2020 · 03 · 25

Rumbo a Gaza: ONU advierte que bloqueo israelí a Gaza tendrá efectos desastrosos por la pandemia del coronavirus

Naciones Unidas a través de Jamie McGoldrick, coordinador humanitario para los Territorios Ocupados palestinos, advierte de las desastrosas consecuencias del COVID-19 para la bloqueada Franja de Gaza.

Caricatura: ¡Hola mundo!, Que tal si vuestro confinamiento durará 16 años ?! Firmado; Gaza.

La semana pasada el Centro Palestino de Derechos Humanos (PCHR) exigió se aplicasen medidas sanitarias y humanitarias en los tres Centros de Cuarentena COVID-19 para personas que entran en la Franja. Días después se anunciaron los primeros casos de infección por coronavirus en Gaza, dos jóvenes palestinos en cuarentena en uno de estos centros, establecido en Rafah.

Naciones Unidas y otras organizaciones preven que la propagación del virus será un desastre masivo para la población de Gaza. Tras trece años de bloqueo las condiciones de la Franja la hacen inhabitable. Las terribles condiciones de salubridad y sanitarias en las que sobreviven más de dos millones de habitantes los últimos años son un caldo de cultivo para que el virus se propague rápida y letalmente. Hemos de recordar que la mayor parte del agua no es potable, que el suministro de electricidad desde hace años es de unas pocas horas al día; que por falta de energía eléctrica las aguas residuales no pueden ser tratadas y se vierten miles de litros al mar diariamente, contaminando sus aguas.

El factor que se prevé sea el más desastroso para atender esta epidemia es la calamitosa situación de los hospitales de Gaza: completamente desabastecidos. Hace un par de años que todos los hospitales colapsaron; la crisis energética de abril de 2018 incidió directamente en unidades de neonatos, diálisis, quirófanos, etc.; a ello se suma la avalancha de heridos graves por bala, con amputaciones en miles de casos, desde el 30 marzo de ese año. Debido al bloqueo, y sólo al bloqueo impuesto por Israel, los hospitales de la Franja no disponen de los suministros médicos básicos como gasas o analgésicos para hacer frente a los miles de heridos que desde esa fecha llegan a los centros. El bloque impide a los pacientes crónicos y graves salir de la Franja para ser tratados, pacientes con patologías previas que ahora han de encarar esta epidemia.

Estamos viendo el colapso hospitalario en otros lugares del mundo sin todas estas dificultades, es de esperar una situación de pesadilla en los hospitales gazatíes en las próximas semanas.

Para dar respuesta a las necesidades más urgentes de Gaza, Naciones Unidas ya está trabajando en un proyecto de ayuda humanitaria para los siguientes dos meses, con un presupuesto de 7 millones de dólares aportados por donantes internacionales.

En palabras de la ONG israelí B’selem: “El creador de esta realidad es responsable de la salud de los dos millones de personas que viven en Gaza. Israel no podrá desviar la culpa si este escenario de pesadilla se convierte en una realidad que creó y no hizo ningún esfuerzo por evitar”.

Fuente: Rumbo a Gaza