2018 · 11 · 07 • Fuente: Rebecca Stead, Middle East Monitor / Traducción: Palestinalibre.org

'Me sentí culpable por haber recibido tanta atención por los disparos israelíes, esta es la realidad cotidiana de los palestinos'

Kristin Foss recibió dos disparos de las fuerzas israelíes en la ocupada Cisjordania. Como le comenta a MEMO, para los palestinos esto es la vida cotidiana.

Kristin Foss, después de recibir un disparo en el pie con una bala cubierta de goma, el 24 de agosto de 2018, en el Kfar Qaddum ocupado [Mondoweiss]

Mientras participaba en una manifestación pública en Kafr Qaddum, al oeste de Nablus, en la ocupada Cisjordania, Kristin recibió un disparo de soldados israelíes. Había estado apoyada contra la pared y jugando con su teléfono, sin representar una amenaza para nadie y haciendo todo lo posible por mantenerse alejada de la línea del frente.

Esta no era la primera vez que le han disparado. Apenas una semana antes, asistiendo a la misma demostración, le habían disparado en el abdomen con una bala de acero recubierta de goma. Kristin captó todo el evento con la cámara, desde su interacción con los soldados israelíes estacionados al final de la calle, esperando que los manifestantes se acercaran, hasta el momento en que recibió un golpe en el estómago.

Las fuerzas israelíes intervienen en una protesta contra la construcción del Muro de Apartheid y el asentamiento israelí en la aldea de Kafr Qaddum en Nablus, Cisjordania, el 28 de julio de 2018 [Nedal Eshtayah / Agencia Anadolu]

Le pregunté a Kristin si creía que le habían disparado a propósito: "Puedes ver en el video que no hay nadie a nuestro alrededor; sé que me dispararon a propósito", responde ella. "Hablé con otros trabajadores extranjeros allí [en Kafr Qaddum] que estiman que los soldados israelíes probablemente lo hicieron para enviarnos un mensaje, que no les importa si somos extranjeros o no, y que realmente nos consideran tan inferiores como los palestinos porque estamos allí para ayudarlos".

El video fue recogido rápidamente por los medios internacionales y noruegos, pero para Kristin, fue difícil tratar con esta atención. "Me sentí culpable por haber recibido tanta atención por los disparos, mientras que los palestinos que viven allí son baleados y asesinados, y literalmente no se informe nada en los medios al respecto ", señala.

Kristin explica que Kafr Qaddum es simplemente "un pueblo tranquilo, del mismo tamaño que mi pueblo en Noruega lleno de gente normal, sin embargo, todos los viernes reciben disparos y gas lacrimógeno. Cada vez que iba allí nos reuníamos afuera de la pequeña tienda debajo de un árbol y saludábamos a los amigos, conversábamos un poco y luego venían los soldados". Ella agrega:

“No creo que alguna vez experimente una demostración donde puedan caminar más de 10 metros antes de que Israel comience a dispararles. A veces ni siquiera puedes hablar con la gente porque los soldados ya están allí”.

Kristin fue una de las nueve personas que recibieron disparos ese día, pero nadie recuerda sus nombres. Esta protesta selectiva es un lugar común cuando se trata de la cobertura de Palestina, como señaló en agosto Nariman Tamimi, la madre de Ahed Tamimi, quien fue arrestada y encarcelada por enfrentarse a un soldado israelí que entró ilegalmente en las tierras de su familia. Nariman llamó a los medios de comunicación internacionales como racistas por su solidaridad con Ahed, y dijo: "Francamente, es probable que la apariencia de Ahed sea la que impulsó esta solidaridad mundial, pero, hay miles de historias a las que los medios deben prestar atención y destacar todos los crímenes de la ocupación".

La activista noruega, Kristin Foss, recibió disparos dos veces en una semana por soldados israelíes en las protestas en Cisjordania [Mondoweiss]

"La ocupación debe ser vista como un crimen de guerra y las medidas legales deben tomarse a tal efecto", agregó.

Fue exactamente este tipo de sesgo de los medios lo que llevó a Kristin a involucrarse con el activismo palestino. Ella me dice que aunque "sabía algo sobre la causa palestina que estaba creciendo" y que "era un poco activista palestina en la escuela secundaria", no fue hasta el brutal ataque de Israel en la Franja de Gaza en 2014 que se involucró mucho más.

"Vivía en Noruega y miraba las noticias nacionales, pero al mismo tiempo leía publicaciones independientes en Internet, y me di cuenta de que la realidad estaba muy lejos de lo que publicaban los medios noruegos. Los medios noruegos se enfocaron continuamente en la narrativa israelí de la autodefensa, así que comencé a contactarlos para preguntar por qué. Creo que ingenuamente pensé que estaban cometiendo un error, pero luego me di cuenta de que era muy a propósito".

