2019 · 04 · 18

IfNotNow bloquea la oficina de Birthright en Nueva York: 'Dejen de mentir a los jóvenes judíos'

El grupo de jovenes judío IfNotNow se manifestó a la puerta de la sede de Birthright en Nueva York, exigiendo que Birthright comience a decir a los judíos la verdad sobre la ocupación en los viajes de propaganda a Israel.

Rachel, una estudiante de la Universidad de Pennsylvania, relata las mentiras que le contaron en Birthright en la puerta de la sede, 5 de abril de 2019. Captura de pantalla.

El grupo de jovenes judío IfNotNow se manifestó a la puerta de la sede de Birthright en Nueva York esta mañana, exigiendo que Birthright comience a decir a los judíos la verdad sobre la ocupación en los viajes de propaganda a Israel. Los manifestantes bloquearon la entrada de la oficina antes de que la policía interrumpiera la protesta luego de 90 minutos, arrestando a 15 jóvenes que se negaban a irse.

Los organizadores dijeron que la acción atrajo a cientos de participantes de todo el país. Varios manifestantes dijeron (en transmisión en vivo en Facebook) que Birthright estaba ciego ante una crisis en la comunidad judía provocada por la negación de los derechos humanos a los palestinos bajo ocupación.

Pidieron a la organización que eligiera a la generación joven y la justicia social y diga la verdad sobre sus donantes. Entre los lemas de los manifestantes podía leerse: "Birthright, derecho por nacimiento, enfrenten". "Es tiempo de que Birthright elija, nosotros o a la ocupación". "Dejen de mentir a los jóvenes judíos".

Arresto fuera a la puerta de la sede de Birthright en Nueva York, el 5 de abril de 2019. Desde la cuenta de Twitter de IfNotNow.

La acción fue apoyada por testimonios desgarradores de los participantes. Estas son algunas de sus historias.

Una joven dijo que le dijeron en su viaje gratuito a Israel que el mismo no era político. Luego Birthright organizó una celebración en Jerusalén con el principal donante Sheldon Adelson en la que el "donante nacionalista blanco de Trump" dijo que Donald Trump sería genial para Israel. "Es absurdo" sostener que el viaje no es político. "Sabemos que no podemos dejar que Sheldon Adelson hable por nosotros".

Rachel, una estudiante de 19 años de la Universidad de Pennsylvania, dijo: "Las comunidades judías en las que crecí me enseñaron a amar a todos los humanos".

El verano pasado hizo el viaje de Birthright. Antes de su viaje, nunca se había preocupado de las acciones de Israel. "Pero experimenté una afrenta tan grande a mis valores que pensé que no hacer nada era moralmente injustificable".

La visita del grupo al memorial del Holocausto Yad Vashem fue un momento crítico. "Lloré todo el tiempo". Cuando Rachel salió dijo a otros estudiantes que se sintió inspirada para convertirse en abogada de derechos humanos. Le dijeron que tenía "la reacción equivocada". Mi reacción debería haber sido estar con Israel. Me quedé impactada. Esto iba en contra de todo lo que el judaísmo me había enseñado.

"Culpo a Birthright. Cultivó un ambiente en mi viaje que propiciaba el miedo y el nacionalismo”.

Otra joven describió estar en silencio en su viaje a Israel. En su mente tenía dos palabras, aunque nunca se dijeron en el viaje: palestinos y ocupación. "Esas son las palabras que limitan a la gente".

Tenía miedo de hacer preguntas porque no sabía sobre la situación. Al final hizo a su guía algunas preguntas generales.

"El guía turístico respondió con evasivas". Su explicación sobre los palestinos siempre recordaba: "Pero mire al resto del Medio Oriente". Y ella bajó y dijo: "Oh, sí".

Raquel lanzó un desafío:

Hoy ya no tengo miedo de hacer preguntas. No aceptaré más respuestas indirectas y complicadas. Derecho de nacimiento, ¿te enfrentarás a la ocupación?

Un joven llamado Yonah también contó su frustración con la gira.

"Quería hacer preguntas. Rápidamente me di cuenta de que mi guía era muy de derecha. Se dijo a sí mismo que era realista... En realidad era racista".

El grupo estaba en Silwan ocupado en Jerusalén Este cuando Yonah señaló a otros participantes y dijo que había "debate" sobre la tierra y que era un barrio palestino. "Me miró a los ojos y dijo: No hay debate, esto es parte de Israel".

Yonah siguió planteando preguntas. Después de una semana, el guía turístico finalmente lo abordó en el autobús. "Si sigues tirando de esta mierda, voy a tener que denunciarte".

