2019 · 04 · 09

Club Deportivo Palestino: La pujanza, el sello y la virtud

Tal ha sido este fenómeno, que para muchos ciudadanos de Gaza y Cisjordania, el club chileno ya es casi como su otra selección nacional.

Foto: Caricatura de Carlos Latuff

El relator Wladimiro Mimica en aquella memorable narración de la final de Copa Libertadores 1991, dijo que Colo-Colo era uno equipo que no le pertenecía a nadie en particular, sino a todos en general. Y vaya cuánta razón tiene el “Cantagoles”, porque hay instituciones que el hincha les tiene afecto y cariño más allá de sus propios colores: Magallanes, Santiago Morning, Wanderers, Audax Italiano, Unión Española, Cobreloa, Cobresal, Naval, Arturo Fernández Vial, Ferroviarios y Palestino entre otros.

Y fíjese que nada me liga a estos últimos, pero celebré su reciente clasificación a la zona de grupos de la Copa Libertadores. También abrazo su causa social, política y futbolística, porque esta institución cruza todas las fronteras que pueden marcar un triunfo o una derrota.

Tal ha sido este fenómeno, que para muchos ciudadanos de Gaza y Cisjordania, el club chileno ya es casi como su otra selección nacional. A través del tiempo, las autoridades  asiáticas han estrechado fuertes lazos con los de La Cisterna, reconociendo su identidad con el pueblo y su cultura. ¿Se acuerda que la participación en Copa Libertadores 2015 del equipo de colonia fue cubierta por el canal Al Jazeera?

En 2016, el plantel de Palestino junto a todo su staff técnico y dirigentes realizó una histórica visita a Palestina.  En la gira, se reunieron con Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Nacional Palestina. Además, sostuvieron una reunión con directivos de la Federación Palestina de Fútbol, además de personeros del Bank of Palestine, principal auspiciador del elenco de La Cisterna. En tierras árabes se jugaron tres partidos: uno contra el Al-Ahli de Emiratos Árabes Unidos, jugado en Hebrón, ciudad de Cisjordania, que terminó 3-0 a favor de los locales. Después el conjunto tricolor se trasladó a Ramala para jugar contra Hebrón All Stars, partido que terminó 1-1. También se realizó un histórico amistoso entre el equipo chileno y la Selección de fútbol de Palestina, disputado en el Estadio de Nablus, que terminó en un 3-0 a favor de la escuadra local.

El mandamás de la nación asiática celebró también la obtención de la última Copa Chile y no dudó en volver a invitarlos: “En esta oportunidad extendemos la invitación al equipo para que visite Palestina. Creemos profundamente que Palestino puede entregar un mensaje de esperanza a nuestra gente en la patria ocupada. Así como los jugadores conocerían el país que representan, también podrían compartir experiencias con nuestros jóvenes y, finalmente, jugar en Palestina”.

Más sabe el diablo por viejo que por diablo dice el dicho popular y vaya cuanta sapiencia tuvo Ivo Basay para controlar el asedió y no terminar en goleada de Talleres de Córdoba en el primer tiempo. Asimismo, sacó a los tricolores de la zona de descenso y los consagró en la Copa Chile.

El “Mago” Luis Jiménez y Cristóbal Jorquera, se convirtieron en los héroes de la noche precordillerana con esos dos tirazos que los llevarán a verse las caras con Internacional de Porto Alegre de Brasil, Alianza de Lima y el actual campeón River Plate de Argentina. Su mejor rendimiento en este campeonato fueron las semifinales en 1979.

Palestino clasificó como dice su himno con la pujanza, el sello y la virtud…

Sobre el autor: José Antonio Lizana, escritor de deportes. Autor independiente de los libros Ceacheí, Rayando la Cancha, Mojando la Camiseta, Pisando la Pelota y  Pelota en la(s) red(es) sociales. En 2009, el Círculo de Periodistas Deportivos de Chile lo distinguió con el premio "Aporte a la Literatura Deportiva". En 2014, Bibliometro también reconoció su aporte. En febrero, escribió un artículo sobre la clasificación de Palestino a la fase de grupos de la Copa Libertadores y me interesaría compartirlo con ustedes en su interesante página.  

Fuente: José Antoni Lizana, para Palestinalibre.org