2018 · 11 · 20 • Fuente: Asa Winstanley Elecronic Intifada / Rebelión (Traducido del inglés para Rebelión por J.

La primera universidad del Reino Unido que se aleja del apartheid israelí es Leeds

Leeds se ha convertido en la primera universidad del Reino Unido en deshacerse de empresas involucradas en el comercio de armas israelí, después de una campaña de boicot, desinversión y sanciones por activistas de solidaridad con Palestina.

El Grupo de Solidaridad con Palestina de la Universidad de Leeds, que organizó la campaña de desinversión. (Facebook)

Un portavoz reveló el viernes al periódico estudiantil de Leeds The Gryphon que la universidad ha "retirado nuestras participaciones en Airbus, United Technologies y Keyence Corporation".

Los valores en cartera significaban más de 1,2 millones de dólares. Las tres corporaciones comercian con equipos militares con Israel.

La medida se produjo como respuesta a los activistas del campus que habían pedido a la universidad que se deshiciera de cuatro empresas en una carta abierta a fines de octubre. La cuarta firma es el banco HSBC.

Los casi 1,7 millones de dólares que posee la universidad en HSBC siguen por ahora allí, a pesar de la inversión de 1.000 millones de dólares del banco en compañías que arman a Israel. La universidad le dijo a The Gryphon que sus participaciones en HSBC "no implicaban inversiones directas en compañías de armamento", pero dijo que estaba "en diálogo para captar las inversiones en esta área".

“Éxito masivo”

En un comunicado el Grupo de Solidaridad con Palestina de Leeds dio la bienvenida a la noticia. "Este es un éxito masivo", dijo la copresidenta del grupo, Evie Russell-Cohen. "Esperamos que solo sea el comienzo de un cambio radical en las universidades del Reino Unido".

Dijo que estaba "claro que el llamado palestino al boicot, desinversión y sanciones se está escuchando en el Reino Unido".

El director de medios del grupo, Yousef Abdel Fattah, dijo: "Esperamos que todas las universidades del Reino Unido se hagan eco de nuestro llamado y procedan a desinvertir como lo hicieron con el apartheid de Sudáfrica en la década de 1980". Y continuó, "los estudiantes palestinos en los campus, como yo, tenemos que vivir sabiendo que nuestras tasas de matrícula se invierten en compañías que fabrican las mismas armas que se usan en la violencia contra nuestros seres queridos".

La carta abierta, firmada por 23 miembros del personal, 19 sociedades estudiantiles y cientos de estudiantes, criticó a la administración de la universidad por el uso de las tasas de matrícula "para invertir en actividades comerciales que permiten las violaciones de los derechos humanos palestinos por parte de Israel". Mencionó el asesinato de 2.251 palestinos durante el asalto de Israel contra Gaza en 2014, incluidos 526 niños.

Aún trabajo por hacer

La carta pedía a la universidad que se deshiciera de las cuatro compañías y que la universidad "adoptara una política de selección más sólida" para sus inversiones. Exigió a la administración "imponer amplios boicots e implementar iniciativas de desinversión contra el Estado de Israel similares a las aplicadas a Sudáfrica en la era del apartheid".

Aunque la Unión Nacional de Estudiantes del Reino Unido ha tenido durante años una política pro-BDS , la Campaña de Solidaridad con Palestina dijo a The Electronic Intifada que Leeds fue la primera universidad en vender realmente las firmas involucradas en la ocupación israelí.

El año pasado la Universidad de Tecnología de Tshwane en Sudáfrica anunció que se uniría al boicot académico de las instituciones israelíes cómplices, diciendo que apoyaba el llamado a "boicotear a Israel e instituciones israelíes mientras Israel continúe violando los derechos humanos básicos del pueblo palestino".

En 2009, el Hampshire College en Amherst, Massachusetts, se convirtió en el primero en Estados Unidos en deshacerse de empresas involucradas en la ocupación israelí .

Como es común cuando las grandes empresas se desprenden de las participaciones vinculadas a Israel, la Universidad de Leeds intentó minimizar el papel del movimiento BDS y dijo a The Gryphon, el periódico estudiantil, que su desinversión de las tres firmas armamentísticas era parte del "clima de activismo estratégico".

Actualización, 9 de noviembre

El día después de la publicación de este artículo, la universidad de Leeds emitió una nueva declaración que arrojó dudas sobre los "informes inexactos en la prensa" y reiteró su línea sobre el "clima de estrategia activa" que dicen haber adoptado.

La universidad dijo que "acordó adoptar un clima de estrategia activa el 31 de mayo de 2018 y la universidad ha estado implementando esto durante los últimos cuatro meses", y se desprendió de las tres compañías el 15 de octubre.

Pero el Grupo de Solidaridad con Palestina de la Universidad de Leeds respondió hoy en un comunicado que, en realidad, ninguna de las tres empresas de las que se desprendió la universidad forma parte de la Campaña Libre de Fósiles.

Y la universidad sigue invirtiendo en combustibles fósiles, incluidas las tenencias "de más de £3.5 millones [$ 4.5 millones] en Shell y BP. La contradicción entre su declaración y sus acciones es clara".

En la declaración del Grupo de Solidaridad con Palestina de Leeds, el Leeds University Union’s People y el Planet Society de la Universidad de Leeds respaldó esto, diciendo que están "en plena solidaridad" con el grupo de solidaridad con Palestina.

"El hecho de que la universidad esté utilizando nuestra campaña para borrar los esfuerzos del Leeds PSG, mientras sigue invirtiendo millones en compañías de combustibles fósiles, es hipócrita y ofensiva", se lee en el comunicado.

"Nos negamos a ser cómplices en esto", declararon. "Los temas de la justicia climática y la descolonización están inextricablemente vinculados".

El Grupo de Solidaridad con Palestina de la Universidad de Leeds declara que su campaña "ha estado activa durante más de un año, mucho antes de que la universidad cediera" y mucho antes de la carta abierta mencionada anteriormente. "Ha incluido debates, eventos de oradores y una protesta de cien personas el 15 de mayo de 2018".

La nueva declaración de la universidad de Leeds también incluía un segmento cuidadosamente redactado que afirmaba que la universidad “no tiene una política de boicot, desinversión y sanciones (BDS) en relación con Israel”: esto es revelador, porque nadie había afirmado que lo hubiera hecho.

Lo que se informó, con precisión, fue que la universidad reconoció las demandas de BDS, mientras se distanció públicamente del movimiento.

Como se citó anteriormente, tal distanciamiento es común después de una victoria BDS. Como la activista del Partido Laborista y organizadora sindical Shelly Asquith señaló en una frase en Twitter las universidades y otras instituciones poderosas rara vez admiten haber sido influenciadas por el poder del pueblo.

En un ejemplo ilustrativo de 2016, la filial israelí de la firma francesa de telecomunicaciones Orange se cerró después de una poderosa campaña del BDS liderada por activistas egipcios y franceses.

En ese momento, la empresa afirmó que esto era por razones puramente comerciales, pero nadie realmente lo compró. La influencia de la campaña de BDS fue clara y, en un momento dado, el director ejecutivo de Orange tuvo que viajar a Jerusalén para verse con el furioso primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. El desenlace es conocido: en Israel, la franquicia de Orange llegó a su fin.

De la misma manera, en Leeds se mantiene el balance final: tres de las cuatro compañías objetivo de activistas ahora han sido desinvertidas.

Fuente: The first UK university to divest from Israeli apartheid is Leeds

Fuente: Asa Winstanley Elecronic Intifada / Rebelión (Traducido del inglés para Rebelión por J.