2019 · 08 · 30

Música para ayudar a los campos de refugiados palestinos en el ‘Granma Fest

En su 20 aniversario el Rincón Cubano Granma organiza el festival, que traerá a grupos nacionales como Desakato o Xavi Sarrià y locales como Método Vasili, con la intención de recaudar fondos para un campamento de refugiados palestino y con la ayuda de 'Pallasos en rebeldía'

El Rincón Cubano Granma presenta el cartel del ‘Granma Fest’, un festival de música organizado con motivo de su 20 aniversario el 1 y 2 de noviembre, en el que recaudarán fondos para un proyecto infantil en el campo de refugiados palestino Aida Camp.

En esta fiesta de solidaridad internacionalista estarán presentes bandas de diferentes estilos del panorama nacional como los asturianos de punk-rock Desakato, el rap feminista de Machete en Boca, la música indie de Xavi Sarrià, el hip hop de Arianna Puello, la Excepción y Sons Of Aguirre & Scila.

Estas bandas nacionales compartirán escenario con otras locales, como el punk rock reivindicativo de Método Vasili o Émbolo, y la rumba de autor de A duras Penas.

Barrio del campo de refugiados de Aida

La Feria de Muestras de La Lechera es el espacio elegido para un festival que, aprovechando el primer día de fiestas de La Virgen Grande en Torrelavega, fue presentado públicamente por la organización antiimperialista, y que contará con zona de descanso, de colectivos, mercadillo y comiza, zona antiimperialista y la propia zona de conciertos.

Según explica el colectivo organizador, “el evento será más que un festival musical con diez bandas de primer nivel” y añaden que no sólo habrá música, pues además “contará con mesas informativas de diversos colectivos que desarrollan distintas luchas, charlas-debate, proyecciones y un espacio infantil”.

Asimismo, y coincidiendo con la presentación del cartel completo del ‘Granma Fest’, han sacado a la venta una nueva oferta de otros 150 abonos para los dos días, por un precio especial de 22 euros más gastos de gestión, una vez completada la venta de los primeros 150 abonos de lanzamiento.

“El festival será íntegramente autofinanciado, contando con la aportación del trabajo voluntario de más de 70 jóvenes y sin recurrir a subvenciones o publicidad” recuerdan desde la organización, e insisten en que “se hará llegar alto y claro el mensaje revolucionario sin injerencias y con total libertad”.

La ofensiva israelí en el muro de Cisjordania

Los beneficios que se obtengan con este festival servirán para la financiación de un proyecto socio-infantil en el Campo de Refugiados palestino de Aida Camp, que se desarrollará junto con el colectivo de circense ‘Pallasos en Rebeldía’.

Este campo de Aida se encuentra a escasos kilómetros del centro histórico de Belén, cercado de Jerusalén por el muro sraelí de Cisjordania, con un número de refugiados que en 2014 ascendía a 5.489.

Estos factores, junto con la presencia militar constante y la proximidad de los campamentos al punto de control principal entre Jerusalén y Belén, han hecho que el campamento sea vulnerable a una serie de preocupaciones de protección. Estos incluyen incursiones regulares de las Fuerzas de Seguridad de Israel (ISF), enfrentamientos que involucran a residentes del campo, muchos de los cuales son niños, y un número creciente de lesiones como resultado de la fuerza excesiva de la ISF.

Espacio Lajee Center

Después de los Acuerdos de Oslo (una serie de acuerdos firmados entre el Gobierno de Israel y la Organización para la Liberación de Palestina), la mayoría del campamento de Aida cayó bajo control palestino, mientras que parte de su periferia cayó bajo control israelí. Como resultado del Muro y su régimen asociado, los residentes ahora tienen acceso limitado a oportunidades de trabajo en Israel y Jerusalén Este.

El campo se enfrenta a graves problemas de hacinamiento. Los residentes del campamento también mencionan la falta de seguridad y acceso personal, y la infraestructura deficiente como uno de los desafíos más urgentes que enfrentan.

A esta situación se suman la falta de recursos médicos y los últimos ataques sufridos este mes de agosto, con tres jornadas de lanzamiento de cohetes desde Gaza, tres ataques contra israelíes en Cisjordania, y el lanzamiento de explosivos desde Gaza contra uniformados israelíes con varios intentos de infiltración de palestinos desde la franja.

Con este nuevo proyecto en Aida Camp tratarán de poner en marcha la rehabilitación de una zona del Lajee Center como escuela de circo, sirviendo también como espacio para otros usos de la población infantil, espacios de juego, guardería, etc.

El Lajee Center del campo palestino de Aida fue establecido en abril de 2000 por un grupo de 11 jóvenes del campamento que querían servir a la comunidad. Lajee es un centro cultural creativo de base comunitario que trabaja con las nuevas generaciones de palestinos, mientras continúan su lucha continua por la justicia y los derechos para Palestina y sus ciudadanos.

Niños jugando en la escuela con el muro de Apartheid israelí al fondo

El centro tiene como objetivo desarrollar una conciencia social basada en los derechos de los jóvenes refugiados. Estructura e implementa sus actividades de tal manera que elimina todas las formas de discriminación contra la clase social o el género.

Sus actividades se organizan con el objetivo de fomentar en los participantes una comprensión más amplia del mundo en el que viven, centrándose en cuestiones relacionadas específicamente con su propia sociedad, cultura e historia, así como el contexto global.

“La risa como elemento de liberación de los pueblos oprimidos”

La ‘Asociación Cultural y de Cooperación Internacional Pallasos en Rebeldía’ quiso sumarse a esta iniciativa del Rincón Cubano Granma para ayudar y colaborar en el campo palestino de Aida.

El colectivo artístico-solidario internacional apoya la lucha por la supervivencia de los pueblos originarios en un mundo globalizado. Acompaña al pueblo saharaui en su retorno a un Sáhara libre e independiente, y defiende el fin de la ocupación sionista en Palestina, con acciones como esta.

Constituido como una red internacional de grupos artísticos que promueven la solidaridad y la risa como motores de cambio social, este colectivo combate culturalmente al lado de las colectividades que hacen frente al “sistema global de terror” desde la magia del Circo, y que apuestan por una “humanidad más bella y más justa desde el universo del Clown”.

Fuente: El Faradio