2019 · 12 · 02

'La agencia para los refugiados palestinos, en momento crítico'

Al organismo le hacen falta US$167 millones y se pone en riesgo la atención de población vulnerable.

Raquel Martí, directora para España de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA).

Raquel Martí es la directora para España de la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), creada en 1949, tras la guerra árabe-israelí que generó 700.000 refugiados.

Su objetivo es ayudar a esa población, con la expectativa de que funcionaría tres años y ya va a cumplir 70. Según Martí, la UNRWA está en su peor momento por el retiro de la financiación de Estados Unidos.

Si la UNRWA cumple 70 años, hay personas que nacieron y murieron como refugiadas. ¿Qué significa eso?

Así es. Y no conocieron lo que es tener una ciudadanía ni sus derechos básicos. Además, alguien que haya nacido en 1967 en Cisjordania o en Gaza, a hoy no ha conocido otra forma de vida que no sea la ocupación militar.

¿Es una de las agencias más antiguas de la ONU?

Es la agencia más antigua para atención a los refugiados de Palestina. El problema es que no hay visos de que las cosas vayan a cambiar. Este último mandato de la agencia fue discutido por EE. UU. e Israel, y nosotros creemos que lo ideal es que la agencia desaparezca, pero porque no sea necesaria; que los refugiados tengan una solución definitiva, con derechos, ciudadanía y un lugar donde vivir que sea suyo. Ellos votaron contra la renovación del mandato de la agencia y no han propuesto soluciones para que su desaparición se haga sin desatender a los refugiados.

¿Dónde están esos refugiados palestinos?

En Gaza hay 1,2 millones y en Cisjordania, 900.000, lo que nosotros llamamos territorio palestino ocupado por Israel; en Jordania, dos millones; en Líbano, medio millón, y en Siria, antes de la guerra había medio millón. Estos son a los que atendemos. También hay en Irak y Egipto.

Qué sería de esos 5,4 millones de personas si no hubiese ninguna una agencia que le recuerde a la comunidad internacional que en 70 años no ha sido capaz de encontrar una solución

¿Qué pasaría si la UNRWA hoy deja de funcionar?

Medio millón de niños se quedarían sin estudio, con el riesgo que supone que se queden en la calle. Atendemos a 3,5 millones de personas en salud, gestionamos 140 hospitales y prestamos ayuda humanitaria. Qué sería de esos 5,4 millones de personas si no hubiese ninguna una agencia que le recuerde a la comunidad internacional que en 70 años no ha sido capaz de encontrar una solución. ¿

Los van a dejar en un limbo para siempre? ¿Nadie se va a ocupar de ellos?

¿Si cierra la UNRWA, en Gaza y Cisjordania quién atendería los refugiados?

En las Convenciones de Ginebra se dice que la potencia ocupante es la responsable del bienestar de la población ocupada. Así, Israel sería responsable de la población palestina, pero esto no sucede.

¿Y en los otros sitios donde hay refugiados?

En países como Siria, donde hay una guerra quedarían absolutamente desamparados. En Líbano los refugiados no pueden ir a hospitales o a escuelas públicas. Hay 30 profesiones en las que los refugiados no pueden trabajar. Tampoco tienen derecho a la propiedad, tener tierras ni negocios. En Jordania los derechos sí se disfrutan más ampliamente, aunque no pueden entrar a las Fuerzas Armadas, no pueden votar ni formar parte del gobierno.

Refugiados palestinos

Niños palestinos llenan botellas con agua de los tanques de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) en Gaza. Foto: AFP

¿Cuál es el presupuesto de la agencia para trabajar?

1.200 millones de dólares para garantizar salud, educación, ayuda humanitaria y servicios sociales, pero tenemos un déficit de 167 millones. Es el peor momento en la historia de la agencia. En 2018, EE. UU. dejó de entregar los 336 millones que aportaba. Donantes nos permitieron cerrar bien el 2018, pero este año es crítico.

¿No hay un mecanismo para asegurar recursos?

Ningún país tiene obligación de financiar. Es la primera vez que EE. UU. deja de aportar. En la UNRWA no habíamos tenido un uso tan flagrante de la ayuda humanitaria para un fin político.

Fuente: ElTiempo.com