2018 · 11 · 29 • Fuente: Middle East Monitor en Español

La universidad estadounidense, Pitzer College, respalda las mociones pro-BDS

De acuerdo con un comunicado de prensa emitido por la PACBI (Campaña Palestina por el Boicot Académico y Cultural a Israel), la Facultad del Colegio Pitzer, de California, ha votado ayer abrumadoramente “a favor de la aprobación de dos mociones para apoyar el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) por los derechos del pueblo palestino”.

La campaña para el Boicot, las Desinversiones y las Sanciones a Israel presiona a Israel para que ponga fin a las violaciones de los derechos humanos y civiles del pueblo palestino [Twitter]

En la primera moción, informa PACBI, la Facultad rechazó una decisión adoptada el año pasado por el presidente de la universidad y algunos delegados estudiantiles por la que se anulaba una resolución del senado estudiantil de abril de 2017 en apoyo de BDS. La resolución en cuestión había establecido ” impedir que los fondos destinados a actividades estudiantiles se utilicen para pagar bienes o servicios procedentes de compañías cómplices de la ocupación militar ilegal de los territorios palestinos por parte de Israel”.

En la segunda moción, la facultad instaba a Pitzer a suspender su programa de intercambio académico con la Universidad de Haifa hasta que Israel deje de restringir la entrada en el país basada en criterios de “ascendencia” o “discurso político” y “adopte políticas que garanticen la concesión de visados para realizar intercambios a las universidades palestinas en relación de igualdad a las universidades israelíes”.

Según Daniel Segal, profesor de antropología y de historia de la Universidad Jean M. Pitzer, el ataque de la administración a la resolución estudiantil supone “la primera vez en la historia del Pitzer College en que se han realizado esfuerzos para anular la independencia del estudiantado a la hora de decidir cómo utilizar sus propios fondos”.

Segal añade que este comportamiento “es antidemocrático y carente de principios éticos”, y que “la Junta de la Universidad Pitzer está intentando hacer de la cuestión palestina una excepción a la libertad de expresión”.

Mientras, la profesora Samia Botmeh, decana de la Universidad Palestina de Birzeit, situada en la Cisjordania palestina ocupada y activista destacada de PACBI, ha valorado que “el profesorado y el estudiantado del Pitzer College se mantienen en pie por los derechos del pueblo palestino en un momento crítico”. Y agrega: “Los ataques de Israel contra el sistema de educación palestina no son algo nuevo pero en los últimos dos años han aumentado”.

“Tengo colegas con pasaportes extranjeros, incluidos profesores universitarios que han ejercido en mi universidad durante años, a los que se les ha negado la obtención de visados ​​o la renovación de los mismos. Israel está intentando obligar a los académicos que enseñan en la Palestina ocupada a abandonar sus vidas y sus estudiantes “.

Según la profesora Botmeh “muchas de estas personas tienen orígenes palestinos y todos enfrentan la amenaza de ser expulsados de Estados Unidos ​​debido a su origen étnico o a su compromiso con la educación del pueblo palestino”.

“La represión por parte de Israel de la libertad académica palestina y los obstáculos puestos en el desarrollo del sistema educativo palestino no son sino una parte fundamental de su concepto del establecimiento de un gobierno militar sobre nuestras vidas, así como de su esfuerzo de controlar todos los aspectos de las mismas”, agrega Botmeh.

“Por todo ello, es alentador ver a los académicos de todo el mundo mostrarse a la altura de estas circunstancias y colaborar en garantizar que ni ellos ni sus instituciones van a ser cómplices del daño infligido a la educación y a los derechos de la población palestina. Es una muestra de responsabilidad profesional y ética”.

Fuente: Middle East Monitor en Español