2020 · 05 · 06

Mentir es parte de la estrategia de Trump para su guerra contra los palestinos

Las estupideces, mentiras y el estilo matonesco de Trump, han afectado a los norteamericanos, al mundo entero y a los palestinos en particular. Su plan de paz, basado únicamente en las exigencias de la ultraderecha sionista, solo traerá mas dolor y conflictos a la región, a pesar de las mentiras de Trump sobre las bondades de este plan.

Como presidente de los Estados Unidos, Donald Trump ha estado haciendo todo lo posible para potenciar la ocupación israelí de Palestina. Su reconocimiento a Jerusalén como la capital "unida" y "eterna" de Israel cumplió incluso los sueños más ardientes y extremas de los sionistas.

Al hacerlo, también cumplió una promesa de 25 años de las administraciones anteriores de EEUU, de trasladar la embajada desde Tel Aviv a Jerusalén, a pesar de estar en contra del derecho internacional. Mientras que algunos países condenaron la medida, algunos pocos hicieron lo mismo.

Además, Trump detuvo las donaciones de Estados Unidos a la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA), que proporciona servicios humanitarios esenciales en los territorios ocupados, Jordania, Líbano y Siria. La decisión de reducir el apoyo a la Agencia ha dificultado aún más la vida de millones de refugiados palestinos. Durante mucho tiempo la UNEWA ha sido objetivo de ataques y presiones para terminar con este organismo de la ONU, ya que es un recordatorio constante de que los refugiados palestinos existen y son reconocidos como tales por la comunidad internacional. La lógica sionista es simple: sin UNRWA; sin refugiados; sin derecho de retorno.

 

Trump miente y ha mentido sobre los refugiados palestinos, es bueno en lo que él llama Fake News, "noticias falsas"  (cuando otras personas dicen algo que él no le gusta), y ha pedido que se redefina el estatus de refugiados. En verdad, solo quiere ayudar a Israel erradicando el derecho legítimo de retorno (todos los refugiados, no solo los palestinos, tienen derecho a regresar a sus tierras) dejando que un número simbólico de palestinos regrese a su tierra, pero cortándose esa posibilidad para millones más. El "Estado judío" debe tener la menor cantidad posible de no judíos, de ahí su limpieza étnica de la población originaria.

El 28 de enero de 2020, Donald Trump anunció su acuerdo del siglo, que según él incluía la base para una paz duradera en el conflicto israelí-palestino. El acuerdo incluye la mayoría de las propias ilusiones del presidente de Estados Unidos sobre la situación en el terreno. Como era de esperar, su "plan de paz" hizo todo lo que Israel pidió, y nada para los palestinos. De hecho, el "plan de paz" es otra mentira; no traerá paz ni es un plan racional. Ha sido improvisado basándose solo en los mitos sionistas y por el yerno y asesor -sionista- de Trump, Jared Kushner.

Una gran mentira propuesta por Kushner y sus compañeros sionistas es que los palestinos no tienen derechos en su propia tierra y deberían aceptar el acuerdo como un "paquete completo"; Tómelo o déjelo; No viene nada más. Describió los legítimos derechos de los palestinos para liberar sus tierras ocupadas, regresar a sus hogares y crear su propio estado independiente como "cuentos de hadas, viejas afirmaciones, mitos y mentiras". Kushner no sabe nada sobre derecho internacional, obviamente.

 

De hecho, el negocio del siglo en sí es una gran mentira. Trump afirmó que está destinado a poner fin al conflicto israelí-palestino y traer paz a la región, mientras que la realidad es que simplemente cumple los sueños de Israel. Según Isabel Kershner, corresponsal del New York Times en Jerusalén, esto significa "el reconocimiento estadounidense de la promesa bíblica y la legitimidad de los asentamientos en la Cisjordania ocupada, lo que permite a Israel anexarlos mientras se burla de décadas de consenso internacional de que violan el derecho internacional. "

El acuerdo del siglo fue la declaración de apoyo de Washington al proyecto colonial israelí, incluida la anexión de grandes extensiones de la Cisjordania ocupada y la destrucción de cualquier posibilidad de un estado palestino viable. Según Kershner, el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu "anunció con orgullo" después de que se hicieron públicos los detalles del acuerdo del siglo, "que anexaría los asentamientos y que ni un solo colono tendría que ser desarraigado".

La mentira más reciente, y seguramente no será la última, sobre los palestinos fue la afirmación de la administración Trump de que se están disparando cohetes desde Gaza hacia Israel "continuamente". Mientras esto sucede, aunque no sea así, no se proporcionará ayuda de los Estados Unidos para el enclave, ni siquiera para ayudar en la lucha contra Covid-19.

"El gobierno de Trump no está apoyando la ayuda a Gaza", dijo un alto funcionario de la administración con conocimiento de los planes de USAID al periódico The New York Post a principios de la semana pasada. La justificación de esto se basó en el hecho de que "hay un gobierno de Hamas en Gaza", que ganó las últimas elecciones palestinas celebradas en 2006 en forma libre y justa, y "no han mostrado interés en comprometerse con nosotros, ningún interés en la paz". con Israel y, de hecho, continúan, a pesar de tener casos de coronavirus en Gaza, para disparar cohetes a los israelíes de forma regular ". Eso es una mentira. La verdad es que no se ha disparado ningún cohete contra Israel desde Gaza desde el estallido del coronavirus hasta hoy. Además, Hamas, en varias ocasiones durante las últimas décadas, le ha ofrecido a Israel una tregua a largo plazo, (en árabe hudna), pero eso ha sido rechazado por los sucesivos gobiernos israelíes.

Mientras tanto, Israel ha continuado sus incursiones en ciudades, pueblos y aldeas palestinas en los territorios ocupados; continuó deteniendo a palestinos y disparándoles en sus granjas y en sus barcos de pesca. Incluso destruyó una instalación médica creada para ayudar a combatir el virus. Los ataques de los colonos contra los palestinos y sus propiedades están aumentando en número y crueldad, bajo la protección de las fuerzas de ocupación israelíes. El asedio de Gaza por 14 años liderado por Israel está en curso, con restricciones a la importación e ingreso de suministros y equipos médicos. Ninguna de las mentiras de Estados Unidos, las mentiras de Trump, pueden ocultar esta grotesca y brutal realidad. Washington se hace el ciego en lo que respecta a las violaciones israelíes de los derechos humanos.

Donald Trump, por supuesto, parece haber construido toda su presidencia sobre mentiras; Su respuesta al efecto devastador de Covid-19 en los ciudadanos estadounidenses es evidencia de esto. Si bien muchas de sus mentiras son retóricas "meramente" deshonestas, las que cuenta sobre Palestina y los palestinos pueden tener y de hecho tienen un impacto importante, a menudo mortal, en la vida de millones de personas cuya situación ha sido terrible durante más de siete décadas.

Fuente: Middleeastmonitor.com

Traducción y edición: Palestinalibre.org

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org.



Temas relacionados:

President Trump has made more than 10,000 false or misleading claims | The Fact Checker