2018 · 10 · 02 • Fuente: Agencia Europa Press

Amnistía Internacional vuelve a recalcar que la demolición de Khan al-Ahmar supondría 'un crimen de guerra'

La organización no gubernamental Amnistía Internacional ha afirmado que la demolición de la comunidad beduina de Khan al-Ahmar supondría "un crimen de guerra", al tiempo que ha recalcado que "este acto no sólo es cruel y discriminatorio, sino también ilegal".

"Tras cerca de una década intentando luchar contra la injusticia de esta demolición, los residentes de Khan al-Ahmar  se acercan al día devastador en el que verán la casa de generaciones derribada ante sus ojos", ha lamentado el subdirector de la ONG para Oriente Próximo y Norte de África, Saleh Higazi.

"El traslado forzoso de la comunidad de Khan al-Ahmar  equivale a un crimen de guerra. Israel debe poner fin a su política de destruir viviendas y sustentos de palestinos para dejar paso a los asentamientos", ha resaltado.

La ONG ha recordado que la destrucción de propiedades y el traslado forzoso de población que vive bajo ocupación viola las Convenciones de Ginebra, antes de afirmar que desde 1967 Israel "ha expulsado de forma forzosa y desplazado a comunidades enteras y demolido más de 50.000 viviendas y estructuras palestinas".

El Tribunal Supremo de Israel dio el 5 de septiembre 'luz verde' a la demolición de Khan al-Ahmar  después de rechazar la demanda presentada por los residentes contra estos procedimientos.

El lunes llegó a su fin el plazo límite para la suspensión de la demolición, por lo que las autoridades israelíes pueden llevarla a cabo en cualquier momento.

Las fuerzas israelíes se desplazaron a Khan al-Ahmar  a primera hora del 4 de julio junto con excavadoras, en medio de la resistencia de residentes y activistas palestinos e internacionales. En total, once personas fueron detenidas y decenas resultaron heridas, según la Media Luna Roja.

El tribunal ordenó el 5 de julio la suspensión de los trabajos de demolición tras las protestas por parte de varios países europeos y después de que un abogado presentara una demanda en este sentido, tras lo que se han sucedido varias vistas antes del fallo definitivo.

La localidad, en la que residen cerca de 180 personas, se encuentra ubicada entre los asentamientos de Maale Adumim, cerca de Jerusalén, y Kfar Adumim.

El caso de Khan al-Ahmar 

El Supremo israelí aprobó a finales de mayo su demolición, incluida la escuela levantada en el lugar con adobe y neumáticos para evitar la prohibición de edificación por parte de las autoridades de Israel.

El juez Noam Sohlberg argumentó que las estructuras habían sido construidas sin permiso de las autoridades israelíes y que por tanto no había motivos para que el tribunal interviniera contra la decisión del Ministerio de Defensa de proceder a derruirlas.

El ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, afirmó en agosto que las autoridades se estaban preparando para trasladar a los residentes de Khan al-Ahmar y Sussia a otros lugares en el marco de un plan para expandir los asentamientos en la zona.

La comunidad está integrada por miembros de la comunidad beduina Jahalin, desplazada previamente de sus residencias en el desierto del Néguev, en el sur del país.

El caso de Khan al-Ahmar  y Sussia se ha convertido en una de las caras de la lucha de los beduinos contra la expulsión de palestinos del Área C de Cisjordania, bajo control administrativo y militar de Israel.

Khan al-Ahmar  es además conocido por su escuela, construida con adobe y neumáticos gracias a una organización no gubernamental italiana para evitar la prohibición de edificación impuesta por las autoridades israelíes.

Ver:

Termina el plazo dado por Israel para evacuación de aldea beduina en Cisjordania

La demolición del pueblo palestino de Khan al-Ahmar es un cruel golpe y un crimen de guerra

Fuente: Agencia Europa Press