2016 · 04 · 18 • Fuente: Agencia EFE

Corte militar entrega acta de acusación de homicidio a soldado israelí

La fiscalía militar israelí presentó hoy el acta de acusación por un delito de homicidio contra un soldado que fue grabado en vídeo cuando remató de un disparo en la cabeza a un palestino herido y ya reducido en la ciudad cisjordana de Hebrón.

Según reza la acusación, recogida por el diario Haaretz, el uniformado "violó las normas de apertura de fuego, y sin ninguna justificación operacional, mientras (el palestino Abed Al Fatah) Al Sharif estaba herido y tendido en el suelo... Y no suponía ninguna amenaza y peligro real para la parte demandada, los civiles o soldados en el área".

El soldado, cuya identidad fue dada a conocer hoy, también fue acusado de conducta impropia.

Se trata de Elor Azariá, de 20 años y natural de la ciudad mixta de Ramle, unos 20 kilómetros al sureste de Tel Aviv.

El pasado 24 de marzo estalló la polémica que aún sacude a Israel cuando se hizo viral un vídeo que muestra el momento en que el soldado disparaba a Al Sharif, escasos minutos después de que hubiera sido herido por otros compañeros por un ataque con arma blanca a uno de ellos.

En su defensa el militar alegó que reaccionó ante unos movimientos del palestino herido y que temió que estuviera a punto de hacer detonar un artefacto explosivo, versión que finalmente no ha servido para evadirle del cargo de homicidio.

De hecho, después del incidente varios medios locales se hicieron eco de las supuestas declaraciones de testigos militares presentes en el lugar de los hechos que afirmaron que dicho soldado dijo que el palestino "merecía morir".

La sociedad y clase política israelíes se han visto divididas desde el incidente, calificado por algunos de error grave y avalado por otros que premian la reacción del uniformado.

De acuerdo a Haaretz, es la primera vez en más de diez años que un soldado es acusado de homicidio por una muerte en el terreno durante el servicio militar.

Se basa en datos recogidos por la ONG israelí Yesh Din que documenta las investigaciones por mala praxis abiertas contra colonos o miembros del Ejército, y que apuntan a que la última vez que un soldado fue sentenciado por homicidio fue en 2003 por la muerte de un activista británico.

La familia del soldado tiene previsto pedir mañana en Tel Aviv la libertad del joven en una concentración en la que actuarán a su favor algunos conocidos cantantes israelíes.

Fuente: Agencia EFE