2020 · 01 · 09

Norman Finkelstein: 'Es probable que la Corte Penal Internacional deseche el caso de Palestina por crímenes de guerra'

La oportunidad que presenta el caso es formatear a la opinión pública, dijo Finkelstein en una entrevista, para que los defensores de los derechos de los palestinos presenten su caso mientras La Haya considera la legitimidad "La presión puede venir de ambos lados".

La fiscal Fatou Bensouda en la Corte Penal Internacional

La semana pasada, los partidarios de los derechos humanos palestinos se sintieron animados por el anuncio de la fiscal de la Corte Penal Internacional de que había decidido abrir una investigación formal a Israel por crímenes de guerra en los territorios ocupados, incluido el proyecto de solución en curso en Cisjordania y Jerusalén Oriental y el ataque de 2014 denominado “Operación margen protector”. También está investigando a Hamás y a los grupos militantes palestinos por crímenes de guerra.

"Hay una base razonable para creer que se han cometido o se están cometiendo crímenes de guerra en Cisjordania, incluida Jerusalén Oriental, y la Franja de Gaza", dijo la fiscal Fatou Bensouda.

"No se puede negar el hecho de que, al menos a nivel simbólico, sucedió algo significativo", dice Norman Finkelstein, experto en la CPI. “Ha ocurrido un quiebre. O para decirlo en otros términos, se ha cruzado una línea roja estadounidense, porque EE.UU. ha dicho: abre una investigación y te destruiremos".

Debido a que el asunto incumbe a la política internacional, Finkelstein dice que las esperanzas de un resultado oficial justo se verán frustradas por el Tribunal. Cree que el caso será desechado en el terreno técnico, bajo una tremenda presión de Israel y los EE.UU.

La oportunidad que presenta el caso es formatear a la opinión pública, dijo Finkelstein en una entrevista, para que los defensores de los derechos de los palestinos presenten su caso mientras La Haya considera la legitimidad "La presión puede venir de ambos lados".

Fatou Bensouda será sometida al mismo tipo de vilipendio que Israel y sus amigos llevaron a cabo hace diez años sobre el juez Richard Goldstone, quien luego de acusar a Israel de atacar a civiles en Gaza en un informe del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, quedó ampliamente manchado como con una brocha gorda, especialmente por Alan Dershowitz, diciendo que era un traidor al pueblo judío. Llevado al ostracismo a veces incluso dentro de su comunidad judía sudafricana, Goldstone luego se retractó de algunos de los cargos.

Finkelstein está pronto a publicar un libro sobre el fracaso de Bensouda para llevar a juicio en la CPI una denuncia palestina anterior, que implica el asesinato por parte de Israel de 10 pasajeros a bordo del barco de ayuda Mavi Marmara, que navegaba rumbo a Gaza desde Turquía en mayo de 2010 cuando comandos israelíes abordaron el barco en aguas internacionales en medio de la noche.

Ese caso fue llevado a la CPI por las Islas Comoras porque el barco navegaba bajo bandera de Comoras. Pero tras una investigación preliminar de años de duración, Bensouda se negó a iniciar una investigación formal y se alineó con los argumentos israelíes sobre la conducta agresiva de los pasajeros y la tripulación en el barco para, de alguna manera, justificar la fuerza letal.

Bensouda recibió grandes críticas por ese fallo -dice Finkelstein- de los funcionarios dentro de la CPI, de la comunidad de derechos humanos, a partir de un artículo de John Dugard, profesor de derecho internacional con gran reputación, y desde la publicación inminente del propio libro de Finkelstein titulado J'Accuse.

La última decisión de Bensouda del 20 de diciembre fue iniciar una investigación de un segundo caso ocurrido en 2015 en referencia a Palestina y Finkelstein lo ve como un esfuerzo por "recuperar" su pérdida reputación en el fallo del Mavi Marmara.

Parte del daño a la reputación fueron las críticas al historial de Bensouda en Gambia. "Era la fiscal general de la junta militar de Gambia", dice Finkelstein. “Richard Goldstone era un juez en el régimen de apartheid de Sudáfrica, pero Dugard me dice que es totalmente diferente. Goldstone tenía un historial ejemplar como juez en Sudáfrica, ella uno manchado.

