2020 · 01 · 17

La OLP tilda de 'robo de territorio' el plan de Israel para nuevas reservas naturales en Cisjordania

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ha criticado este jueves el anuncio de Israel sobre la creación de siete nuevas reservas naturales en el Área C de Cisjordania y ha recalcado que supone «un robo de territorio».

Israel construirá nuevas colonias judías en Cisjordania. Redes

«Estas llamadas reservas son la aplicación práctica de la anexión acelerada y ‘de facto’ por parte de Israel, un robo de territorio y una colonización contra Jerusalén y el valle del Jordán», ha dicho Hanan Ashraui, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP.

La destacada política palestina ha denunciado que «Israel está llevando a cabo una anexión silenciosa de territorio palestino para garantizar la negativa permanente a los derechos fundamentales del pueblo palestino a la libertad y la justicia».

«Esto es un crimen, además de reprensible desde el punto de vista moral y político», ha agregado, antes de recordar que la oficina de la fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional (TPI), Fatou Bensouda, está «revisando» el «régimen ilegal de asentamientos».

Por ello, ha indicado que el reciente anuncio, realizado por el ministro de Defensa israelí, Naftali Bennett, supone «una afrenta al TPI y a la comunidad internacional, que rechaza y se opone a la adquisición de un territorio por la fuerza».

Ashraui ha cargado además contra Estados Unidos y ha argüido que «la política israelí de desplazamiento y reemplazo a favor del ‘Gran Israel’ está en marcha gracias al ciego apoyo ideológico por parte de la actual Administración estadounidense».

«Esta alianza irresponsable está permitiendo a Israel burlarse del orden internacional fundamentado en normas para intentar normalizar un comportamiento deshonesto y animar a otros países canalla con aspiraciones extraterritoriales a ignorar el Derecho Internacional con impunidad».

De esta forma, ha reclamado a la comunidad internacional que adopte «una claridad moral y valor» y actúe «para poner fin a esta escalada y graves violaciones del Derecho Internacional», según ha informado la agencia palestina de noticias WAFA.

Es la primera vez desde los Acuerdos de Oslo de 1994 que se anuncian nuevas reservas naturales en esta zona. Además, otras doce ya existentes serán ampliadas, según informa el diario local ‘The Jerusalem Post’.

«Hoy estamos reforzando enormemente la tierra de Israel mediante el desarrollo de asentamientos judíos en el Área C, con acciones no palabras», dijo Bennett, una semana después de anunciar una nueva campaña para garantizar el control israelí sobre esta zona.

El ministro destacó que «Judea y Samaria –nombre que da Israel a Cisjordania– tienen una naturaleza con vistas impresionantes», por lo que ha invitado «a todos los ciudadanos israelíes a visitarlos «para descubrir nuevas cosas y continuar la empresa sionista».

Los Acuerdos de Oslo dividieron Cisjordania en tres zonas: el Área A, bajo control de la Autoridad Palestina (AP) y donde están las principales ciudades; el Área B, administrada por la AP, pero sometida al control de seguridad de Israel; y el Área C, totalmente controlada por Israel.

Israel conquistó Cisjordania, la Franja de Gaza y parte de los Altos del Golán y Jerusalén Este en la Guerra de los Seis Días de 1967, Más de 600.000 colonos judíos viven actualmente en Cisjordania y Jerusalén Este.

Los palestinos reclaman estos territorios, a excepción de los Altos del Golán para conformar un futuro Estado con Jerusalén como capital. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha exigido a Israel que cese la expansión de los asentamientos alegando que violan el Derecho Internacional y son un obstáculo para la paz.

Fuente: Agencia Europa Press