2018 · 10 · 04 • Fuente: Arjuna, Contrainformacion.es

Presidente tunecino manifiesta a Ahed Tamimi su apoyo a la creación de un Estado palestino soberano con Jerusalén como su capital

Tamimi es considerada "un grave peligro" por la ultraderecha israelí, que ha pedido para ella, en repetidas ocasiones, la cadena perpetua.

El presidente tunecino Beji Caïd Essebi dijo el martes a la activista Ahed Tamimi que su Gobierno apoya “la lucha palestina por la creación de un Estado soberano con Jerusalén como su capital”.

Ahed Tamimi viajó el 2 de octubre a Túnez  tras concluir una visita a España donde el ex delantero del Real Madrid Emilio Butragueño le regaló una camiseta del club blanco con la inscripción de AHED, lo que supuso un fuerte bofetón al régimen sionista de Benjamin Netanyahu.

Tanto Ahed como Nariman (su madre) y Bassem (su padre) fueron recibidos por el jefe de Estado tunecino en el palacio presidencial de Cartago. En Túnez se conmemora estos días el 33 aniversario del bombardeo israelí (acaecido el 25 de septiembre de 1985) de la sede, en el país norte africano, de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), lo que dejó decenas de muertos palestinos y tunecinos.

Ahed, de 17 años, explicó a su anfitrión Beji Caïd Essebi que dedicará el resto de su vida a la defensa de su pueblo, no sólo de los presos sino también de los refugiados (unos seis millones de palestinos) y que por eso- reiteró- será abogada “para luchar por los derechos de los palestinos en los foros internacionales”.

La adolescente, convertida en icono de la resistencia palestina, ha realizado una gira por varios países europeos, entre ellos Grecia, Francia y España, donde gracias a ella “la causa palestina se ha colado en las casas de muchas familias”, según dijo el parlamentario español por Compromís Enric Bataller.

La nueva Juana de Arco palestina es considerada “un grave peligro” por la ultraderecha israelí, que ha pedido para ella, en repetidas ocasiones, la cadena perpetua.

Ahed fue liberada en julio tras pasar ocho meses en una prisión militar. Se delito fue abofetear a un soldado israelí poco después de enterarse de que un primo suyo de 14 años, Mohamed, había sido disparado a bocajarro en la cara con una bala de goma. El impacto del proyectil dejó al muchacho en estado de coma. Tras despertar fue intervenido quirúrgicamente y actualmente presenta una grave deformación facial y craneal.

“La chica que vale más que mil hombres”, como se refirió a ella en su día la prensa internacional, tiene previsto continuar su gira por varios “países amigos” para recabar apoyos contra el apartheid y la segregación y recordar al mundo que Israel ocupa ya el 78% del territorio palestino.

Fuente: Arjuna, Contrainformacion.es