2020 · 06 · 25 • Juani Boto - revistalacomuna.com

El plan de anexión sionista en Palestina

La supuesta anexión es legalizar la limpieza étnica y genocidio del pueblo palestino. El objetivo es expulsar a la población nativa. Y lo intentan vulnerando los DDHH y leyes internacionales, con el apartheid, limpieza étnica y el genocidio como modus operandi. Sionistas llegados de todas partes del mundo siguen ocupando ilegalmente tierras, con la ayuda incondicional y necesaria del gobierno y ejército sionistas. Quieren la bendición de la comunidad internacional para acelerar el proceso de desarabización y judaización de todo el territorio palestino.

De todos es conocido que en la “cárcel” al aire libre más grande del mundo, Gaza, que además es de las zonas con más densidad de población del planeta, el gobierno sionista corta sus suministros de agua y electricidad, además de bloquear la entrada de personas y necesidades básicas como medicamentos y aparatos médicos, entre otras cosas. Asimismo, envenena el agua y bombardea la región cada vez que le place.

El ente sionista es el carcelero que decide quién y qué entra y sale, manteniendo, con el silencio de los gobiernos de parte de la comunidad internacional, reclusa a dos millones de personas por haber cometido el delito de nacer en Palestina, por ser originarios de esa tierra.

En Cisjordania la realidad es un poco diferente, pero, básicamente, las consecuencias son las mismas: control absoluto por parte del espectro sionista de las vidas del pueblo palestino y su territorio.

En cualquier caso, el objetivo es expulsar a la población nativa. Y lo intentan vulnerando los DDHH y leyes internacionales, con el apartheid, limpieza étnica y el genocidio como modus operandi.

En este artículo, “SISTEMA DE DETENCIONES Y PENITENCIARIO DE LA ORGANIZACIÓN TERRORISTA DE ISRAEL” (1), explicaba someramente la estructura administrativa y militar de Cisjordania. Como ya decía en ese texto, si bien el nivel de sometimiento y humillaciones varía dependiendo de la zona, el control lo ejerce la entidad sionista en todo el territorio y los colonos se asientan cometiendo crímenes por todo el espacio, siendo la zona C en la que el pueblo palestino sufre en mayor medida las consecuencias de la ocupación israelí.

Sionistas llegados de todas partes del mundo siguen ocupando ilegalmente tierras, con la ayuda incondicional y necesaria del gobierno y ejército sionistas. Y lo hacen robando su fruto y su tierra, quemando olivos, humillando, extorsionando, acosando… En definitiva, ejerciendo el terror para, como decía anteriormente, cumplir su objetivo de expulsar a las personas nativas de su histórico territorio.

En Cisjordania el gobierno israelí ha tejido, y sigue tejiendo, una gran red de carreteras, de uso exclusivo para judíos, así como otras vías de comunicación como la construcción prevista del tren ligero que recorrerá territorio palestino para unir las colonias ilegales (tal y como las reconoce el Derecho Internacional) (2) con lo que los sionistas denominan la Gran Jerusalén, uno de sus proyectos estrella con el que aislar al máximo número de personas nativas de esa región y hacerse con la capital histórica de Palestina.

En este proyecto quiere participar la empresa vasca CAF, lo que ha supuesto una fuerte contestación por parte de organizaciones defensoras de los DDHH y la causa palestina, que ha desembocado en campañas pidiéndole a la empresa que se retire del proyecto. (3)

El 13 de junio se celebró Junta de Accionistas de la empresa y se denegó la participación en la misma a accionistas que habían planteado preguntas comprometidas al respecto del proyecto, por lo que hay que seguir denunciando a aquellos que colaboran con los que violan los DDHH y las leyes internacionales, y redoblar los esfuerzos en la presión. (4)

Con este entramado de vías de comunicación, así como con el muro, además de unir los asentamientos colonos ilegales, están aislando a las aldeas y poblaciones palestinas buscando hacerles la vida imposible y que sean ellas “por sí mismas” las que abandonen sus tierras y vidas.

Hay que tener en cuenta que, por la vía de los hechos, desde hace años están estrangulando a las poblaciones palestinas dejándolas con un solo acceso de entrada y salida, lo que provoca que sus ciudadanos tengan que, teniendo que pasar por varios controles militares, hacer horas de viaje para poder ir al hospital más cercano, al colegio, trabajar, visitar a familiares en otras poblaciones… En un contexto en el que en circunstancias normales supondría unos minutos de desplazamiento.

Son métodos de extorsión más sutiles, que buscan no alarmar demasiado a la comunidad internacional, con los que intentan conseguir el mismo objetivo que con los asesinatos, pero que siguen siendo igual de criminales. Aunque, ojo, esto no significa que hayan dejado de asesinar directamente.

