en diciembre de 2019, por lo cual ahí no hay marcha atrás", aseguró.

"No hay cómo evitar lo que Israel y EEUU están intentando por todas las vías", indicó en referencia a las presiones diplomáticas que realizan ambos países contra la CPI, de la cual no son parte por no haber firmado el Estado de Roma, constitutivo de dicho organismo. En cambio sí lo hizo Palestina, que en 2015 fue aceptada por la CPI, luego que en 2012 lo hiciera la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

"La Corte está perfectamente habilitada para conocer de todos los crímenes que se han dado en todos los territorios palestinos desde 2014, lo cual incorpora todas las operaciones militares israelíes en la ofensiva de Gaza'', enfatizó Boeglin.

El experto consideró que las acciones israelíes y estadounidenses para desprestigiar el trabajo de la CPI no darán resultado, y que el cambio en la Fiscalía —que a mediados de año quedará a cargo del abogado británico Karim Khan— tampoco debería significar una marcha atrás, como algunos medios especulan.

 

A la defensiva

Boeglin señaló que, si bien Israel no forma parte de la Corte, su existencia es vista como uno de sus mayores problemas de política exterior.

En la misma línea, pero 10 años después y ya con la denuncia palestina presentada en la Corte, los medios filtraron una nueva señal de preocupación sobre este tema. Los diarios locales —precisó el académico costarricense— difundieron que el Ejército analizaba cuáles militares podrían verse comprometidos por las investigaciones.

La información indicaba que los altos mandos elaboraban "una lista secreta de oficiales involucrados en actos que califican en crímenes de guerra o de lesa humanidad". (...) No es que Israel pensara colaborar, sino que era para informar a esos oficiales, que son más de 300, cuáles son los países a los que sí pueden ir a veranear y a cuáles mejor no".

Esto último —explicó el entrevistado— en el supuesto de que la justicia de esos países "los arreste bajo orden de la CPI". "Posiblemente tenemos que pensar que el Estado de Israel verá de qué manera dificulta la identidad de las personas en los documentos que portan cuando viajan al exterior".

Boeglin recordó que el primer intento de Palestina para que la CPI aceptara su denuncia fue en 2009, y que recién 12 años después fue confirmada. De ahora en más también se abre un proceso que puede "terminar llevando varios años mientras la Fiscalía hace el trabajo de recopilación de información. Pero creo que el simple hecho de que la CPI emita órdenes de arresto contra ciertos militares ya es una gran señal".

 

Fuente: Agencia Sputnik