"Estaba aterrorizado en ese momento", dijo Yonah. "Me quedé en silencio durante los siguientes días. Cuántos cientos de personas acepaban en silencio el Birthright... o ni siquiera hicieron preguntas... preocupadas por sentirse intimidadas si las hacían. Hay miles de ellas".

A Yonah le mostraron su identidad judía en bandeja de plata, dijo, pero Birthright nos dijo: La única forma de ser judío era tener un apoyo incondicional a Israel y las políticas del Estado de Israel. "Ahora digo que no a eso".

Una estudiante universitaria dijo que su padre siempre le explicaba que los árabes solo están tratando de matarnos. Ella entendió que "ser judío" significaba un apoyo incondicional a Israel. "Así que yo solo podía enterrar mi cabeza en la arena".

Ella fue presionada para participar en Birthright por amigos y familiares. "Es una oportunidad mágica para ver una tierra que era una utopía y que estaba destinada toda al pueblo judío".

Luego vio un video desde la perspectiva palestina. Aprendió que el nacimiento de Israel fue una catástrofe para otras personas. Preguntó a su padre sobre el video y él dijo que era antisemita y lleno de mentiras.

Esta joven no cambiará de opinión. Es la jefa de su capítulo de Hillel y planea ser rabina. Escúchala:

“Amo a mi familia y a mis instituciones judías. No voy a ninguna parte. Somos el futuro de la comunidad judía. Los palestinos merecen vivir con libertad y dignidad. Derecho de nacimiento, toma la decisión correcta. Merecemos saber la verdad. Porque ocultar la historia de lo que está sucediendo en Israel nos está alejando de nuestra verdadera humanidad".

Otro testigo que estuvo entre varias personas que iniciaron un viaje el verano pasado dijo que cuando su grupo vio el muro de separación, el guía turístico explicó: "Debido a todos los violentos palestinos, necesitamos el muro".

Me sentí enojado y desconectado. Era un relato fácil de contar para el guía. Son malos, nosotros somos buenos. Pero no fue toda la historia... Nunca escuchamos la palabra ocupación. Solo escuchamos sobre la violencia palestina.

Becca del Upper West Side de Nueva York habló de su creciente frustración con Birthright al enterarse de que un importante donante era Michael Steinhardt. Le preocupaba porque había escuchado muchas historias sobre su insistencia en que las mujeres judías debían tener hijos y las acusaciones sobre conductas inapropiadas con las mujeres.

La gota que colmó el vaso llegó cuando ella fue a la sede de Birthright con una carta donde les exigía que reconocieran que la ocupación era una crisis y que debían describirla a los participantes. Le dijeron que si pasaba esa carta,la arrestarían.

“La comunidad está tan amenazada por la verdad que nos arrestarían antes de que siquiera leyeran una carta. Todos juntos seremos una fuerza que finalmente tendrán que escuchar”.

Otro joven cuenta:

Recuerdo el momento exacto de la razón por la que sentí que tenía que marcharme... Estaba en el autobús, veníamos desde el norte a Jerusalén y pasamos por una barrera de separación. Estaba esperando que mi guía dijera algo. Podía ver la colonia más allá de la pared. Nadie en el autobús tiene idea de que estamos justo al lado de la Cisjordania ocupada en este momento. Eso es lo que hace Birthright... esconde la ocupación.

El joven se levantó y dijo: "¿No es eso Cisjordania, no es una colonia israelí?"

Su respuesta fue básicamente para decirme que Cisjordania no es diferente a Haifa o Tel Aviv. Simplemente sabía que eso era una mentira. Los otros 40 participantes que no tuvieron el privilegio de ir a la escuela diurna judía no tenían idea de que [esto no era cierto] los derechos que tienen las personas y si pueden votar... su acceso al agua y la libertad de movimiento... Eso sería lo mismo que decir que la ciudad de Nueva York es exactamente lo mismo que el sur segregado en la era de Jim Crow.

Cuando llegó a casa descubrió que uno de sus amigos ya no le hablaría. “Porque teníamos ideas diferentes sobre lo que era verdad. Pensé que la ocupación era una crisis moral y él no".

El joven lanzó el desafío a Birthright:

“Hemos dado a Birthright muchas oportunidades para encarar la ocupación. Esta es su última oportunidad de enfrentar la crisis... porque esto es lo que necesita el futuro judío".

Gracias a Dave Reed y James North.

Fuente Original: ‘Stop lying to young Jews’ — IfNotNow blocks Birthright office in NYC

Fuente: Philip Weiss, Mondoweiss / Rebelión (Traducido del inglés por J. M.)