2018 · 12 · 07

Trágica situación humanitaria en Gaza

En Gaza reina una frágil tregua, casi un mes después de la peor ofensiva israelí desde el 2014. Proveer de más electricidad en Gaza "supondría menos violencia" procedente del enclave palestino, según señala un informe de la ONU.

Y es que la tensión tiene que ver con la difícil situación humanitaria en la que casi dos millones de personas sobreviven bajo un férreo bloqueo israelí.

"Las condiciones económicas aquí son realmente difíciles, deplora este joven palestino que prefiere no revelar su identidad. No tenemos nada. Jóvenes de entre 29 y 30 años no tienen ni un shekel. Y a eso se deben las protestas junto a la frontera. La pobreza es el motor de la protesta. Quieren libertad, quieren el fin del bloqueo y quieren trabajar. Tener una vida normal, como en cualquier otro país, árabe o no", deplora este joven palestino.

El bloqueo impuesto por Israel a principios de los años noventa, se intensificó desde que en 2007.

Son once años de restricciones y medidas punitivas de la Autoridad Palestina contra el partido que gobierna el enclave, Hamás.

Sistemáticamente se retrasan los pagos a funcionarios públicos, incluídos los salarios de los médicos.

En Al Shifa, principal centro hospitalario de Gaza, a penas tienen el 30% de los medicamentos necesarios para tratar el cáncer. No hay antibióticos específicos, ni medicamentos para pacientes diabéticos.

El sistema de salud se está desmoronando y el gran número de heridos durante las protestas masivas en la frontera añade más dificultades.

"El 14 de mayo ingresó un gran número de heridos. Los israelíes dispararon a los manifestantes y recibimos cerca de 300 personas. Había pacientes por todas partes, incluso tirados por el suelo", explica Habis el Wahidi, médico de urgencias.

Ante tal situación, la Oficina Europea de Ayuda Humanitaria ha aumentado su ayuda a la asistencia médica urgente y los tratamientos a largo plazo, proporcionando además servicios esenciales como agua, alimentos, refugios y servicios de saneamiento.

Desde 2017 el nivel de pobreza ha aumentado en Gaza drásticamente. Más de la mitad de la población gazatí vive en condiciones de pobreza.

El porcentaje se eleva al 77% entre los refugiados. Son más de un millón los que viven en 8 campamentos, como éste. El 53% de la población no tienen trabajo y el índice de desempleo alcanza el 70% entre los jóvenes.

"La población de Gaza está atrapada entre el bloqueo impuesto por Israel y Egipto y las divisiones entre facciones palestinas. El 80% de los gazatíes dependen de la ayuda humanitaria."

Fuente: Monica Pinna, desde Gaza, para Euronews.