2020 · 05 · 23

Israel, refugio seguro para estafadores, criminales y terroristas

Israel, paraíso de estafadores, delincuentes y criminales que llegan al país convertidos inmediatamente en ciudadanos intocables donde la justicia de sus países de origen nunca los alcanzará.

Por: Asa Winstanley  - @AsaWinstanley

 

David Sheen, amigo y periodista, publicó un gran trabajo de investigación el mes pasado. Cuenta una historia de asesinatos, racismo, complicidad y justicia denegada.

En octubre de 1985, el activista de derechos civiles palestino-estadounidense Alex Odeh fue asesinado por fanáticos sionistas en California.

Odeh fue volado en pedazos por una bomba de tubería. Sus asesinos nunca fueron arrestados.

Horas después del brutal asesinato de Odeh, Irv Rubin, presidente de la Liga de Defensa Judía (JDL) en ese momento, justificó el asesinato: "No tengo lágrimas por el Sr. Odeh. Obtuvo exactamente lo que se merecía.

A pesar de que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) anunció una recompensa de US$ 1 millón por información que conduzca a la captura de los asesinos de Odeh, nunca se realizó arresto alguno.

La policía y los principales sospechosos del FBI escaparon de la justicia. Ellos son Baruch Ben-Yosef (nacido Andy Green) e Israel Fuchs (anteriormente conocido como Keith Fuchs).

Han podido hacerlo por una razón: Ben-Yosef / Green y Fuchs huyeron de Estados Unidos a Israel unos meses después del atentado terrorista.

En mi opinión, están siendo protegidos por el gobierno israelí.

El FBI está siendo obstruido en su investigación por los israelíes. Por otro lado, parece claro que el gobierno de los Estados Unidos no está haciendo lo suficiente para lograr justicia. No se ejerce presión sobre Israel para llevar a los asesinos de Odeh ante la justicia, para extraditarlos a juicio en los Estados Unidos, o incluso para que puedan cooperar con la investigación.

Como Sheen detalló en su extensa invistigación, Odeh era un palestino nacido en la aldea de mayoría cristiana de Jifna en Cisjordania (cerca de una colonia israelí particularmente extremista). Dedicó su vida al activismo en los Estados Unidos trabajando para el Comité de Discriminación Árabe-Americana, o ADC.

Trabajó para crear conciencia sobre la difícil situación de su pueblo bajo la ocupación israelí y construir puentes con los judíos estadounidenses. El mismo día de su asesinato, tenía programado hablar en la Congregación B’nai Tzedek, una sinagoga de la Reforma en Santa Ana de Estados Unidos.

Muy claramente, sus asesinos vieron en esos esfuerzos una amenaza para su agenda sionista extremista.

Debido a la racista "Ley de retorno" de Israel, - ley que permite solo a judios de todos los rincones de la tierra convertirse automaticamente en ciudadanos israelíes-, Fuchs y Ben-Yosef pudieron reclamar la ciudadanía en el país donde ahora son fugitivos de la ley. Durante décadas Israel ha obstaculizado los intentos del FBI de llevar a los asesinos ante la justicia.

Todo esto es un comportamiento bastante típico para Israel, ciertamente uno de los peores estados corruptos del mundo. Los extremistas judíos como Fuchs y Ben-Yosef, son ciudadanos residentes, seguros y protegidos en Israel.

La protección israelí a estos criminales racistas no es una aberración. Los extremistas sionistas que huyen de la justicia de todo el mundo saben que estarán a salvo en Israel. Grégory Chelli, por ejemplo, el hacker francés, conocido como Ulcan, es acusado en un tribunal francés de hacer llamadas telefónicas falsas, una de ellas resultó letal. Chelli era miembro de la rama francesa del JDL que huyó a Israel antes de que la corte pudiera juzgarlo.

El gobierno oficial israelí, especialista en manipular, ha declarado en el pasado su condena al fundador de la abiertamente racista la organización JDL, Meir Kahane, quien ganó un escaño en la Knesset, el parlamento de Israel, en la década de los 1980, pero su partido fue posteriormente prohibido.

En realidad, el gobierno de Benjamin Netanyahu y su aliado "moderado" Benny Gantz, junto con su gobierno de coalición y aliados como el Partido Laborista, todos ellos han respaldado el racismo de Kahane, incluso cuando tenían una rivalidad personal con él.

En la práctica, la política de Kahane de expulsar a todos los palestinos de la llamada "Tierra de Israel" por la fuerza está respaldada de una forma u otra por todos los partidos sionistas en Israel. Las diferencias entre ellos son meramente de énfasis, estrategia y de rivalidad personal.

Los colonos kahanistas que ocupan Cisjordania plantean hoy el eslogan: "¡Hoy todos saben que Kahane tenía razón!" El kahanismo es la conclusión lógica del sionismo.

Hoy, los asesinos de Odeh están siendo protegidos en las colonias o asentamientos ilegales sionistas que ocupan tierras palestinas robadas en Cisjordania.

Ben-Yosef es particularmente descarado, como lo muestran los informes de Sheen. Es un abogado de alto perfil en Israel, que defiende a terroristas sionistas, extremistas religiosos y a los asesinos más fanáticos.

También está a la vanguardia del "Movimiento del Templo", el grupo extremista judío que quiere destruir la Mezquita Al-Aqsa y arrasar con la Cúpula de la Roca en Jerusalén, que son algunos de los lugares más sagrados del Islam y dos importantes símbolos nacionales palestinos, con el objetivo de construir una sinagoga en su logar.

 

Fuente: middleeastmonitor.com

Traducción y edición: PalestinaLibre.org

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original en inglés y a la traducción de Palestinalibre.org 

 

Ver: 

Israel Is Fast Becoming a Rogue State

Cómo Israel se convirtió en uno de los peores estados delincuentes del mundo