2019 · 05 · 16

BDS: El Atlético de Madrid debe cancelar su amistoso en Israel

Carta de BDS Madrid y la Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina (RESCOP) pidiendo a la directiva del Atlético de Madrid que cancele su amistoso con el equipo Beitar Trump Jerusalem, famoso por su hinchada ultrarracista. Hace años la campaña #AtletiJuegoLimpio ya intentó que el equipo cortara lazos con el régimen de apartheid israelí.

La hinchada del Beitar ondea el símbolo de la organización ultrarracista e ilegal Kahane Chai / Haaretz. Hagai Aharon. Jini

Carta de BDS Madrid y la Red Solidaria Contra la Ocupación de Palestina (RESCOP) pidiendo a la directiva del Atlético de Madrid que cancele su amistoso con el equipo Beitar Trump Jerusalem, famoso por su hinchada ultrarracista. Hace años la campaña #AtletiJuegoLimpio ya intentó que el equipo cortara lazos con el régimen de apartheid israelí.

Una oportunidad para ejercer la ética por encima del dinero

Se anuncia a golpe de chequera. El Atlético de Madrid, inducido por uno de sus accionistas, ha firmado un contrato para jugar contra un equipo israelí, el Beitar Trump Jerusalem, en Jerusalén, ciudad ocupada. El Beitar es un equipo conocido por su odio a los palestinos, incluyendo a los palestinos israelíes y sus cantos extremistas, como «muerte a los árabes», «Mahoma es un homosexual», etcétera.

La inclusión en la denominación del equipo Beitar del nombre de Trump fue tras la decisión del presidente estadounidense de considerar a Jerusalén capital de Israel. Las Naciones Unidas aprobaron en 1980 la resolución 476 que rechaza y condena la violación al derecho internacional israelí de hacer la conquista militar de Jerusalén, causa para denominarla capital de Israel. Esta misma resolución reclama que la comunidad internacional desoiga la pretensión isrelí y que las misiones diplomáticas se domicilien en Tel Aviv o sus suburbios.

El partido de fútbol del día 21 de mayo, pretende realizarse en la cercanía de Al Nakba, la destrucción de la Palestina histórica, el 15 de mayo, fecha de la declaración unilateral del Estado de Israel y la planificada expulsión de la población palestina de sus hogares, más de 750.000 refugiados, para lograr un Israel que ya desarrollaba la supremacía judía sobre los habitantes originarios palestinos. De hecho, el estadio Teddy Kollek fue construido sobre las ruinas del pueblo palestino Almalha.

La contratación del Atlético de Madrid responde a la propaganda israelí de querer normalizar la ocupación y es la continuación de otros hechos como el comienzo del Giro de Italia o el acuerdo gubernamental argentino – israelí para que la selección argentina de fútbol jugase en Jerusalén. O la convocatoria inicial de celebrar el Festival de Eurovisión en dicha ciudad ocupada.

Sí, existe una ocupación: Israel ocupa Palestina. Expande colonias, expulsa a los palestinos de sus hogares, encarcela a cerca de 6.000 hombres, mujeres y niños. Sí, niños. Los tortura. Y de vez, en cuando los mata.

Pero algunos dicen que el deporte tiene que separarse de la política. Pero el accionista y el la directiva del Atlético de Madrid saben que el contrato previsto es a cambio de su participación en una fiesta de los supremacistas israelíes, en esa fecha, en una Jerusalén ocupada, al calor de la vulneración de los Convenciones de Ginebra, siguiendo la celebración de la impunidad, como hace el presidente Trump.

Aunque, también, hay otra posibilidad. Como hicieron «los Messi». Como promueve la Federación Palestina de Fútbol de expulsar de la FIFA a Israel porque organiza ligas con equipos de las sionistas colonias ilegales según el derecho internacional. Como promueve Desmond Tutu, el arzobispo sudafricano que lucha contra el apartheid. No ir. Renunciar a ese contrato. Cumplir su propio código ético, cumplir la legalidad. No se puede alegar actuar a favor del Atlético de Madrid si se acepta la conquista militar, el supremacismo y el apartheid sionista.

BDS Madrid reclama a socias/os y a la directiva del Atlético de Madrid que ponga tarjeta roja al sionismo y no juegue en Israel

Fuente: BDS - Madrid