2020 · 06 · 27

Dudas y más dudas sobre la anexión a cuatro días del plazo

La anexión israelí está a la vuelta de la esquina. Pero, a estas alturas, se desconoce qué extensión de tierras palestinas se quiere anexionar. Las advertencias internacionales aún no muestran resultados. Son solo advertencias sin acciones y consecuencias concretas para los que violan la legalidad.

A cuatro días del plazo para que Israel inicie el plan de anexión de partes de Cisjordania se desconoce casi todo sobre este. La comunidad internacional observa de cerca los pasos que pueda dar y analiza posibles consecuencias.

Según el acuerdo de gobierno, el procedimiento para extender la soberanía israelí a colonias en Cisjordania y al Valle del Jordán puede comenzar a partir del 1 de julio, una fecha a la vuelta de la esquina.

Pero, a estas alturas, se desconoce qué extensión de tierra palestina se quiere anexionar, la localización concreta, cuáles serán los plazos o en qué formato se pondrá en marcha. No se sabe si el Gabinete de ministros -dividido sobre la cuestión- votará el plan, o si el primer ministro, Benjamín Netanyahu, introducirá una ley en un Parlamento en la que cuenta junto con sus socios con mayoría.

Las advertencias a nivel regional e internacional para que no siga con este polémico proceso continúan, aunque ningún país ha amenazado con consecuencias concretas si sigue adelante.

El liderazgo palestino, la ONU, la Unión Europea, muchos de sus estados miembros y los países árabes han insistido en su rechazo a la anexión por considerarla contraria al derecho internacional, una actitud que no parece afectar a Israel, concentrado en negociar los detalles con su principal valedor: Estados Unidos.

Donald Trump dio el pistoletazo de salida a la anexión en enero, con su controvertida propuesta de paz, que no ha secundado ningún país, y se mantiene totalmente involucrado. Israel coordina con la Casa Blanca el diseño del mapa con las nuevas delimitaciones, un paso clave que no parece haber concluido.

Esta semana, el embajador de EE.UU. en Israel, David Friedman, viajó a Washington para obtener directrices definitivas pero, tras tres días de intensas reuniones, un alto cargo estadounidense declaró que no había "aún una decisión final sobre los próximos pasos para implementar el plan de Trump".

Según fuentes de EE.UU. a las que tuvo acceso Efe, Friedman regresó a Israel para tener "más encuentros y análisis" junto con el enviado especial de la Casa Blanca para Oriente Medio, Avi Berkowitz, y un miembro del comité que delimita el nuevo mapa, Scott Leith, lo que parece indicar que los detalles para ultimar la anexión están lejos de concluir.

Ni siquiera se sabe si Netanyahu empezará a poner en marcha el plan el próximo miércoles. La anexión se enfrenta, además de a la oposición internacional, a desacuerdos dentro del Ejecutivo y también entre el movimiento colono, parte del cual rechaza el modelo planteado y exige más territorio.

Precisamente la cantidad de terreno a anexionar es una de las grandes incógnitas. Medios israelíes indican desde hace semanas que el modelo a adoptar será gradual, repartido en fases. El Canal 12 de televisión precisó ayer que, inicialmente, se anexionarían solo algunos bloques de colonias donde viven decenas de miles de colonos, pero fuentes oficiales no dan detalles.

Ese mismo medio señaló que Israel habría comunicado a los palestinos -a través de Jordania- que en un primer momento descarta anexionar el Valle del Jordán, lo que podría ablandar la reacción de Amán, que rechaza frontalmente la anexión de ese territorio fronterizo.

Las incógnitas son muchas, tanto sobre el contenido de la anexión como sobre las consecuencias que tendrá, cómo afectará a las relaciones internacionales de Israel y si traerá consigo inestabilidad en la región y violencia. 

 

Fuente: www.lavanguardia.com