2018 · 11 · 16 • Fuente: Middle East Monitor en Español

Dos estudiantes judíos en Sudáfrica manifiestan su apoyo a Palestina

En apoyo al pueblo palestino, dos estudiantes judíos de una escuela sionista de Sudáfrica se arrodillan mientras suena el himno de Israel

Herzlia Middle School es una escuela judía en Ciudad del Cabo

Dos estudiantes judíos de una escuela sionista en Sudáfrica se han visto sometidos a medidas disciplinarias tras arrodillarse mientras sonaba el himno israelí para escenificar su apoyo al pueblo palestino.

Los estudiantes, que cursan el noveno grado en la Escuela Secundaria United Herzlia de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, se arrodillaron en señal de apoyo al pueblo palestino y como forma de protesta contra las continuadas violaciones al derecho internacional por parte de Israel.

Su decisión de “arrodillarse” replica la misma forma de protesta que utilizó la estrella del fútbol estadounidense Colin Kaepernick cuando se arrodilló en 2016 mientras sonaba el himno de los Estados Unidos antes de un partido. Kaepernick lo hizo para protestar contra la brutalidad policial sufrida por la población negra de Estados Unidos y fue duramente criticado al ser considerado por los sectores más conservadores un comportamiento “antipatriótico”.

El director de educación de la escuela, Geoff Cohen, ha explicado en una carta enviada a los padres: “La inadecuada acción de estos niños de arrodillarse supone un desprecio flagrante y deliberado hacia el espíritu de la escuela”.

Cohen ha informado al Jerusalem Post que los dos jóvenes se arrodillaron como forma de protestar por el trato que Israel ha dado al pueblo palestino, pero aseguró al diario que a pesar de ello eran “en esencia, sionistas”.

Al serle planteada la posibilidad de que los estudiantes hubieran sido castigados por expresar su opinión política, Cohen afirmó que tenían “derecho a la libertad de opinión” y que la escuela “fomenta el debate y siempre alienta a los niños a hacerse preguntas y preguntar”.

“Somos una escuela orgullosamente sionista”, ha dicho, pero luego ha insistido en que “el foro que eligieron para protestar fue en nuestra opinión inadecuado para nosotros y para muchas personas que también estaban allí”. Y ha concluido diciendo que los chicos habían enfrentado “consecuencias” con un valor “altamente educativo y no punitivo”, sin proporcionar más detalles sobre cuáles habían sido esas consecuencias en particular.

Fuente: Middle East Monitor en Español