2019 · 04 · 08

Benjamin Netanyahu, el halcón que desea anexar Cisjordania a Israel

Conocido por su estilo "áspero", soldado de élite y de línea dura contra los palestinos, Benjamín Netanyahu, de 70 años, buscará este martes reelegirse como primer ministro de Israel con una coalición de centroderecha y la promesa de anexión del territorio palestino de Cisjordania.

Conocido por su estilo "áspero", soldado de élite y de línea dura contra los palestinos, Benjamín Netanyahu, de 70 años, buscará este martes reelegirse como primer ministro de Israel con una coalición de centroderecha y la promesa de anexión del territorio palestino de Cisjordania.

Catapultado a la fama pública por su recia oposición a los acuerdos de paz entre su país y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en 1993 y el repliegue israelí de Cisjordania y la Franja de Gaza, "Bibi", como también se le conoce, se estableció en 1963 con su familia en Filadelfia, Estados Unidos.

Hijo del historiador Benzion Netanyahu, "Bibi" se alistó en 1967 en el Ejército israelí y se convirtió en soldado de la unidad de operaciones especiales Sayeret Matkal, en la cual participó en el rescate de un avión secuestrado en el aeropuerto de Tel Aviv en 1972.

Estudió en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, aunque también se dio tiempo para luchar en la Guerra de Yom Kippur en Israel en 1973. Tras la muerte de su hermano Jonathan, durante otra operación de rescate en Entebbe en 1976, fundó el Instituto Jonathan, que patrocinó conferencias sobre terrorismo.

Según la Enciclopedia Británica, Netanyahu ocupó varios cargos de embajador, fue elegido para el Knesset (parlamento israelí) como miembro del partido derechista Likud en 1988, y de 1988 a 1991, se desempeñó como viceministro de Asuntos Exteriores.

Tras ser viceministro en el gabinete de coalición del primer ministro Yitzhak Shamir (1991–1992), en 1993 ganó la elección como sucesor de Shamir al frente del Likud, y se opuso a los acuerdos de paz entre Israel y la OLP, y a la retirada israelí de Cisjordania y la Franja de Gaza.

Tras un gobierno del Partido Laborista marcado por el asesinato de Yizthak Rabin, en 1996 derrotó por mínimo margen al primer ministro Shimon Peres y se hizo cargo de un gobierno marcado por disturbios, conflictos con Siria y una revuelta palestina provocada por su decisión de abrir un antiguo túnel cerca de la mezquita de Al-Aqsa.

Aunque en 1997 acordó con los palestinos retirar las tropas de la mayor parte de la ciudad cisjordana de Hebrón, la presión interna lo llevó a incrementar la construcción de colonias judías en tierras palestinas, lo que redujo el área que entregaría a los árabes.

Tras una escalada de violencia, en 1998 Netanyahu firmó con el líder palestino el Memorándum de Wye, que garantizaba entregar 40 por ciento de Cisjordania al control palestino, lo que produjo una ruptura en la coalición derechista de Netanyahu y la convocatoria a elecciones anticipadas en 1999.

Al mismo tiempo, Netanyahu se vio envuelto en escándalos de corrupción, lo que influyó en que fuera derrotado por Ehud Barak, del Partido Laborista, y que demorara diez años para que el Likud recuperara su presencia parlamentaria, pero en 2013 volvió al puesto de primer ministro.

En este nuevo gobierno, en julio de 2014, Netanyahu ordenó una operación militar a gran escala durante 50 días en la Franja de Gaza en respuesta al lanzamiento de cohetes contra Israel, una acción condenada a nivel internacional por el alto número de víctimas civiles palestinas.

Para fines de 2014, desacuerdos dentro de la coalición gobernante sobre cuestiones presupuestarias y un proyecto de ley controvertido que habría definido a Israel como un Estado judío llevaron a convocar elecciones anticipadas para marzo de 2015.

Netanyahu protagonizó también una polémica con el entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por desacuerdos sobre las negociaciones con los palestinos y la búsqueda de un acuerdo con Irán para cesar su programa nuclear.

Netanyahu criticó a Obama ante el mismo Congreso estadunidense de permitir a Irán la opción de desarrollar armas nucleares, lo que afectó las relaciones bilaterales.

El cuarto mandato de Netanyahu tuvo lugar a la sombra de cuatro investigaciones sobre sobornos y corrupción en 2018, en tres de los cuales la policía israelí consideró que estaban probadas, aunque los aliados políticos de Netanyahu lo respaldaron.

Una serie de desacuerdos políticos a fines de 2018, sin embargo, llevó a Netanyahu a perder el apoyo de su coalición, en especial tras acordar una tregua con el Movimiento de Resistencia Islámica Hamás, en el poder en la Franja de Gaza.

A pesar de que Netanyahu asumió el cargo de ministro de Defensa y rechazó los pedidos de elecciones anticipadas, la actual crisis de seguridad llevó a que en diciembre de 2018 fueran convocadas elecciones anticipadas, que serán realizadas el próximo martes 9 de abril.

En ellas, la larga y polémica carrera de Netanyahu pondrá a prueba otra vez el apoyo a su política de línea dura, reforzada por el presidente estadunidense Donald Trump con gestos como el reconocimiento de Jerusalén como capital israelí, su soberanía en los Altos del Golán y ahora su promesa de anexarse Cisjordania.

Fuente: Notimex