2014 · 07 · 11 • Fuente: Notimex

Cruz Roja llama a Israel y Palestina a proteger civiles y médicos

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) llamó a Israel y Palestina a proteger a los civiles y los trabajadores médicos atrapados en medio de la escalada del conflicto.

“El CICR deplora rotundamente las víctimas y el daño causado a la Media Luna Roja Palestina en Jabaliya, al norte de Gaza, el 9 de julio, cuando una docena de empleados y voluntarios resultaron heridos y tres ambulancias destruidas”.

“El impacto humano de este círculo vicioso de la violencia armada está empeorando rápidamente por hora”, afirmó en un comunicado el jefe de la delegación del CICR en Israel y los territorios ocupados, Jacques de Maio.

“Los civiles deben ser protegidos. En todos los casos, se deben garantizar las condiciones de seguridad que requieren el personal médico, las ambulancias y los hospitales para realizar su trabajo vital”, agregó.

“Estos principios no son negociables ni en Gaza ni en Israel”, dijo a su vez en la cuenta Twitter del CICR el presidente del organismo, Peter Maurer.

A medida que el número de víctimas sigue creciendo, con docenas de muertos y cientos de heridos, el CICR está trabajando día y noche en estrecha coordinación con la Media Luna Roja Palestina para garantizar una respuesta rápida a las necesidades médicas y de otro tipo.

El CICR anunció que ha adaptado su configuración operativa, su capacidad de acción y sus medidas de seguridad para tener la capacidad de satisfacer las necesidades humanitarias derivadas de la intensificación de las hostilidades.

El diálogo del CICR con las autoridades israelíes y palestinas también se ha intensificado, subrayó el organismo humanitario, con sede en Ginebra.

En el corazón de la ley humanitaria internacional -también conocida como la ley de la guerra- se encuentra la distinción que debe hacerse entre la población civil y los que participan directamente en las hostilidades.

“Una clara línea debe ser trazada entre objetivos militares y objetivos civiles”, recordó.

El CICR insistió en que las partes tienen la obligación de tomar todas las precauciones posibles para preservar a la población civil de los efectos de las hostilidades.

“La ley prohíbe todos los ataques contra civiles y bienes de carácter civil”, concluyó.

Fuente: Notimex