2021 · 01 · 13

Israel rechaza vacunar contra la covid a Palestina pese a que es 'su obligación'

¡El Apartheid se extiende a la salud y a la vida, en un solo territorio, los colonos reciben vacunas y los palestinos no!. La directora de la UNRWA, Raquel Martí, alerta en el Parlamento Foral de la situación "Límite" de los Refugiados.

La directora ejecutiva de la Agencia de Naciones Unidas para las Refugiadas y los Refugiados de Palestina (UNRWA), Raquel Martí Lezana, expuso este miércoles en el Parlamento de Navarra la situación "límite" que sufre la población palestina y que se ha visto tremendamente agravada por la crisis sanitaria.

Raquel Martí tampoco pasó por alto la complicadísima situación que vive la propia agencia desde que EEUU retirara los 385 millones de dólares que aportaba a la UNRWA y con la que financiaba un tercio de su presupuesto.

En una sesión de trabajo celebrada en la Cámara foral a instancia de todos los grupos parlamentarios, Martí alertó de que mientras la pandemia crece a pasos agigantados por los territorios ocupados, "no hay previsión de vacunas para Palestina, pese a que Israel es el país que más vacunas ha suministrado a su población". Añadió que el Estado hebreo ha rechazado los llamamientos para hacerlo, pese a que es "su obligación".

"Israel es un territorio ocupante y Palestina es un territorio ocupado. Por tanto, las convenciones de Ginebra dicen que Israel es el responsable del bienestar de la sociedad palestina y tiene la obligación de vacunar a su población", manifestó Martí, quien dijo no tener "ninguna noticia de que se esté vacunando a población palestina", pese a que el portavoz de Navarra Suma en esta comisión, Iñaki Iriarte, aseguró que "en Jerusalén Este se les está vacunando".

Martí relató que en los territorios ocupados de Gaza y Cisjordania se han contabilizado desde agosto unos 168.000 casos de covid y 1.800 personas fallecidas. Con las UCIS al 67% de ocupación, la situación se ha complicado todavía más porque el 41% de los medicamentos esenciales en Gaza están fuera de stock "debido al bloqueo israelí".

Entre tanto, y sin un plan de vacunación, avanzó que la OMS y Unicef están estudiando la fórmula para hacerlo. Algo muy complicado porque Israel también controla la entrada de combustible en la franja de Gaza y, debido al bloqueo, "ahora solo se cuenta con 14 horas diarias de luz", lo que dificulta más poder mantener las cadenas de frío necesarias para la vacuna.

Martí denunció, por otra parte, que Israel prosigue con las demoliciones de viviendas en Cisjordania que "se comprometió a paralizar", así como con sus "incursiones en los campos de refugiados", una media de 5.000 por año, "que se producen de noche y con violencia" con el uso de gases lacrimógenos "y balas reales que hieren o matan a la población palestina".

Más penosa si cabe es la situación de los 438.000 refugiados de Palestina que viven en Siria, un país que tiene el 58% de los hospitales derruidos tras una década desde el inicio del conflicto: "La crisis que se vive es descomunal y la devaluación de la moneda ha llevado a que la cesta de alimentos aumente en un año un 247%", señaló Martí, antes de alertar de que las necesidades de la población "son inmensas", que los menores de 5 años sufren un retraso en el crecimiento "sin precedentes" y que el 91% de la población "vive en la pobreza absoluta".
No están mucho mejor los refugiados palestinos en Líbano, donde se localiza la mayor incidencia de covid, con 630 casos por 100.000 habitantes, y 1.600 muertos, y donde la tasa de paro que padecen ha pasado del 23% al 52%.

 

Fuente: www.noticiasdenavarra.com