Finkelsteindice que el documento de 112 páginas que Bensouda publicó al anunciar su decisión de investigar crímenes de guerra se ve muy bien con respecto al crimen de las colonias israelíes. El documento ofrece “10.000 piezas” de pruebas sobre la ilegalidad de las colonias de Cisjordania y Jerusalén Este que van a mostrar lo que todo el mundo sabe: Israel se ha apoderado de las tierras que debían proporcionar el territorio de un Estado palestino en virtud del derecho internacional y colonizó estas tierras con más de 600.000 colonos judíos.

El argumento de Bensouda de que Israel cometió crímenes de guerra en Gaza durante el ataque de la Operación margen protector hace cinco años que mató a más de 2.200 palestinos, incluidos 500 niños, es menos específico. "Si lees su declaración, pensarías que Hamás cometió tantos crímenes de guerra, si no más, que Israel durante dicha operación", dice Finkelstein.

Algunos de la izquierda se han regocijado del fallo de la CPI y han dicho que el primer ministro Benjamin Netanyahu y el exjefe de gabinete del ejército Benny Gantz (quien se jactó de bombardear Gaza hasta llevarla a la "edad de piedra") pueden ser acusados ​​de crímenes de guerra por ese asalto. “Dudo mucho de eso. La probabilidad de que sean realmente condenados se aproxima a cero”, dice Finkelstein.

De todos modos, Israel se ve sacudido por el anuncio y ha comenzado una batalla. “Hay una batalla legal, pero también va a ser una batalla abierta, la batalla de la opinión pública. Así que ayer Benjamin Netanyahu fue al Muro de los Lamentos y dijo que la CPI es culpable de antisemitismo ", dice Finkelstein. “Ahora, el otro lado puede decir: oh, ¿es antisemitismo decir que las colonias israelíes son ilegales? ¿Es antisemitismo decir que Cisjordania, Gaza y Jerusalén Este están ocupando territorio palestino?”

El pesimismo de Finkelstein sobre el resultado final se basa en el hecho de que Bensouda se retiró. Viendo que la competencia de la Corte sobre estos temas es disputada por Israel, Bensouda pidió una opinión sobre dos cuestiones cruciales jurisdiccionales de la Corte -llamada la Sala de Cuestiones Preliminares- en los siguientes 120 días antes de comenzar concretamente su investigación.

“Se reparte la cuestión de la jurisdicción en dos partes. ¿Esta entidad llamada Estado de Palestina se califica como un Estado competente para presentar una referencia o queja ante la CPI?", resume Finkelstein. "Pregunta número dos, tienen que decidir cuál es la jurisdicción territorial de la Corte en este caso, lo que significa que tienen que decidir cuáles son las dimensiones territoriales de esta entidad llamada el Estado de Palestina”.

Finkelstein está muy preocupado de que Bensouda haya enviado estas preguntas a la Sala de Cuestiones Preliminares porque está encabezada por un juez húngaro, Péter Kovács, que se puso del lado de Israel en repetidas ocasiones anteriores en los asuntos del caso Mavi Marmara.

En este párrafo Bensouda misma abre la puerta a Kovács para desestimar la posición de Palestina de presentar el caso en primer lugar:

El alcance de la jurisdicción de la Corte en el territorio de Palestina parece estar en disputa entre los Estados más directamente afectados: Israel y Palestina. Otros estados también han expresado su interés y las preocupaciones sobre esas cuestiones pertinentes. En particular, Palestina no tiene control total sobre el territorio palestino ocupado y sus fronteras están en disputa. Cisjordania y Gaza están ocupadas y Jerusalén Este ha sido anexionado por Israel. Gaza no está gobernada por la Autoridad Palestina. Además, la cuestión de la condición de Estado de Palestina en virtud del derecho internacional no parece haberse resuelto definitivamente.

“Apostaría tu último dólar y el mío a que Kóvacs nunca dirá que Palestina es un Estado. De los otros dos jueces [en la PTC] solo necesita un voto más”, dice Finkelstein.

