2020 · 05 · 11

Palestina en tiempos de coronavirus

Covid-19, este virus que ha transformado nuestras vidas, ha creado una situación de emergencia sin precedentes causada por la rápida propagación de la pandemia.

Incluso los territorios más castigados y aislados por sus propias circunstancias políticas, se han visto afectados Es el caso de Palestina. En estos días hemos recibido información directa desde HWC (Health Workers Committees – Comités de Trabajadores Sanitarios).

En la carta institucional que adjuntamos, señalan que en Cisjordania el primer ministro palestino declaró el Estado de Emergencia el 5 de marzo y el 22 de marzo se estableció un toque de queda completo. Desde el primer momento, HWC en cooperación con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud  (MoH) a través del Grupo de Salud contribuyó al Plan de Respuesta Interinstitucional COVID-19 para los próximos meses, tanto para Cisjordania como para Gaza. HWC adaptó un plan de respuesta de emergencia para llegar a comunidades vulnerables, desde campos de refugiados y áreas marginadas, hasta zonas de conflicto en los territorios ocupados.

Según el informe de actuaciones de HWC, que nos ha remitido Juani Rismawhi, miembro de HWC, que colabora regularmente con Guanaminos sin Fronteras en todas las acciones que realizamos en apoyo al pueblo palestino, sabemos que a fecha 28 de Abril había 348 casos de coronavirus, 2 fallecidos y 83 recuperados. La Autoridad Nacional Palestina también cuenta los casos de Jerusalem Este que son 84, pero estos pacientes son atendidos en hospitales israelíes.

En Gaza la situación también se ha podido contener gracias en parte a su aislamiento ya que cuenta sólo con dos entradas: una por Israel y la otra por Rafaah con Egipto. Al principio hubo una vuelta masiva de más de 2.500 personas que volvían a Gaza. Las autoridades construyeron rápidamente unos edificios, realizaron test y aislaron todos los viajeros para que no pudieran contagiar a la población. Ante la situación de una sanidad muy precaria (falta de electricidad, falta de agua potable) la entrada del coronavirus hubiera sido imposible la atención médica de la población ante la falta de recursos. Actualmente sólo hay 13 casos en Gaza.

Ahora la gran preocupación es la económica por falta de ingresos y dinero de la población palestina (reducción o pérdida de salarios, dependencia de préstamo para casi el 60 % de la población…).

Ante esta dura situación, HWC apela a la colaboración internacional para poder seguir prestando atención sanitaria a toda la población palestina.

Guanaminos sin Fronteras, recoge el resumen de la nota enviada por Health Workers Committees – Comités de Trabajadores Sanitarios

Fuente: Zarabanda