2019 · 11 · 29 • Andalucía Solidaria

Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino: Derechos y promesas incumplidas, la historia del pueblo palestino

Desde 1977, el 29 de noviembre de cada año se conmemora el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, instaurado por las Naciones Unidas para subrayar la importancia de la aprobación de la resolución 181, conocida después como la "resolución de la partición" en la que se estipulaba la creación de dos Estados.

Desde 1977, el 29 de noviembre de cada año se conmemora el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, instaurado por las Naciones Unidas para subrayar la importancia de la aprobación de la resolución 181, conocida después como la "resolución de la partición" en la que se estipulaba la creación de dos Estados, uno árabe y otro judío, con Jerusalém como territorio bajo un régimen internacional especial. Hasta la fecha, solo hay un Estado que domina al resto de la población, vulnera sus derechos e invade sus territorios. El de Israel. El más reciente paso en la vulneración de derechos es la declaración de que los asentamientos judíos son legales.

Cerca de 8 millones de palestinos viven en los territorios ocupados por Israel y en países de Oriente Próximo, como Jordania, Líbano y Siria.

De nuevo, este 29 de noviembre es un día para no celebrar nada. No ha habido avances, la población está asfixiada, no existen derechos humanos para la población palestina; la muerte, la usurpación de territorios, la demolición de viviendas, las detenciones, la carcel, el hostigamiento y las privaciones persiguen a la población, y en este contexto, Israel sigue respaldado por Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y en todas las ilegalidades que comete. La más reciente: dejar de considerar ilegales los asentamientos de Israel en Cisjordania, en contra del consenso internacional.

Y esto se suma a otro punto de giro relevante en la política de Estados Unidos al respecto: la decisión de respaldar la soberanía de Israel sobre los territorios del Alto del Golán, una meseta de 1200 kilómetros cuadrados a unos 60 kilómetros al suroeste de Damasco, capital de Siria. Era de Siria, pero Israel la ocupó en la Guerra de los Seis Días, en 1967. Siria intentó recuperarla en 1973, en la Guerra del Yom Kipur, pero no lo lograron. Un armisticio estableció un área desmilitarizada en 1974 pero en 1981 Israel aprobó una ley que practicamente se atribuía su anexión, algo que no fue reconocido por la comunidad internacional. La importancia es la ubicación estratégica. Israel puede controlar Siria desde esa posición, es una fuente de agua clave para una zona árida y posee ahí una estación esquí.

Hay que hacer historia y recordar, como Naciones Unidas publica en su portal web, que desde  1975 existe el Comité para el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino, un órgano con el mandato de asesorar a la Asamblea sobre los programas destinados al ejercicio de los derechos inalienables del pueblo palestino, incluidos el de la libre determinación sin injerencia externa, el de la independencia y la soberanía nacionales, y el de regresar a sus hogares y propiedades, de los cuales fueron desalojados. A esto se añade que Estados Unidos contemple la opción de que Irán esté utilizando Siria para apuntar contra Israel y los Altos del Golán son la 'primera línea'. Aquí puedes ver y oír esta interpretación de la decisión de Trump al respecto.

El mandato del Comité es también "ofrecer su cooperación y apoyo a las organizaciones palestinas y otras organizaciones de la sociedad civil", y en virtud del mismo ha creado una red de más de 1000 organizaciones de la sociedad civil de todas las regiones del mundo a lo largo de los años que desarrollan actividades sobre la cuestión de Palestina.

La defensa de los derechos palestinos está apoyada por miles de organizaciones y millones de personas en todo el mundo, y cuenta con un movimiento de acción similar al que logró acabar con el Apartheid sudafricano, el BDS, Movimiento de Boicot, desinversiones y sanciones.

El apoyo a este movimiento como clave para revertir la situación de apartheid que se vive en Palestina por parte de Omar Shakir, director de Human Rights Watch para Israel y Palestina, le ha valido la expulsión de la organización; Shakir realizó un llamamiento a respetar el ordenamiento jurídico internacional y no consumir productos elaborados por los colonos judíos en los asentamientos ocupados de Cisjordania y en respuesta, la Corte Suprema de Israel confirmó la decisión de expulsarlo el pasado 5 de noviembre de 2019.

En este contexto, el secretario general de la ONU, António Guterres, ha reiterado que todas las actividades que se están llevando a cabo en los asentamientos israelíes de los territorios palestinos ocupados son "ilegales", constituyen una "flagrante violación" del Derecho Internacional y generan un "sufrimiento generalizado en la Franja de Gaza". Ha apelado a unas negociaciones constructivas y de buena fe", aunque ha sido contundente: "El establecimiento de asentamientos en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Este, no tiene validez legal y constituye una violación flagrante del Derecho Internacional, como se indica en la resolución 2334 (2016) del Consejo de Seguridad. Estas acciones amenazan con socavar la viabilidad de establecer un estado palestino basado en las resoluciones pertinentes de Naciones Unidas. Al mismo tiempo, debe cesar el lanzamiento indiscriminado de cohetes y morteros hacia las poblaciones civiles israelíes", publica Europaporess.

"La intensificación de los asentamientos ilegales, las demoliciones de hogares palestinos y el sufrimiento generalizado en Gaza deben detenerse", ha manifestado Guterres a través de un mensaje leído por su jefa de gabinete, Maria Luiza Ribeiro Viotti, en la reunión que ha conmemorado, en 2019, el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino.

En Andalucía, la Declaración del Olivo continua viva

La Declaración del Olivo es fruto de la Conferencia Internacional de gobiernos y organizaciones de la sociedad civil en apoyo a los derechos palestinos, organizada por el Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional (FAMSI), el Comité  de la ONU para el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo palestino (CEIRPP), Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU) y la Junta de Andalucía, con la  colaboración del Parlamento de Andalucía representantes de las ciudades y gobiernos locales así como de las organizaciones de la sociedad civil, reunidos en Sevilla en Diciembre de 2014, con motivo del Año Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino.

El movimiento solidario ciudadano, no gubernamental e institucional se mantiene intacto. Esta semana, las plataformas de solidaridad con el pueblo palestino desarrollan un intenso calendario de actividades que puedes consultar aquí.

Fuente: Andalucía Solidaria

Andalucía Solidaria