2019 · 03 · 19

Hungría inaugura una sede comercial con estatus diplomático en Jerusalén

Hungría inauguró hoy una sede comercial con estatus diplomático en Jerusalén, lo que ha sido interpretado por las autoridades de Israel como "otro paso importante" en el reconocimiento de la Ciudad Santa como su capital, algo que no reconoce la mayor parte de la comunidad internacional.

"Este es un momento emocionante para nosotros, la primera delegación europea que se abrirá en Jerusalén en décadas, y tres diplomáticos húngaros serán nombrados en esta oficina con fines comerciales", valoró el jefe del Gobierno israelí, Benjamín Netanyahu.

Netanyahu participó en la inauguración oficial, presidida por el titular de Exteriores y de Comercio Exterior de Hungría, Péter Szijjártó, quién defendió una posición "justa y equilibrada" de la comunidad internacional hacia Israel.

Szijjártó aseguró que su país no implementará la decisión de la Comisión Europea sobre el etiquetado de productos que proceden de colonias israelíes en territorio palestino (que obliga a identificar correctamente su origen), ni apoyará la lista de compañías de asentamientos que elabora el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, anunció en febrero la apertura de esta representación, que supone para su país tener presencia oficial en Jerusalén y operar como una rama de la embajada de Hungría en Israel.

Hungría es el segundo país europeo en respaldar con la controvertida decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que, tras reconocer Jerusalén como capital israelí, trasladó su embajada desde Tel Aviv, rompiendo décadas de consenso internacional.

En mayo de 2018, la República Checa decidió abrir un consulado honorario en la Ciudad Santa, después de que el presidente checo, Milos Zeman, se mostrara favorable a trasladar también la embajada de su país de Tel Aviv a Jerusalén.

Ello a pesar de que la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, dejara claro que los países comunitarios niban a seguir los pasos de EEUU.

La República Checa, Hungría y Rumanía bloquearon un declaración de consenso entre los 28 países de la UE, por lo que la posición europea tuvo que ser finalmente emitida por Mogherini.

El estatus de Jerusalén es una cuestión delicada, ya que la parte este palestina está ocupada y anexionada por Israel en contra de la ley internacional, y la comunidad internacional decidió que los retirarán sus embajadas hasta que se logre una solución negociada del conflicto.

Mientras que Israel considera toda la ciudad su capital, los palestinos reclaman la capitalidad de la parte este.

Hasta el momento, Estados Unidos y Guatemala han trasladado sus embajadas a Jerusalén y Paraguay lo hizo, pero volvió a establecerla en Tel Aviv meses más tarde.

Fuente: Agencia EFE