2020 · 03 · 13

La familia Samuni: Los árboles de Gaza

La película logró el premio al mejor documental en el Festival de Cannes de hace dos años

Amal, una de las niñas cuya vida recoge el desolador documental de Stefano Savona La familia Samuni, dice que ni sabe contar historias ni recuerda ninguna. Lo afirma en lo que queda del huerto de su padre, víctima junto a uno de sus hermanos de la ofensiva que el ejército israelí lanzó a finales de 2008 contra la Franja de Gaza y que acabó con la vida de casi una treintena de agricultores de la familia Samuni. Amal, que sufre lesiones en el cerebro por metralla, dibuja un círculo en la tierra y añade: “Aquí había un sicomoro, los niños subían a coger fruta”. Los árboles que aún resisten y los caídos (“eran los árboles de nuestros antepasados, los destruyeron, pero volveremos a plantarlos”, afirma otro niño), serán uno de los principales objetivos de esta pavorosa panorámica de un territorio arrasado donde las nuevas semillas crecen entre el dolor y la venganza.

Esta película logró el premio al mejor documental en el Festival de Cannes de hace dos años gracias a una propuesta que mezcla imágenes reales con otras de animación y una tercera parte (arriesgada y durísima) que recrea con la frialdad de un estilizado videojuego el asalto del ejercito israelí a las casas de los Samuni. La respetuosa mirada de Savona (casi se siente la paciencia de su cámara) se combina con la animación del artista gráfico Simone Massi. Una fórmula (la animación documental sustentada también en imágenes reales) cada vez más frecuente y caprichosa pero que aquí logran una sintonía ejemplar. Los dibujos de Massi representan el pasado más amable y también el más terrible. Frente a los detalles de los recuerdos de la memoria familiar, de su mano está la representación de la muerte. Su trazo dramático y onírico en blanco y negro, con los infinitos detalles de una tinta china de aire clásico, recoge la vida que los niños dicen haber olvidado, los cuentos del padre y del hermano de Amal, fantasmas de esa memoria que la película pide reparar. Massi posee una fuerza visual atemporal que fluye con delicadeza junto a las imágenes de Savona en una película construida sobre las ruinas de un poblado donde los niños juegan con escombros mientras esperan que los árboles sigan su curso.

LA FAMILIA SAMUNI

Dirección: Stefano Savona Género: animación, documental. Italia, Francia, 2018 Duración: 128 minutos

Fuente: Elsa Fernández-Santos, Diario El País - España