2019 · 03 · 19

Publirreportaje en eldiario.es promociona el turismo en Israel

Carta de denuncia de la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina (RESCOP) a eldiario.es por publicar un artículo patrocinado que promociona el turismo en Israel, sin una sola mención a la población palestina y al régimen de apartheid, colonización y apartheid que sufren las zonas promocionadas.

Publirreportaje sobre Israel en eldiario.es patrocinado por Logitravel.

En relación al artículo patrocinado y publicado el 12/03/2019 en la sección de Grandes Viajes De Tel Aviv a Eilat: recorrido por las zonas más sorprendentes de Israel, desde el grupo de BDS Madrid (Campaña de Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel) y la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina (RESCOP), queremos hacer constar lo siguiente:

Nos extraña profundamente que un medio como eldiario.es, cuya editorial se caracteriza por la realización de un periodismo crítico e independiente con valores sociales, publique un artículo de promoción del turismo en Israel sin una sola mención a la población palestina que habita en esos territorios y sobre cuyo patrimonio histórico, cultural y natural se han construido las mencionadas “bellezas de Israel”.

El artículo hace un recorrido por las zonas más “sorprendentes y cosmopolitas” de Israel, las cuales no son sino los “Territorios del 48”, esto es, la Palestina Histórica donde aún hoy habitan 160.000 palestinos y palestinas (el 21% de la población del Estado de Israel) que han resistido en sus hogares y en sus ciudades a pesar de los más de 70 años de políticas de expulsión, segregación y apartheid, que comenzaron con la expulsión de más de 750.000 palestinos en el año 1948 tras la proclamación del Estado de Israel, y que hoy continúan con la transferencia forzosa de población.

Es el caso de la población beduina que habita en el Desierto del Naqab/Néguev y el Valle del Jordán, miles de personas que se enfrentan a un plan de reubicación forzosa, que bien puede calificarse de “limpieza étnica” de acuerdo a la legislación internacional; caso del que por cierto este mismo diario se ha hecho eco en más de una ocasión. Más de 1000 familias beduinas están hoy amenazadas de desplazamiento en esa región del país, entre otras cosas, por la construcción de una carretera que convertirá al Néguev en un destino “avanzado”, accesible y turístico.

La mencionada Yafo, nombre dado por Israel a la antigua ciudad de Jaffa, no es un barrio más de la moderna Tel Aviv, sino uno de los principales puertos y ciudades de Bizancio, la cual aparece ya mencionada incluso en escritos de 1470 a.C. del antiguo Egipto. En 1948, año de la Nakba, Jaffa era la mayor ciudad árabe del Mandato Británico de Palestina y contaba con una población de 101.580 habitantes, de los cuales más de la mitad eran musulmanes. Con la proclamación del Estado de Israel, la ciudad sufrió una limpieza étnica sin precedentes, expulsando a más de 50.000 personas que fueron embarcadas forzosamente hacia la actual Gaza o Líbano. Hoy, Jaffa se ve sometida a un proceso de gentrificación y absorción del patrimonio palestino, que es usurpado y falsamente presentado como patrimonio de Israel.

Además, en su publirreportaje mencionan a Ahava, una empresa de cosméticos sionista que esquilma recursos naturales de los Territorios Palestinos Ocupados del 67, en concreto en el asentamiento israelí ilegal de Mitzpe Shalem; cosméticos que luego son exportados y vendidos en nuestro país sin mención alguna a su producción en territorios ocupados, contraviniendo la legislación internacional.

Obviar, como hace este artículo, la presencia de siglos de población palestina en estos Territorios y presentar a Israel como cuna de la modernidad y destino turístico, es contribuir al lavado de imagen del Estado de Israel frente a las graves violaciones de los Derechos Humanos de la población autóctona sobre las cuales se ha construido. Hacerlo en estos momentos, en que se prepara en Tel Aviv la celebración de Eurovisión y del Orgullo Gay, nos parece además un acto de propaganda de la ciudad, frente a las campañas de defensa de los Derechos Humanos que en estos días denuncian el uso de la cultura como estrategia de lavado de imagen de los crímenes contra la población palestina.

Por ello, desde el grupo BDS Madrid y la RESCOP solicitamos a eldiario.es una rectificación de este artículo y una información más completa y contrastada, asumiendo la responsabilidad que como medio de comunicación crítico le corresponde. Asimismo, nos hacemos eco del llamado de la sociedad palestina a la campaña internacional de Boicot, Desinversiones y Sanciones a Israel, por tratarse de una herramienta no violenta y antirracista para la defensa de los Derechos Humanos del pueblo palestino, que tiene como objetivo el fin de la ocupación y el desmantelamiento del Muro, el fin de las políticas de apartheid y el retorno de la población refugiada palestina, amparado por el Derecho Internacional y la resolución 194 de la Asamblea General de Naciones Unidas.

En el marco de esta campaña, invitamos a eldiario.es y a otros medios y personas del mundo del arte, la cultura y el periodismo, a sumarse a la campaña de boicot a la celebración de Eurovisión y del Orgullo en Tel Aviv.

Finalmente, invitamos a todas las personas que deseen visitar la región a conocer la realidad de la ocupación que denunciamos, a través de un turismo responsable y ético, de acuerdo a las directrices marcadas por la propia sociedad palestina: no viajar a la región con compañías del sector turístico que se benefician de la ocupación de los Territorios Palestinos (Booking.com, Airnbn, Expedia, TripAdvisor); no visitar los enclaves ilegalmente controlados por las autoridades israelíes de acuerdo al derecho internacional; y no acudir a eventos promovidos por el Estado de Israel que son utilizados para ofrecer una cara “amable” de la ocupación.

Fuente: BDS - Madrid