2019 · 04 · 12

Activistas de extrema derecha presionan al sospechoso del caso Dawabsheh, a no firmar un acuerdo con la fiscalía israelí

Activistas de derecha presionan al adolescente sospechoso de involucrarse en el asesinato de la familia Dawabsheh en el año 2015 para que no firme un acuerdo de culpabilidad ofrecido por la Oficina del Fiscal del Estado de Israel.

Ahmed Dawabsheh, hermano de Ali Saeed Dawabsheh que murió en un ataque incendiario de los colonos

La semana pasada, se supo que la Fiscalía del Estado de Israel estaba en conversaciones con el adolescente, que no puede ser nombrado porque era menor de edad en el momento en que se cometió el delito, para ofrecerle un acuerdo a cambio de la confesión de su participación en el caso.

El adolescente fue acusado formalmente en el año 2016 por cargos de conspiración para cometer un crimen por motivos raciales, seis cargos de incendio y vandalismo por motivos raciales, pero estos podrían reducirse si acepta firmar el acuerdo.

En particular, el adolescente no ha sido acusado de intento de asesinato o asesinato, a pesar del hecho de que tres miembros de la familia Dawabsheh: el padre Saad, la madre Riham y su hijo Ali de 18 meses de edad murieron como resultado del ataque incendiario a su casa en el pueblo cisjordano de Duma. El único sobreviviente del ataque, Ahmed, que tenía cinco años, quedó huérfano.

Funeral de Riham Dawabsheh

Sin embargo, ayer surgió que activistas de derecha están presionando al adolescente para que no firme el acuerdo de culpabilidad. El periodista israelí Carmel Dangor, que informa para Kan 11 News de Israel, ayer tuiteó: "En los últimos días, activistas de extrema derecha han estado presionando al menor para que no firme el acuerdo de culpabilidad. La familia del principal acusado, Amiram Ben-Uliel, también se objeta el acuerdo. Al comienzo de la semana, el rabino Eliyahu entró en escena y se le pidió que cerrara la brecha entre los lados”.

El tweet de Dangor menciona a Shmuel Eliyahu, el rabino de Safed en el norte de Israel, quien, según informes, fue llevado a mediar entre la Fiscalía Estatal, el adolescente y los activistas de derecha. Eliyahu es una figura controvertida, les comentó a los colonos sospechosos de haber asesinado a la madre palestina Aisha Al-Rabi en octubre que no deberían temer a la cárcel porque "aquí es donde comienza el camino hacia el poder político".

Según un artículo de Haaretz de enero, Eliyahu hizo una presentación en la que explicó que había hablado con los adolescentes sospechosos en la yeshiva (escuela religiosa) Pri Haaretz en el asentamiento ilegal de Rehelim en Cisjordania Ocupada, justo al lado de la Ruta 60 al sur de Nablus. "Le dije a estos chicos, ¿cuál es el problema? ¿De qué te están acusando? Tiraste una piedra. ¿Sabe cuántas piedras se arrojan en [la Ribera Occidental] sobre las cuales el ejército [israelí] no hace nada? ”

Uno de los adolescentes sospechosos en el caso de Al-Rabi fue acusado de homicidio más tarde ese mes, así como el lanzamiento de piedras con agravantes y el sabotaje intencional de un vehículo "en el contexto de un acto terrorista". El adolescente podría enfrentar "un tiempo considerable en la cárcel" con una sentencia máxima de 20 años, pero evitó los cargos de asesinato que podrían haberle visto enfrentar la cadena perpetua.

Los vínculos entre los dos casos, y de hecho los asentamientos ilegales en su corazón, están muy arraigados. El abogado del asesino de Al-Rabi, Adi Keidar, pertenece al grupo de asistencia legal de Honenu, que brinda asistencia legal a los sospechosos de terrorismo israelíes y actualmente  representa a  Amiram Ben-Uliel, el otro colono acusado de matar a la familia Dawabsheh.

El caso contra Ben-Uliel ha estado en curso durante varios años, con varios testimonios arrojados en  medio de acusaciones de que la agencia de seguridad nacional de Israel, Shin Bet, torturó a Ben-Uliel y su cómplice menor de edad para obtener una confesión.

La semana pasada, Honenu realizó una encuesta sobre las opiniones de los israelíes sionistas y religiosos sobre el caso y descubrió que el 72,2% pensaba que la versión del incidente de Shin Bet "no refleja la verdad objetiva". Solo el 27.8% pensó que la evaluación de Shin Bet sobre el asunto es "objetivamente precisa". Cuando se les preguntó si creían que Ben-Uliel era culpable, solo el 1.5% dijo que "definitivamente" cometió el ataque devastador.

Fuente Original: Teen suspect in Dawabsheh case offered plea deal, right-wing activists urge not to sign

Fuente: Middle East Monitor / Traducción: Palestinalibre.org

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original y a la traducción de Palestinalibre.org