2020 · 10 · 27

Gilad Atzmon: El comercio de armas israelí, el lobby y el significado de 'elegido'

Durante décadas Israel ha estado vendiendo máquinas de matar a los regímenes más opresores del mundo y esto no debería sorprender, ya que el propio Israel está al frente de la lista de regímenes opresores.

Entrevista a Gilad Atzmon

 

«Estados Unidos está dispuesto a sacrificar a sus jóvenes soldados, intereses nacionales e incluso su economía por Israel», dijo al Teheran Times Gilad Atzmon, quien nació en una familia judía en Israel y creció en Jerusalén.

Atzmon, que ahora vive en Gran Bretaña, continúa: «Los grupos de presión israelíes parecen creer que en realidad son más poderosos y ciertamente más importantes que la constitución estadounidense».

El siguiente es el texto de la entrevista:

Teherán Times: Numerosos organismos de derechos humanos han criticado el comercio de armas de los países occidentales con Israel. ¿Cuál es tu opinión? 

Gilad Atzmon: Durante décadas Israel ha estado vendiendo máquinas de matar a los regímenes más opresores del mundo y esto no debería sorprender, ya que el propio Israel está al frente de la lista de regímenes opresores.

Avergonzado por el suministro de armas del Gobierno de Israel al actual gobierno de Azerbaiyán en su guerra con Armenia, el erudito sobre el Holocausto Israel W. Charny escribió un artículo para The Times of Israel titulado: ¿Vendería Israel un dron usado a un Hitler? Charny admite en su artículo que la conducta de Israel es fundamentalmente poco ética. Termina su comentario escribiendo «a mis colegas y amigos armenios, solo puedo decirles que como judío y como israelí estoy mortificado y enojado».

Creo que si el principal historiador del genocidio de Israel se permite admitir en un medio nacionalista israelí que el Estado judío se está beneficiando del comercio de armas no ético, el resto de nosotros deberíamos tener derecho a involucrarnos en este tema libremente y utilizar todas las plataformas posibles para denunciar a Israel o a cualquier otro por beneficiarse de prácticas no éticas.

 Los problemas van mucho más allá del comercio de armas de Israel. Hace unos días supimos por la prensa judía acerca de un proyecto de ley bipartidista en Estados Unidos que daría a Israel voz sobre la venta de armas en Oriente Medio. El proyecto de ley «requeriría que el presidente consulte con el Gobierno israelí para asegurarse de que se puede realizar la operación». Si se aprueba el proyecto de ley, el comercio del complejo industrial militar de EE. UU. dependería del consentimiento de Israel. 

Teherán Times: ¿Cuán grande es la influencia de los lobbies judíos y sionistas en los Estados Unidos y cómo puede cambiar este statu quo?

GA: Los hechos sobre la inmensa influencia de Israel y el lobby judío en los Estados Unidos y otros países occidentales se han establecido desde hace un tiempo. Nos podemos referir a El lobby israelí y la política exterior de EE.UU, un estudio detallado de dos de los científicos sociales estadounidenses más influyentes (el profesor John Mersheimer y el profesor Stephen Walt). Otro destacado científico político estadounidense admirado por una generación de académicos que también cubrió el tema es, por supuesto, el profesor James Petras en su libro El poder de Israel en los Estados Unidos.

¿Qué se puede hacer con respecto al dominio bien documentado de AIPAC? Me gustaría creer que el método más eficaz para abordar este tema sería señalar directamente al lobby y su impacto corrosivo: esto implica señalar con el dedo las guerras que Estados Unidos libra en nombre de Israel, las sanciones que Estados Unidos impone para Israel, el hecho de que Estados Unidos esté dispuesto a sacrificar a sus jóvenes soldados, sus intereses nacionales e incluso a su economía  para Israel. En teoría los ciudadanos estadounidenses tienen derecho a expresar críticas, ya que la libertad de expresión está consagrada en la primera enmienda de su constitución. Los grupos de presión israelíes parecen creer que -en realidad- son más poderosos y ciertamente más importantes que la constitución estadounidense. Hace unos meses nos enteramos de que los activistas de derecha intentaron difundir nuevas leyes en los estados controlados por los republicanos que suprimirían las críticas en los campus universitarios públicos de Israel y su ocupación del territorio palestino.

