2019 · 01 · 08

Netanyahu niega las acusaciones de corrupción y pide un careo con los testigos

El primer ministro israelí trata de defender su inocencia en un mensaje dirigido a la nación a pocos meses de las elecciones generales en abril, donde opta a la reelección

El primer ministro israelí, Beniamín Netanyahu, se dirige a la nación para defender su inocencia (Thomas Coex / AFP)

El primer ministro israelí, Beniamín Netanyahu, aseguró este lunes que la Policía le denegó un careo con los testigos del Estado de los casos de corrupción por los que está siendo investigado.

Desde su residencia oficial, Netanyahu dijo que durante las investigaciones de los casos que comenzaron en 2017, pidió hasta en dos ocasiones a los agentes que le permitieran encontrarse cara a cara con los testigos del Estado, entre los que se cuentan tres de sus ayudantes principales.

“Esta noche quiero revelarles algo que no conocían que demuestra hasta qué punto la investigación contra mi es tendenciosa. Revelo que durante las investigaciones exigí un careo con los testigos del Estado. Quería mirarles a los ojos y sacarles la verdad”, declaró el jefe del Ejecutivo durante la rueda de prensa televisada a la que no fueron invitados los medios.

“¿Por qué se me negó? Algo tan necesario para la investigación de la verdad. ¿De qué tienen miedo?, ¿qué tienen que ocultar? yo no tengo miedo. No tengo nada que ocultar”, insistió el mandatario en su inocencia, como ha venido haciendo hasta ahora, e incidió en su petición.

“Esta noche vuelvo a pedir un careo con los testigos del Estado, por mi que el careo sea retransmitido en vivo, que el público lo vea todo, lo escuche todo, que sepa toda la verdad. Estoy seguro de mi inocencia. Es más, pido un careo con todos los testigos que no dicen lo que y digo, que es la verdad”, zanjó.

El líder israelí, que se presentará a la reelección el 9 de abril, dijo que está “4000 por ciento seguro” de que es inocente de las acusaciones en su contra, jugando con el nombre de una de las investigaciones en su contra, conocida como Caso 4000.

Netanyahu había anunciado hoy en su perfil de Twitter que daría “un mensaje político especial”, creando gran expectación en los medios y redes sociales, donde se sucedieron las críticas por una declaración que llegó a ser calificada de “anticlimax” por la periodista del diario Haaretz, Noa Landau.

Antes del anuncio, analistas y expertos coincidieron en que podría tratarse de “nueva información” sobre los tres casos que investiga la fiscalía después de que la Policía recomendara acusarle por corrupción, como dijo un exasesor para medios de Netanyahu, Aviv Bushinksy.

“Quizá trate de convencer a la gente que hubo una mala praxis o la investigación no fue apropiada”, adelantó Bushinksy y señaló que Netanyahu intenta “contener” una “potencial decisión de la fiscalía”. “Él trabaja a dos niveles: intenta convencer a la masa”, explicó el experto, “y por otro lado, trata de convencer a quienes toman las decisiones, como Mandelblit”.

Este fin de semana Netanyahu arremetió contra los rumores que apuntan a que el fiscal general, Avijai Mandelblit, y el fiscal del Estado, Shai Nitzan, estarían trabajando para cerrar en las próximas semanas las investigaciones.

Según los medios, el fiscal podría convocar una audiencia con Netanyahu tras la que decidiría si presentan o no cargos contra él, tan solo dos meses antes de que se celebren las elecciones generales, adelantadas de noviembre al 9 de abril después del colapso de la coalición de gobierno.

En diciembre, Nitzán dijo que están completando un sumario de 800 páginas en el que Netanyahu sería acusado en los llamados casos 2000 y 4000, que analizan posibles pactos o intercambio de favores a cambio de coberturas favorables en importantes grupos de comunicación.

El equipo del fiscal todavía no habría decidido la opinión legal sobre el caso 1000 que investiga la recepción de regalos de lujo, por valor de 282.000 dólares a cambio de favores. Durante la instrucción, la Policía también recomendó acusar a Netanyahu por delitos de soborno, fraude y abuso de confianza en los casos 1000 y 2000, y junto a su esposa en el caso 4000.

Fuente: Agencia EFE