2020 · 09 · 04

A propósito del anciano palestino inmovilizado en el suelo por la rodilla de un soldado israelí

Técnicas mortales de represión que Israel ha implementado en Palestina y ha exportado a muchos países. Las violaciones sistemáticas a los derechos humanos que Israel comete son matizadas, relativizadas e incluso ocultadas por países y regímenes según conveniencias e intereses comerciales, militares o geopolíticos

Israel ha exportado a regímenes y aparatos policiales de muchos países estas técnicas de represión. George Floyd fue asesinado a través del uso brutal éstos métodos israelíes según denuncia Amnistía Internacional. En Palestina bajo ocupación militar, cientos de palestinos fueron asesinados por los soldados israelíes mediante disparos directos, dispara a los ojos de manifestantes y periodistas y golpizas a aquellos que se atreven a pedir libertad, tal como sucedió con Khairi Hanun y sus compañeros, brutalmente golpeados por los militares de la ocupación.

 

 

La escena de un soldado israelí que lanza al suelo a Khairi Hanun, un palestino de 65 años y luego lo inmoviliza con su rodilla en el cuello, es la misma imagen y actitud que causó la muerte de George Floyd en Minneapolis en Estados Unidos.


En esta oportunidad, las protestas palestinas se iniciaron tras el anuncio de Israel de usar 800.000 metros cuadrados de la región de Shufah, entre Nablus y Tulkarem para construir un parque industrial sobre tierras palestinas confiscadas por Israel.

La lógica israelí es confiscar -robar- tierras palestinas, expulsar a la gente y cometer todo tipo de atrocidades, tal como lo denuncias todos los organismos humanitarios y legales del mundo, sin excepción, incluyendo organizaciones israelíes y judías de derechos humanos, sin que alguien objete estas brutalidades. Si alguna persona protesta sería catalogado como “violentista” y “terrorista” y por ende podría ser asesinado por los militares y golpeado por los agentes israelíes. Las cifras no mienten. Son miles los palestinos muertos, heridos y encarcelados por militares israelíes.

El palestino Khairi Hanun de 65 años que protestaba en contra de la confiscación de su tierra fue acosado por los israelíes de ser “violentista” y que ha insultado o “empujado” a los “pobres” soldados israelíes que fueron “obligados a defenderse”.

Estas escenas y estas reacciones de las fuerzas de ocupación suceden todos los días, son ocultadas por la prensa internacional y poco se habla de la ocupación militar como si fuera algo normal, y solo se considera la versión israelí que permanentemente trata de criminalizar la resistencia y la solidaridad y todos los actos que tienen que ver con la defensa de los derechos humanos.

 
Fuente: Corresponsal de PalestinaLibre.org en Jerusalén ocupada