A estas alturas EE.UU. está prácticamente funcionando como un satélite israelí remoto y subordinado. No puedo identificar ninguna fuerza política genuina en los EE.UU. que pueda cambiar esto en el corto plazo. No veo a nadie dentro de la política estadounidense que esté dispuesto a abordar el asunto. Pero el pueblo estadounidense, como los británicos y los franceses, no es tonto, lo ve todo.

Teherán Times: Aunque Israel está violando y desafiando la ley internacional a diario, sus seguidores y aliados occidentales continúan apoyando estas acciones o al menos hacen la vista gorda ante lo que está sucediendo. ¿Cómo valora este doble rasero?

GA: En general es una buena práctica no sobreestimar la inteligencia de las personas. Pero Israel y su lobby cometen el error opuesto, tienden a creer que las personas son mucho más estúpidas de lo que son.

La gente ve lo que está sucediendo y el malestar general con Israel y su lobby está creciendo rápidamente. Las personas ven la criminalidad israelí, también ven que sus políticos en todos los niveles operan como agentes extranjeros para un Estado criminal. Israel y el lobby interpretan este aumento de la conciencia como un “antisemitismo creciente”, pero esto es una exageración. Ha surgido una conciencia generalizada de las masas. Los israelíes y el lobby saben que una vez que ves la imagen completa simplemente no puedes dejar de verla. En ese sentido, Israel se enfrenta a un muro de resistencia silenciosa y las consecuencias de esta realidad son impredecibles.

Es fascinante observar el tsunami de protestas masivas que vemos dentro de Israel contra Netanyahu y la corrupción institucional. Los israelíes, o al menos muchos de ellos, también están cansados ​​de ser ellos mismos. Es muy posible que, de acuerdo con la historia judía, sean realmente los judíos quienes derriben su imperio actual. Por lo que puedo decir, son mejores que nadie en esa batalla.

Tehran Times: ¿Cómo explotan los países occidentales los derechos humanos como herramienta para aplicar sus políticas y cómo politizan los derechos humanos?

GA: Lo relacionado con los derechos humanos está cerca de nuestros corazones. No nos gusta ver el abuso de otros, odiamos la discriminación, nos horroriza el racismo de cualquier tipo. Aparentemente, algunos fueron lo suficientemente inteligentes como para adjuntar códigos de barras a estos genuinos sentimientos universales y éticos. Tal como están las cosas, los asuntos de derechos humanos se han transformado en una industria rentable. Muchas campañas de derechos humanos están financiadas por elementos que son ellos mismos dedicados violadores de los derechos humanos.

Dado que la lucha palestina está cerca de mi corazón, me tomó poco tiempo descubrir que mientras el movimiento BDS recibía dinero del Open Society Institute de George Soros, BDS cambió su declaración de objetivos y prácticamente renunció al derecho palestino al retorno.

En 2012 el Comité Nacional de BDS en Ramallah realizó un cambio crucial en su declaración de objetivos. Cambió la redacción de su declaración la misión original (junio de 2005) de «exigir que Israel ponga fin a su ocupación y colonización de todas las tierras árabes» a exigir que Israel ponga fin a «su ocupación y colonización de todas las tierras árabes ocupadas en junio de 1967”. Mi intento de averiguar quién introdujo este cambio reveló que esta nueva redacción apareció por primera vez en el libro de Omar Barghouti, de 2011, BDS: Boicot, Desinversión, Sanciones: la Lucha Global por los Derechos de los Palestinos (página 6).

Parece que desde 2011 el Comité Nacional de BDS básicamente abandonó el derecho palestino más preciado: se alejó del compromiso con las tierras ocupadas desde 1948 y limitó su lucha a la liberación de las tierras ocupadas en 1967. Nuevos intentos de aclarar quién hizo el cambio y por qué proceso, reveló que este cambio significativo se hizo de manera clandestina, apareció solo en inglés. Nunca ha aparecido en árabe ni en ningún otro idioma. Es evidente que el cambio se produjo a espaldas del pueblo palestino. A pesar de la afirmación de BDS de ser una “sociedad civil” que representa a más de 170 organizaciones palestinas, los palestinos desconocían por completo el compromiso del Comité Nacional de BDS con su misión. 

