2019 · 08 · 15

Israel permitirá que una aldea palestina tenga una escuela temporal después de 13 años de lucha

Para los seres civilizados, esto es absurdo. Nadie puede coartar el derecho de los niños a la educación. Sin embargo, en Palestina bajo ocupación militar, todo puede suceder. Las escuelas son destruidas, los hospitales bombardeados, los palestinos son asesinados por simple sospecha paranoica e infundada, la medicina sufre restricciones y bloqueos, la electricidad y el agua son restringidos... etc. Todo esto es denunciado a diario por todos los organismos humanitarios y legales del mundo

Niñas palestinos posan frente a su escuela. Los niños de la comunidad beduina corren el riesgo de perder su escuela si los tribunales israelíes deciden demolerla [Lys Arango / AAH]

Las autoridades israelíes finalmente permitirán que los ciudadanos beduinos palestinos en la aldea de Rahma tengan una escuela primaria “después de 13 años de lucha civil”, informó Haaretz.

La Autoridad de Tierras de Israel ha notificado a los residentes de Rahma, una aldea no reconocida en el sur del país, que la escuela de sus hijos se establecerá en las próximas semanas.

Sin embargo, la escuela estará “compuesta por casas móviles, porque el estado no aceptará construir nuevas estructuras en las aldeas no reconocidas”.

Decenas de aldeas no reconocidas se esparcen por el Néguev, como resultado de la negativa de las autoridades israelíes durante décadas a legalizar las antiguas comunidades no judías.

Leer: Israel assaults Bedouin lifeguard, screaming ‘I hate Arabs’

Según Haaretz, “la escuela primaria se establecerá en una zona de tiro cerca de la ciudad de Néguev, Yeruham, donde se llevan a cabo simulacros militares israelíes con frecuencia. Hace tres semanas, las Fuerzas de Defensa de Israel acordaron renunciar a una pequeña porción de la zona de tiro para que se pudiera construir la escuela”.

Las autoridades han declarado que la escuela abrirá sus puertas a principios del próximo año escolar.

El pueblo es el hogar de alrededor de 850 residentes, y hasta ahora, los niños del pueblo se han visto obligados a viajar a las escuelas en pueblos a 26 kilómetros de distancia. Rahma tiene una escuela infantil, como resultado de una batalla legal separada hace una década, después de que Israel demoliera la anterior escuela infantil.

“A pesar del próximo establecimiento de la escuela, el futuro de la aldea es incierto”, dijo Haaretz, ya que las autoridades israelíes “se han echado atrás recientemente en un plan para establecer una nueva comunidad para los residentes”. En cambio, se ha sugerido a los residentes “mudarse a otras comunidades”.

 

Fuente:  www.monitordeoriente.com