Israel ya ha presentado desafíos inteligentes a la posición palestina, dice Finkelstein. “Muchos son un montón de mierda, pero citan declaraciones de la comunidad internacional y los palestinos que tienen la idea de los dos estados como una aspiración, pero no es una realidad. Entonces, si no es una realidad, ¿cómo pueden recurrir a la CPI para pedir una investigación? ¡No son un estado!

Las autoridades israelíes también han aprovechado el hecho de que Palestina citó la resolución de partición de la ONU de 1947 como base para la queja. Esa resolución dejó Jerusalén fuera de los estados judíos y árabes que se iban a establecer: "un corpus separatum". Israel usó esta cita contra Palestina, dice Finkelstein: "Ellos mismos reconocen que Jerusalén no es parte del Estado palestino".

Señalé a Finkelstein que si el Tribunal rechaza el caso palestino por estos motivos, dejará la ocupación en su lugar, con los palestinos inexistentes en todos los marcos oficiales. Los colonos israelíes continuarán engullendo sus tierras, pero los palestinos no tienen ningún recurso bajo la ley israelí o en los tribunales internacionales.

“La CPI puede decidir sobre las colonias si el Consejo de Seguridad de la ONU se las menciona. Y eso no sucederá”, agrega Finkelstein. EE.UU. lo vetará.

Finkelstein ve la verdadera fuerza del caso de la opinión pública en el Tribunal. Continuará abriendo una brecha en la política de los Estados Unidos presionando a la dirigencia del Partido Demócrata. Dice:

Hay dos polos ahora en el mundo. Como todos saben, el centro se ha derrumbado. Un polo ha dicho, a la mierda el Estado de derecho. Por lo que no se preocupan de que ahora Israel es un Estado de apartheid o como Lincoln diría una nación que es la mitad libre y la mitad esclava. Por lo que los palestinos no tienen nada y ya está. Al igual que Modi hizo ahora con la nueva ley en India que dice que solo los hindúes pueden obtener la ciudadanía. No se preocupan por la ley. Y ese es Trump.

Por otro lado, a la vista de la vieja derecha, el otro polo de hecho está más en deuda con la ley. La ley se ha convertido en su gran arma.

Por lo que el Partido Demócrata, por lo que es su base, no es posible la defensa de un Estado que es la mitad esclavo y otra mitad libre.

Los demócratas no quieren reconocer lo que es de hecho el caso: Israel se ha anexionado esos territorios. Porque si son parte de Israel y los palestinos no tienen derechos de ciudadanía, están viviendo en un Estado esclavo.

Por lo que el Partido Demócrata quiere ver en la apariencia que la situación se encuentra todavía en el limbo, que todavía hay un posible proceso de paz que no ha sido resuelto porque si mantienen esa apariencia, son ahora parte de la vieja derecha que dice no nos importan nada los palestinos.

Le dije a Finkelstein que un presidente demócrata podría ejercer presión sobre Is

rael."Un presidente demócrata sería como Obama", dijo Finkelstein en desacuerdo, "que dice que no debería haber interferencia internacional, debe resolverse entre israelíes y palestinos, solo podemos desempeñar el papel de un intermediario honesto y así sucesivamente. A menos que sea Bernie.

Finkelstein señala hasta dónde llegó Obama para neutralizar el derecho internacional contra las colonias y otros crímenes israelíes en los territorios ocupados. “Recuerde, fue [la entonces Secretaria de Estado] Hillary Clinton quien se enorgulleció del hecho de que ella personalmente mató el informe Goldstone. La administración Biden haría lo mismo".

Llegué al final pidiendo a Finkelstein que me dijera dónde él ve la esperanza.

"La batalla se desarrollará a puerta cerrada y en la corte de la opinión pública, y si los palestinos y sus aliados montan una campaña de relaciones públicas lo suficientemente significativa, exigiéndola, pondrá a la PTC [la instancia previa de la CPI] y a Bensouda bajo el foco.

“De lo contrario, si se deja que se desarrolle con el funcionamiento normal de la Corte, los palestinos perderán todo.”

Acerca del autor: Philip Weiss es editor senior de Mondoweiss.net y fundó el sitio en 2005-2006.

Fuente Original: The ICC will likely throw out Palestine’s case for war crimes, Norman Finkelstein says

Fuente: Philip Weiss, Mondoweiss / Rebelión (Traducido del inglés para Rebelión por J. M.)