Hace unos días el europarlamentario, Ernest Urtasum, decía en el Parlamento Europeo (5) que la anexión anunciada para el 1 de julio por parte del primer ministro sionista, Benjamín Netanyahu, de los territorios palestinos “es una grave vulneración del Derecho Internacional” y que “queremos evitar que haya una vulneración del Derecho Internacional”.

Ciertamente, esto es así. Pero no es menos cierto, como explicaba antes, que dicha vulneración del Derecho Internacional y los DDHH lleva décadas produciéndose y, además, Cisjordania ya está bajo control de los sionistas, que campan a sus anchas violando los DDHH y la legalidad internacional día tras día.

Digo esto último porque pudiera parecer por las declaraciones del eurodiputado que el invento ese que llamaron Israel no se ha construido sobre la sangre y tierras del pueblo palestino, violando día tras día los DDHH y la legalidad internacional con, como decía anteriormente, la limpieza étnica, genocidio y apartheid como modus operandi. Legitimando, en cierta medida, un régimen que no debería existir.

Son decenas las resoluciones de la ONU que el régimen sionista ha violado, entre las que hay que destacar la 194, que recoge el derecho al retorno de las personas palestinas refugiadas que fueron expulsadas (6). Así como violan el IV Convenio de Ginebra, relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra, que como dice la resolución adjunta “el Cuarto Convenio de Ginebra es aplicable al territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén oriental, y que Israel contraviene varias de las disposiciones de ese Convenio”. https://www.acnur.org/fileadmin/Documentos/BDL/2005/3470.pdf

Asimismo, las torturas por parte del régimen sionista son otra pata de su modus operandi, así como la detención arbitraria y secuestro de niños, como comentaba en este otro artículo “TORTURAS EN LAS CÁRCELES DEL ENTE SIONISTA” (7)

Por tanto, está meridianamente claro que Israel lleva desde su creación cometiendo Crímenes de Lesa Humanidad y Crímenes de Guerra, ajustándonos a tal y como especifica el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (Artículo 7 y 8). (8) 

Con respecto a la intervención del eurodiputado, puede que mi apreciación sea errónea, que tengo la piel muy fina o que estoy a la defensiva, incluso puede que todo a la vez, pero, en cualquier caso, hay que agradecer la denuncia.

El asunto es que, a mi entender, lo que pretenden con la supuesta anexión es legalizar la limpieza étnica y genocidio al que someten al pueblo palestino.

Quieren la bendición de la comunidad internacional para acelerar el proceso de “desarabización” y judaización de todo el territorio palestino; un paso más en la consecución del objetivo que los sionistas alumbraron hace más de 100 años. (9) 

Obviamente, este paso no es baladí y su ejecución dependerá del nivel de contestación que haya a nivel mundial, por lo que es de vital importancia denunciar por todos los medios posibles este atentado contra la población palestina y los DDHH, así como todos los que llevan cometiendo desde hace más de 70 años.

Por ello, diferentes organizaciones sociales han convocado movilizaciones en varias ciudades del Estado español para mostrar apoyo y solidaridad con el pueblo palestino y denunciar este nuevo atentado que el régimen sionista pretende perpetrar con el silencio y complicidad de algunos gobiernos, sobre todo con la ayuda de sus amigos del alma: EEUU.

Por otra parte, no quiero olvidarme de los y las palestinas con ciudadanía israelí, que también sufren las prácticas del fascista ente sionista, tal y como explicaba en este artículo “LEGALIZAR EL APARTHEID”. (10)

En todo caso, no van a conseguir su objetivo. El pueblo palestino vencerá.

Boicot a Israel (11)

Viva la lucha del pueblo palestino. Viva Palestina libre.

NOTAS:

  1. https://revistalacomuna.com/geopolitica-y-antiimperialismo/sistema-de-detenciones-y-penitenciario-de-la-organizacion-terrorista-de-israel/
  2. http://www.granma.cu/mundo/2019-11-22/por-que-son-ilegales-los-asentamientos-de-israel-en-palestina-22-11-2019-23-11-51
  3. https://boicotisrael.net/bds/caf-tranvia-jerusalen/
  4. https://twitter.com/EauDeCaf/status/1271772143467053058?s=19
  5. https://twitter.com/ernesturtasun/status/1274020922027098112?s=20
  6. https://undocs.org/es/A/RES/194%20(III)
  7. https://revistalacomuna.com/geopolitica-y-antiimperialismo/torturas-en-las-carceles-del-ente-sionista/
  8. https://boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2002-10139
  9. https://revistalacomuna.com/cultura-y-memoria/nakba-desastre-pueblo/
  10. https://revistalacomuna.com/geopolitica-y-antiimperialismo/legalizar-el-apartheid/
  11. https://boicotisrael.net/

Fuente: Juani Boto - Revista La Comuna

Juani Boto - revistalacomuna.com