2019 · 08 · 14

Refugiados palestinos exigen modificación en decreto laboral libanés

Los refugiados palestinos exigen modificaciones en un reciente decreto emitido por el Ministerio libanés de Trabajo que acentúa sus ya precarias condiciones económicas.

La ministra del ramo, Camille Abousleiman, ordenó una ofensiva contra los trabajadores extranjeros indocumentados que involucra a palestinos, sirios y otros foráneos, comentan hoy varios medios locales.

Esa campaña causó protestas masivas dentro y fuera de los campamentos de refugiados y a una huelga general en varios asentamientos.

Se estima, apuntan observadores, que esas manifestaciones pueden ser una apertura a reformas al menos modestas de los derechos económicos y civiles de los palestinos en El Líbano.

Además del requisito de obtener un permiso de trabajo, a los palestinos se les prohíbe poseer propiedades que no se aplica a otros residentes extranjeros, y tampoco pueden ocupar puestos en profesiones calificadas.

Si bien una decisión ministerial de 2005 amplió el número de empleos permitidos para los palestinos, 39 profesiones permanecen fuera de su alcance.

La ministra libanesa subrayó que los palestinos no están obligados a pagar tarifas por permiso de trabajo y sostuvo que la decisión de terminar con los indocumentados, no estaba destinada a atacarlos.

El plan del Ministerio no apunta a los palestinos, pero es una cuestión de derecho, precisa un comunicado de la cartera, el cual agregó que la ley es pareja para todos.

Pese a algunas exenciones con los palestinos se levantan obstáculos, el principal, según Abdelnasser al-Ayyi, director de la oficina del Comité de diálogo palestino libanés, consiste en un requisito de obtención de contrato oficial de trabajo para acceder a un permiso.

Por lo general, en los empleos mal pagados que consiguen los palestinos, agregó, es raro encontrar que los ampare ese certificado o contrato, porque los jefes saben muy bien sus consecuencias legales, a saber, contribuciones a la seguridad social, salario mínimo y otros derechos laborales.

Los efectos de la campaña del Ministerio libanés acentuaron aún más las penurias de los refugiados que vieron una disminución de la ayuda internacional con los recortes de Estados Unidos a una agencia de la ONU y las suspensiones de financiamiento por Suiza y Países Bajos en medio de acusaciones de mala conducta y gestión.

Fuente: Agencia Prensa Latina