2019 · 12 · 30

ONG denuncia más de 1200 casos de tortura a presos palestinos en los últimos 20 años

El Comité Público contra la Tortura en Israel ha señalado la persistencia del maltrato y abuso contra los palestinos en las prisiones israelíes y afirma conocer más de mil casos de maltratos desde 2001

Un grupo de personas se manifiesta en Cisjordania en apoyo a los prisioneros palestinos detenidos en cárceles israelíes, 22 de marzo de 2019 (Foto: Anadolu)

El Comité Público contra la Tortura en Israel (PCATI, por sus siglas en inglés) aseguró que se han presentado alrededor de 1200 denuncias de tortura durante los interrogatorios israelíes desde 2001, recoge la Asociación de Apoyo a los Presos y los Derechos Humanos (Addameer, por su acrónimo en árabe).

PCATI señaló que los métodos de tortura utilizados por los guardias israelíes incluyen posiciones de estrés, palizas que resultan en heridas graves, privación del sueño, chantaje emocional, amenazas de tortura contra miembros de la familia y el traslado de detenidos a prisiones secretas.

Puso de relieve asimismo que el régimen de Tel Aviv permite el uso de la tortura en los llamados “casos excepcionales”; una ambigüedad que ha contribuido al uso desenfrenado de esta práctica, de la que se exime de responsabilidad penal a los funcionarios involucrados.

La última actualización de Addameer sobre la tortura en las cárceles israelíes, desde agosto de 2019, muestra cómo el régimen israelí manipula su llamado estado de excepción para eludir la prohibición absoluta de la tortura en el derecho internacional.

Señala que, dado que los palestinos, sin excepción, se consideran una “amenaza” para Israel, no hay parámetros que excluyan a los detenidos de la tortura, y reclama que, en lugar de proteger los derechos de los palestinos en las cárceles israelíes, los detenidos corren el riesgo de sufrir violaciones adicionales, mientras que, los perpetradores de tal violencia son inmunes al enjuiciamiento por medio de la misma narrativa de seguridad que permite la tortura de los palestinos.

El grupo de derechos humanos luego cita una declaración de Nils Melzer, el relator especial del Comité contra la Tortura de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), quien trazó un paralelismo entre la presencia de Estados Unidos en Guantánamo y el afianzamiento colonial de Israel en Palestina.

A principios de octubre, el Club de Presos Palestinos denunció que 73 prisioneros palestinos han perdido la vida a raíz de las torturas en las cárceles del régimen de Tel Aviv desde el año 1967.

Además, la comunidad internacional continúa ignorando tales violaciones flagrantes de los derechos humanos que equivalen a crímenes de guerra.

Según fuentes oficiales, Israel mantiene en sus cárceles a más de 7000 prisioneros palestinos, de los cuales unos 500 están sometidos a la llamada “detención administrativa”: una modalidad legal que permite mantener a los palestinos en la cárcel sin cargos ni juicio por periodos de hasta seis meses, prorrogables un número de veces ilimitado.

El régimen israelí suele ser objeto de denuncias y condenas por la tortura de los presos palestinos o las detenciones arbitrarias de los palestinos, incluso niños y mujeres.

Fuente: Sofia Belandria, El Ciudadano