En los dos meses transcurridos desde que le dispararon, Kristin ha trabajado para convertir la atención de los medios de comunicación en torno a su experiencia en una oportunidad para crear conciencia sobre la situación en la ocupada Cisjordania. A fines de octubre se reunió con el Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega para exigirle que respete su presunto compromiso de proteger a los "defensores de los derechos humanos", como los palestinos que protestan todas las semanas en Kafr Qaddum contra las restricciones israelíes a su libertad de movimiento.

En 2017, Noruega presentó una resolución a la Asamblea General de la ONU que dice que "todos los derechos humanos y libertades fundamentales se aplican a todas las personas por igual". También reconoció "el papel sustancial que pueden desempeñar los defensores de los derechos humanos en el apoyo a los esfuerzos para fortalecer la prevención de conflictos, la paz y el desarrollo sostenible". Sin embargo, a pesar de haberse jactado de este compromiso internacional y haber contribuido con millones de dólares a proyectos en todo el mundo, sobre violaciones israelíes contra palestinos y, de hecho, sus propios ciudadanos, Noruega ha mantenido un sospechoso silencio.

¿Hay un pueblo elegido? - Dibujos animados [Carlos Latuff / Twitter]

"No recibí mucho apoyo de ellos y no hubo ninguna disculpa", explica Kristin. “Primero afirmaron que no recibieron mi correo electrónico inicial, que envié a tres direcciones de correo electrónico diferentes en el departamento. Dijeron que habían leído sobre mi intento de contactarlos en la prensa noruega, así que les pregunté por qué no me habían contactado al respecto, no parecían tener una respuesta".

Kristin quería que su gobierno exigiera respuestas de Israel sobre por qué dispara a los manifestantes, ya sean internacionales o palestinos, sin embargo, parece que Noruega se ha vuelto impotente. "Indicaron que le habían pedido a Israel una explicación, pero no la han recibido, y parece que eso es todo lo que pueden hacer, no la obtuvieron y por lo general no la reciben, y eso es todo. Parece que están contentos con eso", se lamenta.

Kristin no tenía muchas esperanzas de que Noruega tomara medidas contra Israel, pero la reunión fue decepcionante, no obstante. Una reunión similar organizada por el equipo de Ship to Gaza, que organizó la Flotilla de la Libertad de este verano para romper el asedio israelí de la Franja de Gaza, fue tratada de la misma manera por Noruega. La flotilla fue interceptada por la Armada israelí en aguas internacionales en julio y fue remolcada al puerto israelí de Ashdod. Varios de los tripulantes fueron sometidos a la violencia por parte de los soldados israelíes y detenidos en condiciones severas, sin embargo, como Kristin me dice: "El gobierno noruego les dijo a los miembros de Flotilla que no deberían haber estado allí en primer lugar y al final acordaron solo verificar con Israel lo que había sucedido con los suministros médicos que llevaban consigo". Como yo, no estaban muy contentos con su reunión".

Como Noruega, al igual que muchos países europeos, no está dispuesta a presionar a Israel para que ponga fin a su política de disparar a los manifestantes a voluntad y usar la violencia contra activistas internacionales, Kristin está abordando el asunto con Israel. Con la ayuda de la ONG israelí Yesh Din, Kristin está presentando un caso judicial contra el ejército israelí para luchar por la condena penal de quienes la dispararon. "Los palestinos y los activistas israelíes están demasiado asustados como para dar testimonio de testigos", explica, y agrega: "Tienen miedo de hablar en contra de las fuerzas israelíes en público, lo que entiendo completamente. Hasta ahora logré que dos testigos israelíes dieran testimonio y quizás también una mujer islandesa". Aún queda por ver si esto será suficiente para forzar una condena.

"El gobierno israelí felizmente saldrá y defenderá a sus soldados en los medios de comunicación, pero lo único que el gobierno noruego ha dicho es que nos advirtieron sobre ir allí, por lo que nos están culpando", reflexiona Kristin. “Todos en los territorios palestinos ocupados que han recibido disparos son defensores de los derechos humanos, pero ¿qué están haciendo Noruega y la comunidad internacional al respecto? Nada". Kristin espera que sus esfuerzos sean un pequeño aporte contra este silencio.

Ver:

- Activista noruega disparada dos veces en una semana por soldados israelíes en las protestas de Cisjordania

- Video: Fuerzas israelíes disparan a una activista noruega pro palestina dos veces en una semana

Fuente: ‘I felt guilty I received so much attention for being shot – this is Palestinians’ daily reality’

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org.

Fuente: Rebecca Stead, Middle East Monitor / Traducción: Palestinalibre.org