2019 · 02 · 06

Colonos israelíes vandalizan una mezquita palestina en Cisjordania

Colonos israelíes pintaron este lunes, una mezquita con grafitis racistas en hebreo en la aldea ocupada de Deir Dibwan, en Cisjordania, cerca de Ramallah.

El 4 de febrero de 2019. graffiti de odio pintado en la entrada de una mezquita en un pueblo palestino en Cisjordania. Oficina de Portavoz del pueblo de Deir Dibwan

Los colonos también vertieron material inflamable en el estante para los zapatos instalados en la entrada de la mezquita.

Entre las consignas contra los palestinos estaban: "Aquí incitan a asesinar a judíos" y "La nación judía vive", así como el símbolo de la Estrella de David.

Este tipo de vandalismo a menudo se denomina "Etiqueta de Precio", un término que los colonos y extremistas israelíes usan para describir a veces ataques letales contra los no judíos y sus propiedades, especialmente los palestinos.

Yousef Idis, el ministro de asuntos religiosos de la Autoridad Palestina, condenó el ataque de los colonos.

"Ya no hay lugares de culto seguros a la luz de las fuerzas israelíes y los ataques y crímenes de los colonos contra el pueblo palestino", comentó Idis, según la agencia de noticias palestina WAFA.

La policía israelí abrió una investigación sobre el presunto delito de odio, según el diario israelí Haaretz.

Pero los datos del grupo israelí de derechos humanos Yesh Din muestran que solo el tres por ciento de las investigaciones de la policía israelí de crímenes "ideológicamente motivados" contra palestinos por parte de civiles israelíes resultan en una condena.

Cada vez más, según la investigación de Yesh Din, los palestinos ni siquiera se molestan en denunciar los delitos contra ellos a la policía israelí, dada la impunidad efectiva de los perpetradores israelíes.

Incursiones

El martes, el ministro de agricultura israelí, Uri Ariel, incursionó en el complejo de la mezquita al-Aqsa en la ocupada Jerusalén oriental, acompañado por colonos.

Ariel es un destacado defensor de la destrucción de los existentes lugares sagrados musulmanes, incluida la mezquita al-Aqsa y la Cúpula de la Roca, y su reemplazo por un templo judío.

Los colonos asaltan regularmente el complejo de al-Aqsa escoltado por soldados de ocupación fuertemente armados para intimidar a los palestinos y afirmar el control israelí sobre el sitio.

Este tweet muestra una incursión de los colonos el domingo:

Anteriormente, a los legisladores israelíes no se les permitía visitar la mezquita de al-Aqsa debido a un acuerdo entre Jordania, el custodio de los lugares sagrados en Jerusalén, e Israel. La mezquita de Al-Aqsa es uno de los lugares más sagrados del Islam.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunció en julio que los legisladores podían visitar el complejo de la mezquita al-Aqsa, que los judíos llaman el Monte del Templo y los musulmanes llaman al-Haram al-Sharif, una vez cada tres meses.

Después de la ocupación militar israelí de Jerusalén oriental en 1967, los principales rabinos de Israel prohibieron la oración judía en el Monte del Templo por razones teológicas.

Pero estos dictámenes religiosos son desafiados por extremistas de derecha dispuestos a conquistar el sitio de una vez por todas.

Las incursiones cada vez más agresivas se alinean con los planes para borrar la identidad musulmana y cristiana de Jerusalén y reinventar la historia de Jerusalén de acuerdo con una narrativa sionista, que expulsa a los palestinos de la ciudad.

El objetivo final del llamado movimiento del Templo, que es financiado por el gobierno israelí, es construir un templo judío donde ahora se encuentran los santuarios musulmanes.

Los colonos israelíes también rodearon el domingo la mezquita al-Disi en la Ciudad Vieja de Jerusalén y exigieron su cierre:

La mezquita fue renovada recientemente y está lista para reabrirse para su uso después de años de estar desocupada.

Los colonos israelíes en el área generalmente están en contra de la apertura de la mezquita debido a su proximidad con el barrio judío, calificándolo de "provocación", informó Ynet de Israel.

Un rabino local envió una carta a la policía israelí exigiendo una intervención.

En respuesta, el gobierno de la municipalidad israelí ocupó el este de Jerusalén y declaró que demolió una habitación que había sido construida en el techo de la mezquita.

Coches destrozados

En otras partes, los colonos han intensificado las hostilidades contra los palestinos en las últimas semanas, como destrozar autos, asaltar lugares sagrados, dañar olivos y atacar a residentes palestinos.

A finales del mes pasado, en la aldea ocupada de al-Mughayyir, en Cisjordania, Hamdi Talib Saadeh Naasan, de 38 años de edad, recibió un disparo mortal cuando colonos y soldados dispararon sus armas.

La semana pasada, los colonos destrozaron autos pertenecientes a palestinos en el pueblo de Luban al-Sharqiya, en la Ribera Occidental, al sur de Nablus.

Los colonos israelíes rompieron las ventanas de tres autos en el pueblo de Turmus Aya cerca de Ramallah a fines del mes pasado.

El video del ataque muestra a tres personas enmascaradas golpeando los autos con lo que parecen bastones de acero y luego huyen del área.

Acerca del autor: Tamara Nassar es editora asistente de The Electronic Intifada.

Fuente Original: Israeli settlers vandalize West Bank mosque

Fuente: Tamara Nassar, The Electronic Intifada / Traducción: Palestinalibre.org

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org