Investigaciones posteriores revelaron que el BDS, como la mayoría de las ONG palestinas, fue financiado por el Open Society Institute de George Soros. En 2013 me pidieron que revisara un libro titulado Israel / Palestine and the Queer International, de Sarah Schulman. Fue Schulman quien resolvió el misterioso cambio en la declaración de objetivos de BDS. En su búsqueda de fondos para una gira de jóvenes palestinos queer estadounidenses en apoyo de BDS, Schulman escribió que le recomendaron que se acercara al instituto Open Society de George Soros. El siguiente relato puede dejarlo atónito, como a mí me ocurrió:

“Un exmiembro del personal de ACT UP que trabajaba para el Open Society Institute, la fundación de George Soros, sugirió que presentara una solicitud allí para obtener fondos para la gira. Cuando lo hice, resultó que la persona del otro lado me conocía de cuando ambos asistíamos al Hunter [College] High School en Nueva York en la década de 1970. Envió la solicitud a la oficina de los institutos en Amman, Jordania, y tuve una conversación increíble de una hora con Hanan Rabani, su directora del programa de Mujeres y Género para la región de Medio Oriente. Hanan me dijo que esta gira daría una gran visibilidad a las organizaciones autónomas queer de la región, que inspiraría a los árabes queer, especialmente en Egipto e Irán… por esa razón, dijo, los fondos para la gira deberían provenir de la oficina de Amman” (Israel / Palestina y Queer International  por Sarah Schulman p. 108).

Aquí hay una evidencia clara y vergonzosa de una cruda intervención realizada por el instituto de George Soros en un intento de moldear la cultura y la vida política árabe e islámica. También aprendemos sobre la manera en que la Institute de Soros introduce la política gay y queer en la región. Aparentemente el dinero para una gira de promoción de Palestina y BDS está viajando desde la Open Society de Soros a Jordania y luego de regreso a los Estados Unidos con la esperanza de que tal maniobra “inspiraría” a los gays en Irán.

Esto deja claro por qué BDS tenía «buenas razones» para guardar silencio con respecto a sus fuentes de financiación. Después de todo, ser financiado directa o indirectamente por un filántropo sionista liberal, un hombre que también financia la J Street -abiertamente sionista con inversiones en empresas israelíes en Cisjordania– es realmente vergonzoso. Pero su significado es bastante devastador. El discurso de la solidaridad de los oprimidos está moldeado por la sensibilidad del opresor que financia el movimiento de los oprimidos. Vemos esto en el movimiento de solidaridad con Palestina, vimos lo mismo en Occupy Wall Street y actualmente en algunos segmentos de la actividad de Black Lives Matter. En lugar de preocuparse genuinamente por los oprimidos, los movimientos de derechos humanos y solidaridad a menudo se transforman en fuerzas policiales que se dedican a controlar a la llamada oposición.

El caso del lenguaje de BDS tiene un buen final. Aunque Omar Barghouti no cambió las palabras impresas en su libro, donde se comprometió sin rodeos con las demandas de tierras ocupadas en nombre del pueblo palestino. El movimiento BDS finalmente cambió su declaración de objetivos una vez más. Ahora se parece a la declaración original de 2005, que se opone a la ocupación de TODAS las tierras árabes. 

Tehran Times: ¿Por qué Israel no acepta la idea de una zona libre de armas nucleares en la región?

GA: El verdadero significado de pensar que eres elegido es atribuirte una sensación única de impunidad a ti mismo y a nadie más. En la política real esto significa que su Estado judío es la única potencia nuclear en la región, su fuerza aérea es la única que vuela F-35, su ejército no está comprometido con ningún estándar ético reconocido, su industria militar comercia con los regímenes más oscuros alrededor. Trate de imaginar un mundo en el que todos se crean elegidos.

Fuente de la entrevista: https://www.tehrantimes.com/

En la entrevista el medio iraní se refiere a mí como «un activista político judío». Escribí al Tehran Times y señalé que no soy ni activista ni judío. Sin embargo, para cuando publiqué este artículo, mi solicitud aún no ha tenido ningún impacto. 

Fuente: https://gilad.online/writings/2020/10/19/israeli-arms-trade-and-more

 

Fuente: Rebelion.org