2019 · 09 · 26 • Agencia EFE

Se suspende la Copa Palestina porque Israel no deja viajar a futbolistas de Gaza

Las autoridades israelíes no autorizan al equipo Jadamat Rafá desplazarse por su territorio para jugar en Cisjordania contra el Nablús FC Balata.

La Copa Palestina de fútbol ha sido suspendida este miércoles después de que las autoridades de Israel denegaran el permiso de viaje a la mayoría de los integrantes de un equipo de Gaza para poder disputar el partido contra sus rivales en Cisjordania.

Las autoridades de Israel se han negado a autorizar que la mayoría de los jugadores del club de Gaza Jadamat Rafá se desplazaran varias decenas de kilómetros por territorio israelí para jugar en Cisjordania contra el Nablús FC Balata. Además no han dado una explicación pública sobre los motivos por los que han denegado la autorización de viaje. Varios medios han informado, citando a fuentes de los servicios de seguridad israelíes, de que algunos jugadores de Gaza podría tener vínculos con el terrorismo.

El equipo gazací ha dicho que Israel solo ha concedido permiso a doce integrantes del equipo, cinco de ellos jugadores, de un total de 35 personas que habían solicitado autorización de viaje para el partido en Cisjordania.

La Copa Palestina, que se iba a disputar en Nablús y que cuenta con el reconocimiento de la FIFA, fue aplazada en julio, cuando Israel denegó el permiso de viaje a 31 de los 35 integrantes de la escuadra gazací. El vencedor de la final entre los dos equipos de Gaza y Cisjordania representará a Palestina en la Liga de Campeones de Asia, un campeonato que sirve de clasificación para el Mundial de Clubes de la FIFA. "Es un sentimiento terrible después de haber entrenado tan duro", ha dicho Ahmad Abu Thuhair, un futbolista de Gaza que no ha recibido permiso para viajar hasta Cisjordania.

El lunes un tribunal israelí confirmó la decisión de la oficina de enlace militar israelí con los palestinos (COGAT) de denegar los permisos de viaje de los futbolistas gazacíes. "Cada solicitud de permiso recibido por COGAT se evalúa detalladamente y de forma individualizada, siguiendo los criterios publicados en la web de COGAT y de acuerdo con los controles de seguridad", ha indicado en un mensaje de correo electrónico el organismo israelí.

Israel se hizo con el control de Gaza y Cisjordania en 1967 y en 2005 retiró sus tropas y los asentamientos del territorio costero palestino, que está gobernado por Hamás, un grupo al que Israel y los países occidentales catalogan como una organización terrorista. Amparándose en un motivos de seguridad, Israel mantiene un estricto control en la frontera terrestre y marítima de Gaza. Hamás e Israel se han enfrentado en tres guerras a lo largo de la última década. Los dos millones de palestinos que residen en este enclave costero tienen que conseguir el permiso de Israel para poder viajar hasta Cisjordania.

El jefe de la Asociación de Fútbol palestina, Yibril Rayub, ha acusado a Israel de estar intentando "paralizar a los jugadores palestinos e incluso al sistema deportivo palestino en general". Ghisa, un grupo israelí de defensa de los Derechos Humanos, ha solicitado a un tribunal de Jerusalén que recurra la denegación de permisos de viaje por entender que la decisión de COGAT pone de manifiesto la "política de separación" que, a su juicio, "viola el derecho de los palestinos a la libertad de movimiento".

Fuente: Agencia EFE

Agencia EFE