2018 · 10 · 03 • Fuente: Leire Romera Catalán, UNRWA / El Diario - España

Gaza continúa sangrando: La historia de Alaa

Alaa nos recibe en su casa. Fue uno de los participantes en la primera marcha del 30 de marzo. “Quería que todo el mundo supiese que Gaza está sufriendo”, nos cuenta. El viernes pasado, siete personas de Palestina, dos de ellas niños, murieron a manos del ejército israelí.

Aala sentado en su cama. Tuvo que someterse a una amputación después de que una bala alcanzase su pierna el pasado 30 de marzo en las protestas de Gaza UNRWA / Gaza

Más de seis meses después de que miles de personas de Palestina se manifestaran por primera vez en las proximidades de la valla fronteriza que separa la franja de Gaza de Israel, dando comienzo a 'La Gran Marcha del Retorno', los viernes sangrientos se siguen sucediendo.

El viernes pasado, siete personas de Palestina, dos de ellas niños, murieron a manos del ejército israelí. Esta es la cifra más alta de muertes palestinas en un solo día desde el 14 de mayo de 2018, cuando fueron asesinados 42 palestinos. Ese mismo viernes, en UNRWA recibimos una terrible noticia: Uno de los niños que murieron, Mohammed Naef Al Hom, era alumno nuestro. Estaba en noveno grado en la escuela UNRWA de Al Buraij.

Desde que las protestas comenzaron el 30 de marzo, 194 personas han perdido la vida. 28 eran niños. 2  eran periodistas cubriendo con sus chalecos de prensa las protestas. 3 voluntarios médicos.

Marcas para toda una vida

Alaa nos recibe en su casa. Fue uno de los participantes en la primera marcha del 30 de marzo. “ Quería que todo el mundo supiese que Gaza está sufriendo”, nos cuenta. “ Nunca me imaginé que despertaría a los tres días sin pierna”. Junto a su familia de 13 miembros, Alaa vive en una casa de tres habitaciones situada en el campamento de refugiados y refugiadas. Su familia tuvo que abandonar Jaffa después de la Nakba en 1948.

Aala tras ser alcanzado por munición real durante las protestas en Gaza del pasado 30 de marzo UNRWA / Gaza

El uso desproporcionado de la fuerza por parte de las autoridades israelíes durante las protestas agrava los datos de muertes con cifras dramáticas de personas heridas. Desde el 30 de marzo hasta la actualidad, 20.833 personas han resultado heridas en las manifestaciones de Gaza, 5.048 por arma de fuego.

Muchos de los heridos sufrieron lesiones en las piernas. Este fue el caso de Alaa, que se unió junto a unos amigos a la marcha y, cuando estaba a punto de marcharse en su bici, una bala israelí alcanzó su pierna. Cuando días más tarde se despertó en el hospital, comprobó que su pierna había sido amputada. Su sueño de ser atleta profesional se desintegró en un instante y, con él, las esperanzas en un futuro mejor.

Del total de 10.762 personas que han requerido hospitalización en las protestas, el 47% han sufrido lesiones por arma de fuego. 6.702 personas fueron hospitalizadas con lesiones en extremidades, 1.200 de los casos han requerido reconstrucción de la extremidad y 77 personas han sufrido amputaciones.   

Una espera de más de 10 años

La intensificación de las manifestaciones en la franja de Gaza en las últimas semanas refleja la creciente frustración por el empeoramiento de las condiciones de la vida cotidiana y la continua privación de los derechos humanos básicos, junto con la falta de un proceso político.

Desde 2007, Israel mantiene un bloqueo por tierra, mar y aire sobre la población de Palestina residente en Gaza, entre ellos 1,3 millones de refugiados y refugiadas de Palestina. Las consecuencias de este bloqueo son muchas y se manifiestan a todos los niveles de la vida de los y las gazatíes. Desde el pequeño comerciante que ha tenido que cerrar su negocio al no poder continuar con su rutina empresarial, hasta la familia que no ha podido acceder al tratamiento adecuado para curar la enfermedad de su hija recién nacida. Las historias se multiplican y se vuelven más trágicas conforme el bloqueo se alarga y endurece. 

UNRWA es la Agencia de Naciones Unidas para la población refugiada de Palestina en Oriente Medio. Desde hace 68 años trabajamos para proporcionar asistencia, protección y defensa a más de 5 millones de refugiados y refugiadas de Palestina, que representan más de la quinta parte de los refugiados del mundo y que actualmente viven en campamentos de refugiados en Jordania, Líbano, Siria y el territorio Palestino ocupado (la franja de Gaza y Cisjordania), a la espera de una solución pacífica y duradera a su difícil situación.

Fuente: Leire Romera Catalán, UNRWA / El Diario - España