2020 · 03 · 19

Israel cierra los pasos fronterizos con Gaza y Cisjordania para impedir la expansión del coronavirus

Las autoridades de Israel han cerrado desde este miércoles todos los pasos fronterizos que conectan con la Franja de Gaza y Cisjordania con el objetivo de impedir la expansión de la pandemia del nuevo coronavirus en los territorios palestinos.

Las autoridades israelíes han informado de que harán excepciones por motivos humanitarios y para los trabajadores palestinos de Cisjordania de determinados sectores, como la agricultura, los servicios sanitarios o la construcción.

Sin embargo, todos los trabajadores que entren en territorio israelí deben permanecer durante uno o dos meses, según ha explicado el comandante Yotam Shefer, jefe de la Administración Civil en el Departamento internacional de Cisjordania.

Durante ese periodo, los trabajadores que no podrán regresar a Cisjordania, ha señalado Shefer, que ha advertido de que los empresarios serán los responsables de conseguir alojamiento para los empleados. Los trabajadores palestinos que regresen a Cisjordania antes de cumplir ese periodo no recibirán autorización para volver a entrar en Israel.

La cadena israelí Kan ha informado de que unos 25.000 trabajadores palestinos han entrado este miércoles por la mañana en Israel, frente a los 20.000 de comienzos de semana y ha señalado que la previsión en es que lleguen más en los próximos días.

Hasta la fecha, se han confirmado 44 casos de coronavirus en Cisjordania. La mayoría corresponden a pacientes situados en Belén y que tuvieron contacto con turistas extranjeros. El Ministerio de Sanidad en Gaza, controlado por Hamás, no ha confirmado ningún positivo.

Belén, que acoge la famosa Basílica de la Natividad, permanece cerrada desde hace dos semanas, en un intento por impedir que el virus se propague a otras localidades. Israel ha confirmado 425 personas contagiadas por el coronavirus y ninguna víctima mortal.

La pandemia originada en la ciudad de Wuhan, en la provincia de Hubei, en el centro de China, ha acabado con la vida de más de 8.000 personas y ha dejado a más de 200.000 personas contagiadas en todo el mundo.

Fuente: Agencia Europa Press